eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Pequeños/as Ciudadanos/as?

Más de ocho millones de españoles/as tienen reconocido su derecho a cuestiones tan fundamentales como la educación, la salud, o el derecho a ser escuchado/a pero sin embargo no pueden votar

- PUBLICIDAD -
Infancia

Infancia Foto de Jaime Villanueva. Plataforma de la Infancia.

Esos millones de ciudadanos son los niños, niñas y adolescentes de España. Ciudadanos y ciudadanas que han sufrido con especial crudeza la crisis económica y financiera, que han notado más que nadie la austeridad en los servicios públicos como la educación o la sanidad y que han visto como la pobreza en España tenía especialmente rostro infantil.

Muy diversas han sido las medidas e iniciativas que se han tomado para abordar sus problemas pero, en definitiva, una de las más importantes para cambiar su realidad se debatirá en los próximos días en el Congreso de los Diputados: la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. Es en ese momento, donde debe notarse la existencia de un verdadero compromiso con la infancia, situando su protección con el peso que requiere. Las leyes no son suficientes para cumplir los derechos de la infancia, deben ir acompañadas de políticas y recursos adecuados.

En los tiempos de crisis económica las administraciones públicas han disminuido la protección que destinan a los niños y las niñas, situándose la inversión en infancia en una reducción de 6.300 millones de euros en el periodo de 2010 a 2014.

Los próximos presupuestos serán un ejercicio de negociación política sin igual para satisfacer las demandas de un Congreso plural y para abordar los requisitos que plantean las instituciones europeas. Pero no podemos perder en este debate el impacto que tendrá las medidas en los más vulnerables. Es la infancia la que más se ha visto afectada por la crisis situando las tasas de pobreza infantil en porcentajes superiores al 30%, y es también la que más notará cualquier cambio en la calidad de los principales servicios públicos.

Es el momento de darle el espacio que se merece a los niños y las niñas, planteando medidas necesarias como incrementar la actual prestación por hijo/a a cargo de 24 euros al mes, por una prestación con mayor dotación que revierta en más beneficiarios y que reduciría drásticamente el número de niños y niñas en riesgo de pobreza infantil que actualmente se sitúa en 2 millones y medio aproximadamente. Una medida con una dotación presupuestaria relevante pero con una profunda capacidad de impacto, sacaría a España de la cola europea en este tipo de prestaciones.

Sin un cambio en esta situación, la pobreza no sólo afectará  la calidad de sus vidas en el presente, sino como cita una de nuestras entidades miembro, Caritas Española,  en su informe “ La transmisión intergeneracional de la pobreza”, el 80% de estos niños y niñas seguirán empobrecidos/as al hacerse adultos.

Es necesario que los Presupuestos consideren a la infancia como CIUDADANOS/AS en mayúsculas y no como pequeños/as ciudadanos/as. En este sentido, pedimos que las Administraciones Públicas tomen en cuenta a la infancia en la elaboración de los próximos Presupuestos Generales del Estado, porque acabar con los principales retos que sufren los niños y las niñas es, principalmente, un asunto de voluntad política y está en nuestras manos conseguirlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha