eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El portal románico del Monasterio de Ripoll recupera su esplendor

- PUBLICIDAD -
El portal románico del Monasterio de Ripoll recupera su esplendor

El portal románico del Monasterio de Ripoll recupera su esplendor

El portal del Monasterio de Ripoll, una pieza única del arte románico catalán del siglo XII, ha recuperado su esplendor con la retirada definitiva de los andamios tras una restauración que se ha prolongado seis años y que ha permitido recuperar una referencia cultural de la Edad Media.

La directora del Centro de Restauración de Bienes Inmuebles de Cataluña, Àngels Solé, ha comentado a Efe que para llevar a cabo este proyecto se han empleado técnicas como el láser, que han resultado claves para devolverle a la fachada la policromía original, que estaba oculta por un pigmento oscuro.

Ahora, el Pantócrator que preside la puerta presenta un aspecto muy diferente con cabello y barba dorados o encarnaciones rosadas en la cara.

El destape de esa policromía medieval se ha llevado a cabo a un nivel "suave", según Àngels Solé, y a partir de estudios previos que empezaron en 2011.

Láser o productos químicos como la acetona han sido materiales empleados en esta restauración, calificada por Solé como "un reto por aplicarse a un icono del patrimonio artístico catalán".

Una comisión de expertos, tanto del Centro de Restauración de Bienes Inmuebles de Cataluña como externos, han dirigido los trabajos, que precisaron inicialmente de acuerdos con el Obispado, estudios de los materiales que componían el portal y un mapa de alteraciones con las diferentes patologías que afectaban a la pieza.

Con todos esos datos, se elaboró un diagnóstico y un proyecto de actuación que tuvo entre sus primeros debates el de qué hacer con la capa de resina que se aplicó al conjunto hace cincuenta años para protegerlo.

Aquel tratamiento sirvió para conservar esta joya románica, pero causó también un efecto tampón y, al final, se ha optado por retirar sólo una parte de él ante el riesgo sobre el estado de cohesión de la piedra.

Lo que se ha hecho es eliminar todos los añadidos a lo largo del tiempo y consolidar las grietas y las fisuras que afectaban al portal, ha explicado Solé.

Uno de los resultados más impactantes de todo el proceso ha sido el de conseguir que reaparezca la policromía escondida, para lo que se han retirado diferentes materiales y se ha consolidado lo que aparecía disgregado.

"El resultado ha sido muy bueno", asegura ahora Àngels Solé, quien felicita "a todo el equipo científico por el buen trabajo realizado".

Durante todos estos años, los expertos han analizado las muestras a medidas que las obtenían y verificado con los datos obtenidos la propuesta inicial del proyecto.

Con la retirada hoy de los andamios, el portal, situado en la fachada occidental del Monasterio de Ripoll, luce de nuevo como joya del patrimonio románico de Cataluña con todo su relieve de escenas bíblicas y motivos tanto vegetales como geométricos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha