eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Oleada de solidaridad para evitar la expulsión de España de la mujer perseguida en Camerún por ser lesbiana

La Federación LGTB pide al ministro del Interior español que paralice la expulsión de Christelle Nangdou, a la que España ha negado el asilo a pesar de estar perseguida por ser lesbiana

Una campaña impulsada en change.org dirigida al ministro Fernández Díaz recoge más de 45.000 firmas en las primeras 24 horas

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) escribió un informe favorable a conceder el asilo a la mujer

- PUBLICIDAD -
  Perseguida en Camerún por ser lesbiana, Christelle se arriesga a ser expulsada de Barajas y enviada de vuelta a su país

Perseguida en Camerún por ser lesbiana, Christelle se arriesga a ser expulsada de Barajas y enviada de vuelta a su país

Este lunes  eldiarioes daba la voz de alarma: Una mujer camerunesa perseguida en su país por ser lesbiana tiene de plazo hasta este viernes para evitar su expulsión de España, después de que las autoridades españolas hayan denegado su petición de asilo. En Camerún la homosexualidad es causa de repudio social y castigo judicial, con penas de hasta cinco años de cárcel.

Christelle Nangdou aportó como prueba de su persecución un recorte de un periódico camerunés que se refiere a ella  con el titular “se busca a la líder de un grupo de lesbianas” y define la homosexualidad como una “práctica satánica”. Pero su petición de asilo fue denegada. Ahora tiene hasta este viernes de plazo para evitar su expulsión. Permanece en la zona de inadmitidos del aeropuerto de Barajas.

Hoy se ha sabido que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados,  ACNUR, realizó un informe favorable a la concesión de asilo de Christelle Nangdou. Sin embargo, desde la modificación de la Ley de Asilo española, este tipo de informes no son vinculantes.

"Señor Ministro del Interior, conceda el asilo a Christelle"

Tras darse a conocer la noticia, la oleada de solidaridad ha sido inmediata. Diversas organizaciones no gubernamentales han mostrado interés por la situación de Nangdou, se ha impulsado una campaña en change.org que ha recogido 45.000 firmas en menos de 24 horas horas e incluso varias personas han ofrecido ayuda, dinero o alojamiento para Christelle en caso de que finalmente se le permita permanecer en nuestro país.

Bajo el título "Al ministro del Interior de España. Conceda el asilo a la camerunesa Christelle Nangdou, perseguida por ser lesbiana",  la campaña de change.org exige al ministro del Interior "que rectifique".

Además la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTB) también ha enviado una carta al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pidiéndole que detenga la expulsión de la mujer camerunesa. En ella dicen: “Señor Ministro del Interior, le rogamos que actúe para paralizar la expulsión de esta mujer”. Una misiva similar ha sido enviada al subdirector General de Asilo, Joaquín Tamara.

En ambas cartas se menciona la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 2/12/14 sobre asilo y homosexualidad, en la que se reitera que la homosexualidad es un motivo suficiente para conceder asilo dentro de los Estados Miembro y que “el no dejar clara la orientación sexual en un principio no puede ser óbice para establecer dudas sobre ello”.

Inicio de la carta enviada al ministro del Interior Fernández Díaz desde la Federación Estatal LGTB

Inicio de la carta enviada al ministro del Interior Fernández Díaz desde la Federación Estatal LGTB

La Federación LGTB indica que el recorte de periódico de Camerún donde el mismo titular afirma que Christelle Nangdou está siendo buscada por “lesbianismo” y que define el ser lesbiana como una “práctica satánica” es motivo suficiente para no ser deportada y para conceder el asilo solicitado.“Al haber sido señalada públicamente resulta obvio que sobre su vida y sobre su integridad pesan serios riesgos que van desde la sentencia penal a las agresiones físicas y sexuales”, señalan.

La propia Christelle Nangdou explicaba a eldiarioes, en conversación telefónica, que en su país recibió cartas amenazantes, "incluso con amenazas de muerte". La policía camerunesa acudió a la casa de su familia buscándola por ser lesbiana y fue así como su entorno más próximo se enteró de su orientación sexual. "Mi propia familia me repudió por ello", ha dicho.

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIEs (Centros de Internamiento para Extranjeros) también ha mostrado su solidaridad y preocupación. "Tememos que Christelle sea deportada si se vuelve a inadmitir su solicitud, a pesar de no haberse realizado un examen exhaustivo de su situación", afirman sus portavoces en un comunicado, en el que denuncian la desprotección de las personas LGTBI en el acceso al procedimiento de asilo.

Situación dramática en las cárceles camerunesas

“No es la primera vez que nos encontramos con un caso así”, denuncia Rubén López, responsable del área Internacional de la Federación LGTB. “Esto es algo que llevamos denunciando desde hace tiempo. Apenas hay alguna solicitud concedida. Recuerdo ahora el caso de una chica camerunesa expulsada de España a pesar de que teníamos incluso la orden de persecución que contra ella había dictaminado Camerún. La devolvieron a su país y su abogado no supo más de ella”, lamenta López.

La Federación Estatal de LGTB denuncia que las personas homosexuales se enfrentan en Camerún a repudio social, castigo penal y también maltrato. “La situación en las cárceles camerunesas es dramática. Tuvimos el caso de un chico al que le metieron en la cárcel porque encontraron un mensaje que se había intercambiado con otro chico. Sufrió un dolor de hernia, le operaron y murió allí mismo porque la sanidad en la cárcel incumple los estándares más básicos”, señalan desde la Federación.

“Afortunadamente hay ya una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de diciembre pasado, que expone una lista de las cosas que las autoridades de un país receptor no pueden exigir. Por ejemplo, no se puede tener en cuenta que una persona dude a la hora de confesar o no su homosexualidad. ¿Cómo no van a dudar, si vienen de ser perseguidos, si dudamos incluso en España a la hora de contar nuestra orientación sexual?”, explica López.

Desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR, se recuerda que "para aceptar una solicitud de asilo no hace falta que haya una amenaza concreta justo contra la persona demandante de asilo, sino una situación de guerra o persecución contra un grupo de gente que implica riesgo para esa persona".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha