eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El juez Andreu descubre cuatro nuevos informes del Banco de España para tumbar el caso Bankia

El supervisor envía la documentación al magistrado después de que éste sospechara que había un trabajo oculto para rebatir a los peritos del caso

Cuatro departamentos participaron en la elaboración de los citados documentos cuando el juez solo contaba con unas conclusiones genéricas de 5 folios

El aparato financiero del Estado se conjuró en febrero para enterrar el caso Bankia y exculpar a Rodrigo Rato y su equipo

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Linde respalda el presupuesto y las previsiones del Gobierno para 2015

El subgobernador del Banco de España y presidente de la comisión rectora del FROB, Luis María Linde EFE

Cuatro departamentos del Banco de España participaron en la confección de medio centenar de folios en los que, presuntamente, se desacredita el trabajo de los peritos que señalan a Rodrigo Rato y su equipo como responsables del maquillaje de las cuentas de Bankia para su salida a bolsa, según se desprende de la documentación remitida al Juzgado por el supervisor.

El magistrado Fernando Andreu ha conocido todo ese trabajo del Banco de España después de exigir su entrega al juzgado "a la mayor brevedad". El magistrado del caso Bankia reaccionaba así al conocer un escueto informe del supervisor, de 5 páginas, este sí incorporado a la causa, a petición de Rodrigo Rato. Según la interpretación de algunos medios, este breve escrito avala la actuación de Rato y contradice otro que durante 17 meses realizaron los peritos a las órdenes del juez. La documentación entregada ahora por el Banco de España confirma las sospechas del magistrado de que el Banco de España había elaborado otros documentos que él no había solicitado y que nunca habían sido incorporados a la causa.

El Banco de España ha enviado ahora al juez una nota técnica de la División de Normativa contable; un informe de la Comisión Ejecutiva del Departamento de Regulación y Coordinación Internacional; otro informe de la Comisión Ejecutiva de la Dirección General Adjunta de Supervisión; y un cuarto informe del Departamento Jurídico. También comunicaciones interiores entre los departamentos para tal fin, así como la carta del FROB que, presuntamente, motivó todo este trabajo. En esa carta, el instrumento financiero del Estado pedía aclaraciones sobre la Circular del Banco de España 4/2004, en base a la cual Rato habría actuado correctamente.

El informe resultante de todo ese trabajo del Banco de España, el escrito de 5 folios, es un documento genérico, de gran complejidad técnica, en el que ni siquiera se menciona el caso de Bankia, y que algunos medios de comunicación interpretaron como el aval del Banco de España a la actuación de Rato. De aplicarse a Bankia la explicación técnica que contiene, el escrito podría servir para dar por bueno que la entidad tenía 2.000 millones de euros en provisiones, suficiente para salir a bolsa, siempre según las mismas interpretaciones.

Una fuente de la investigación confirmó a eldiario.es que el informe del Banco de España no servirá para abortar la instrucción y que al juez solo le resta aclarar el papel del FROB y el supervisor para enviar el caso a juicio. En el caso están imputados Rato, José Manuel Fernández Norniella, José Luis Olivas, Francisco Verdú, la propia Bankia y su matriz, BFA.

De este modo, será durante la vista oral cuando el tribunal determine qué documento acierta en sus conclusiones: si el de los peritos que trabajaron 17 meses a las órdenes del juez o el de 4 páginas que el Banco de España elaboró a petición del FROB y que fue incorporado a la causa ocho meses después de su elaboración y 26 días después de que así lo exigiera el juez.

La misma fuente explica que la intención del juez al reclamar al Banco de España la documentación anteriormente citada es conocer si el FROB y el supervisor, dos pilares del aparato financiero del Estado, se conjuraron para entregar un informe “ad hoc” o “prefabricado”.

El FROB no acusa

Como consecuencia de la crisis financiera, el Gobierno creó por decreto ley en 2009 el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). En el caso Bankia, el FROB está personado como acusación, en su faceta de perjudicado por la quiebra de la entidad. En febrero de 2015, la causa cumplió dos años y medio de instrucción sin que el FROB hubiera solicitado una sola diligencia. Pero entonces, un letrado particular –y no un abogado del Estado- presentó en su nombre un informe de 77 páginas en el que habían colaborado, sin que el juez lo pidiera, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ese documento del FROB, elaborado con la consulta previa realizada al Banco de España, es un contrainforme en toda regla al que habían elaborado los peritos judiciales, dos funcionarios del Banco de España que han trabajado a las órdenes exclusivas del juez. Las conclusiones de los peritos judiciales abocan al banquillo a Rodrigo Rato y sus máximos colaboradores al frente de Bankia. En el citado contrainforme, sin embargo, el FROB dice que esos dos funcionarios que señalan a Rato han utilizado “una metodología discutible” y que sus conclusiones plantean “debilidades”, cuando no directamente “errores”. Con el informe, el Banco de España contradice a sus empleados y crea un cisma en la institución.

Pero  el informe del FROB servía para destapar una alianza que había lanzado su primera andanada una semana antes, con la Fiscalía como protagonista. Alejandro Luzón, entonces fiscal Anticorrupción y hoy ascendido a la Secretaría General Técnica de la Fiscalía General, había presentado días antes un recurso a la fianza impuesta impuesta por Andreu a Rato y los demás imputados tras escuchar la ratificación de los peritos a su informe en sede judicial.

En el recurso del fiscal aparecían frases textuales del informe del FROB, a pesar de que éste no había sido presentado aún en el Juzgado. En su escrito, Luzón se apuntaba además la tesis expuesta por el presidente del BBVA en su declaración como testigo ante el juez del caso Bankia y que según la cual, la contabilidad de los bancos “es un chicle”.

Las acusaciones explican que una sentencia condenatoria a Rato y el resto abocaría a Bankia a desembolsar los 3.092 millones de euros que captó de mayoristas y minoristas para la salida a bolsa, devolviendo a la entidad a una situación muy delicada y eliminando las aspiraciones del Estado de recuperar parte de su inversión. El subgobernador del Banco de España y presidente de la comisión rectora del FROB son la misma persona: Fernando Restoy, el mismo hombre que era el segundo de a bordo en la CNMV cuando Bankia saltó a bols

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha