eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Álvarez (UGT) achaca el caos de Vueling a querer tener un beneficio exagerado

- PUBLICIDAD -
Álvarez (UGT) achaca el caos de Vueling a querer tener un beneficio exagerado

Álvarez (UGT) achaca el caos de Vueling a querer tener un beneficio exagerado

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha achacado hoy el caos operativo de la aerolínea Vueling de los últimos días a unos directivos que han querido "tener unos beneficios absolutamente exagerados sin invertir en personal".

"Vueling podría continuar teniendo beneficios altísimos con un nivel de personal que le permitiera continuar creciendo y manteniendo la empresa en buenas condiciones, lo que ocurre es que cuando hay un deseo de inflar los beneficios para tener un valor en bolsa determinado en el fondo se está matando a la gallina de los huevos de oro", ha dicho en declaraciones a Efe.

"La planificación de la empresa ha sido un desastre", ha añadido el líder sindical, que ha recordado que se cesó a un alto cargo de la compañía que advirtió de los problemas que podían tener si no se tomaban medidas, al tiempo que ha incidido en la necesidad de proteger a los consumidores y a los trabajadores de las decisiones de las empresas.

En este sentido, ha subrayado también la responsabilidad del gestor aeroportuario Aena, que cree que debería contar con los mecanismos oportunos para detectar si las compañías que venden un determinado número de billetes tienen efectivos para operarlos, lo que en el caso de Vueling "es evidente" que no ocurría.

"Aena tiene que ver de qué manera protege a los consumidores, porque la economía de libre mercado necesita controles públicos cuando las decisiones que toma una empresa tienen influencia sobre miles de personas", ha afirmado.

Álvarez se ha solidarizado con los trabajadores de la compañía aérea que son "quienes están recibiendo las bofetadas de manera diaria y permanente", una situación a la que cree que hay que poner freno y que el propio sindicato ha denunciado hace meses, después de que en el aeropuerto de Barcelona algunos viajeros llegaran a lanzar sus maletas contra los cristales tras los que trabajaban los empleados de Vueling.

"No se puede trabajar en esta situación, que en este caso está provocada claramente por una empresa, cuyos directivos, que son los responsables, ni siquiera dan la cara y son los empleados los que tienen que hacerlo, muchas veces sin información", ha añadido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha