eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

'Halt and Catch Fire': el futuro es suyo

Se despide una serie tan poco conocida como imprescindible que tuvo la virtud de ir mejorando desde la primera entrega

- PUBLICIDAD -
Los protagonistas de 'Halt and Catch Fire'

Los protagonistas de 'Halt and Catch Fire'

El futuro estaba en sus manos y, aunque tachados de perdedores, los cuatro protagonistas de Halt and Catch Fire sabían desde el principio de la serie que estaban destinados a iniciar una revolución.  

En la época en la que Apple, IBM y Microsoft ponían los cimientos de la era tecnológica que vivimos hoy, Cameron, Donna, Gordon y Joe eran unos visionarios con una clara misión, pero sin hoja de ruta.

Sus aciertos y errores, sus desavenencias y acuerdos, sus descubrimientos y fracasos, pero sobre todo su empeño por participar en una de las grandes revoluciones de la humanidad son los que han convertido a Halt and Catch Fire en una serie, minoritaria en la era del peak TV, pero de la que sus fans están a punto de despedirse sin poder evitar una sensación de nostalgia después de cuatro temporadas que siempre parecerán pocas.

Halt and Catch Fire, disponible en AMC España, ya está en su recta final, aupada a la lista de esas series imperdibles que seguramente no hayas visto. La excepcionalidad que le confiere esta etiqueta cuadra muy bien con su propia naturaleza de producción que cuenta una pequeña historia entre las líneas de una gran historia que todavía hoy se sigue escribiendo.


"Mucha gente querrá que fracasemos, pero eso es porque somos el futuro y no hay nada más aterrador que eso"


En la prehistoria de Internet, donde se encuadraba el comienzo de la serie, Cameron, Donna, Gordon y Joe eran cuatro personajes que aspiraban a hacer grandes cosas, pero que se sentían completamente fuera de lugar. Cameron Howe era una estudiante de informática, rebelde y dispuesta a reinventar la figura de Ada Lovelace dándole su nombre a su primer proyecto de ordenador. Lovelace, hija de Lord Byron, está considerada como la primera programadora de la historia por desarrollar en el siglo XIX un lenguaje de programación complejo.

Gordon Clark era un genio frustrado, con responsabilidades de padre de familia, que trataba de digerir su gran fracaso profesional echando horas en una pequeña empresa de informática. Su genialidad se puso en marcha de nuevo espoleada por la llegada de Joe McMillan, un ejecutivo agresivo dispuesto a convertir a la pequeña Cardiff Electric en un gigante informático gracias a un PC revolucionario. Completaba el cuarteto Donna Clark, mujer de Gordon y un verdadero cerebro en la sombra que solo necesitaba creer e ilusionarse con un proyecto para reactivarse.

La primera temporada, quizá las más floja de la serie y en la que el paso de la historia recaía sobre los dos personajes masculinos, se centraba en su proyecto de competir con el gigante IBM con ordenadores más rápidos, ligeros y baratos, al estilo de lo que hicieron Apple o COMPAQ a principios de los años 80.

'Halt and Catch Fire'

'Halt and Catch Fire'

Iniciaron una revolución, no todo lo exitosa que esperaban, pero que hizo mejor a Halt and Catch Fire porque fue entonces, a partir de la segunda temporada, cuando Donna y Cameron emergieron como verdaderas protagonistas. Al frente de Mutiny guiaron a los seguidores de la serie por el nacimiento de las primeras startups y los comienzos de Internet.

Pasaron los años 80 y Halt and Catch Fire ha aterrizado en los 90. Todo comienza a ir más rápido y las vidas de los cuatro protagonistas han saltado por los aires. Joe ha vivido su enésima reinvención, fiel al espíritu de un personaje que siempre ha sido un cruce atormentado entre Don Draper de Mad Men y Steve Jobs. Gordon tropieza de nuevo en la misma piedra y vuelve a asociarse con él en un nuevo proyecto, Cameron ha conseguido el reconocimiento profesional gracias a los juegos y Donna lidera una empresa de capital riesgo.

Halt and Catch Fire siempre ha retado a los espectadores que se perdían entre términos informáticos ofreciendo una gran historia de cuatro personajes en rebeldía  ante la etiqueta de perdedores, aferrándose al lema de que hay que fracasar unas cuantas veces antes de triunfar.

Para los seguidores que se acercaron a ellos precisamente por su vertiente informática, ha sido un apasionante viaje por una etapa crítica del mundo interconectado en el que nos movemos hoy. Para quienes todavía no la conozcan, Halt and Catch Fire está casi llegando al final de un viaje que nunca es tarde para empezar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha