eldiario.es

Menú

Valencia limita a 30 kilómetros por hora la velocidad junto a tres colegios

El Ayuntamiento ha instalado reductores de velocidad en los accesos a los colegios Santiago Calatrava y Villar Palasí, y del IES Cabanyal.

Estos reductores tienen 6 centímetros de altura en su punto máximo y previa a su ubicación se ha instalado señalización indicando el límite de velocidad a 30 km/h.

- PUBLICIDAD -
Los reductores de velocidad instalados junto a los colegios

Los reductores de velocidad instalados junto a los colegios

El alumnado de los colegios Santiago Calatrava y Villar Palasí, y del IES Cabanyal ha podido acceder con mayor seguridad a sus centros escolares tras el emplazamiento en su entorno de reductores de velocidad por parte de la Concejalía de Movilidad Sostenible.

Esta medida de pacificación del tránsito, reclamada por los vecinos de sus respectivos distritos en la pasada edición de los presupuestos participativos, se suma al resto de iniciativas de pacificación del tránsito y aumento de la seguridad vial que está implantando el Ayuntamiento de València y que reclaman las entidades participantes en la Mesa de la Movilidad Sostenible.

En esta actuación, la Concejalía ha instalado un total de cinco reductores de velocidad tipo "lomo de asno"; dos en la calle Padre Barranco, de Benimàmet, donde se ubica el Colegio de Santiago Calatrava (antes de dos pasos de peatones, uno en cada sentido de la circulación); dos en las puertas del IES Cabanyal, en Camino Cabañal; y el último en la calle Pintor Genaro Lahuerta, en las inmediaciones del colegio Villar Palasí.

Tanto para la instalación como para la señalización de los reductores se ha tenido en cuenta la normativa del Ministerio de Fomento y las recomendaciones de la Generalitat en medidas de moderación de velocidad.

El objetivo de los reductores de velocidad es permitir el tránsito normal de los conductores que circulan con precaución, pero disuadir de circular a velocidades superiores a las permitidas por la incomodidad que generan los reductores.

Estos reductores en entorno escolar (de 4 metros de longitud, 6 cm de altura en su punto máximo y materiales de componente asfáltico) se han ejecutado totalmente in situ, no son prefabricados, y previa a su ubicación se ha instalado señalización vertical indicando el límite de velocidad a 30 km/h.

"Para esta concejalía es un placer atender al mandato ciudadano de reducir la velocidad del tráfico y aumentar la seguridad en las calles de nuestra ciudad, un mandato que recibimos primero en las urnas y que se nos recuerda periódicamente en la Mesa de la Movilidad Sostenible", ha señalado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

A ese mandato, añade, "obedecen las regulaciones semafóricas que se están poniendo en marcha y también la instalación de estos reductores solicitados en los procesos participativos, peticiones que ponen de manifiesto que son una mayoría los valencianos que quieren que cambie el modo en que se ha gestionado el tráfico en la ciudad, y que quieren para el futuro una ciudad con un tráfico más calmado, y menos contaminación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha