eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

El último médico de El Salvador

Eduardo Abullarade no era un médico común. Afirma que durante los últimos 20 años ha revisado las heridas de casi 10 mil pacientes. Todos ellos estaban muertos. Eduardo Abullarade fue uno de los mejores médicos forenses de El Salvador.

En un uno de los países más violentos del mundo su trabajo consistía en salir a buscar cadáveres para llevarlos a la morgue. Su rutina diaria era una radiograía de la crisis de violencia en que está inmersa Centroamérica.

A algo más de una semana de las elecciones en El Salvador, los partidos han intensificado su campaña con promesas de frenar la criminalidad, reflejada en imágenes como estas.

- PUBLICIDAD -
El doctor Eduardo Abullarade fuma un cigarrillo en la morgue del Hospital Rosales, en San Salvador. Él era uno de los 139 forenses que trabajaban en el Instituto de Medicina Legal de El Salvador./Edu Ponces (RUIDO Photo)

El doctor Eduardo Abullarade fuma un cigarrillo en la morgue del Hospital Rosales, en San Salvador. Él era uno de los 139 forenses que trabajaban en el Instituto de Medicina Legal de El Salvador./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Una joven asesinada mientras trabajaba en un molino de maix en Soyapango, una de las áreas más pobres de los alrededores de San Salvador. Estaba embarazada. La mayoría de mujeres asesinadas en El Salvador tenían entre 15 y 25 años./Edu Ponce (RUIDO Photo)

Una joven asesinada mientras trabajaba en un molino de maix en Soyapango, una de las áreas más pobres de los alrededores de San Salvador. Estaba embarazada. La mayoría de mujeres asesinadas en El Salvador tenían entre 15 y 25 años./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Un joven asesinado mientras jugaba a cartas en el barrio Lourdes de San Salvador. El 75% de los homicidios del país se realizan con armas de fuego./Edu Ponces (RUIDO Photo)

Un joven asesinado mientras jugaba a cartas en el barrio Lourdes de San Salvador. El 75% de los homicidios del país se realizan con armas de fuego./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

El doctor Abullarade inspecciona las heridas de bala de un cadáver. A Abullarade le cuesta recordar un día de trabajo sin tener que acudir a una escena de homicidios en los últimos años. El Salvador, el menos de los países de América tuvo más de 4 mil homicidios en 2011./Edu Ponces (RUIDO Photo)

El doctor Abullarade inspecciona las heridas de bala de un cadáver. A Abullarade le cuesta recordar un día de trabajo sin tener que acudir a una escena de homicidios en los últimos años. El Salvador, el menos de los países de América tuvo más de 4 mil homicidios en 2011./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Abullarade inspecciona un cadáver en los alrededores de La Campanera, un vecindario controlado por la pandilla conocida como Barrio 18./Edu Ponces (RUIDO Photo)

Abullarade inspecciona un cadáver en los alrededores de La Campanera, un vecindario controlado por la pandilla conocida como Barrio 18./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

El doctor Abullarade, polícias de laboratorio criminalístico y un fiscal, hablan cerca del cadáver de un joven en Mexicanos, un municipio cercano a San Salvador./Edu Ponces (RUIDO Photo)

El doctor Abullarade, polícias de laboratorio criminalístico y un fiscal, hablan cerca del cadáver de un joven en Mexicanos, un municipio cercano a San Salvador./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

ECadáver de un hombre recientemente asesinado en la morgue del Hospital Rosales de San Salvador./Edu Ponces (RUIDO Photo)

El cadáver de un hombre recientemente asesinado en la morgue del Hospital Rosales de San Salvador./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Un hombre llora en la puerta de la morgue del Hospital Rosales tras enterarse de que su hijo ha muerto. En las puertas de la morgue cuelgan carteles de gente desaparecida./Edu Ponces (RUIDO Photo)

Un hombre llora en la puerta de la morgue del Hospital Rosales tras enterarse de que su hijo ha muerto. En las puertas de la morgue cuelgan carteles de gente desaparecida./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Dos empleados de Medicina Legal mueven un cadáver en la sala de autopsias para iniciar la inspección postmortem. /Edu Ponces (RUIDO Photo)

Dos empleados de Medicina Legal mueven un cadáver en la sala de autopsias para iniciar la inspección postmortem. /Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Herramientas de trabajo en la sala de autopsias del Instituto de Medicina Legal. /Edu Ponces (RUIDO Photo)

Herramientas de trabajo en la sala de autopsias del Instituto de Medicina Legal. /Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

11 cadáveres recogidos durante una sola noche en San Salvador, apilados en el exterior de la morgue del Instituto de Medicina Legal. En 2011, El Salvador fue considerado por Naciones Unidas el país más violento del mundo./Edu Ponces (RUIDO Photo)

Once cadáveres recogidos durante una sola noche en San Salvador, apilados en el exterior de la morgue del Instituto de Medicina Legal. En 2011, El Salvador fue considerado por Naciones Unidas el país más violento del mundo./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

El doctor Eduardo Abullarade en su oficina tras una dura noche de trabajo. Abullarade trabajo en casi 10 mil escenas de homicidios en los últimos 20 años. Murió de cáncer en 2012./Edu Ponces (RUIDO Photo)

El doctor Eduardo Abullarade en su oficina tras una dura noche de trabajo. Abullarade trabajo en casi 10 mil escenas de homicidios en los últimos 20 años. Murió de cáncer en 2012./Edu Ponces / RUIDO Photo / Elfaro.net

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha