eldiario.es

Empleados de Roca se manifiestan mañana en Alcalá contra la deslocalización

Empleados de Roca se manifiestan mañana en Alcalá contra la deslocalización

Empleados de Roca se manifiestan mañana en Alcalá contra la deslocalización

Los empleados de la empresa Roca en Alcalá de Henares se manifestarán mañana contra la desindustrialización en la comarca, que puede afectar a una empresa más si el fabricante de sanitarios mantiene su plan de desmantelar su factoría en el municipio.

La marcha contra la desindustrialización saldrá a las 11:00 horas del campamento que los trabajadores de Roca levantaron en diciembre para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por esta empresa española y que supondrá la eliminación de 254 empleos, el 72 por ciento de la plantilla.

A la manifestación, que finalizará en la Plaza de Cervantes, los trabajadores de Roca han invitado a sumarse a otras plantillas de empresas del Corredor del Henares afectadas por la deslocalización.

Este fenómeno es el que ha centrando hasta ahora la negociación sobre el ERE que la dirección de Roca y los trabajadores iniciaron hace una semana.

En el nuevo periodo de consultas -en el que participan los trabajadores de la fábrica de Alcalá de Guadaira (Sevilla), que se encuentran afectados por un ERE que podría dejar en la calle a los 228 empleados de la planta-, los representantes sindicales piden a Roca que apueste por la producción en España y no en el extranjero.

El presidente del comité de empresa de la fábrica de Alcalá de Henares, Julio Mateo, ha expresado a Efe su escepticismo sobre los planes de Roca para trasladar el trabajo de las dos plantas afectadas por el ERE a los centros de Gavá (Barcelona) y Gala (Burgos).

"La reestructuración que propone la empresa, para llevarse piezas a Barcelona o Burgos, no nos la creemos porque hay precedentes en el pasado de que, utilizando la misma excusa, la producción acabó haciéndose en Portugal o en Marruecos", ha dicho Mateo.

La propuesta de los trabajadores es que Roca dote de carga de producción suficiente a las dos plantas para asegurar su viabilidad a cambio de flexibilidad para que la plantilla asuma recortes salariales o más ERES temporales.

Se trataría, según Mateo, de medidas temporales para que la multinacional, que tuvo en el último ejercicio unos beneficios de 20 millones de euros, remonte sus "cifras negativas" en España.

La empresa, sin embargo, se ha mantenido firme en su oferta a los trabajadores con respecto al ERE: despidos con una indemnización de 29 días por año, prejubilaciones a partir de 56 años y 40 recolocaciones en la fábrica de Burgos.

"La empresa solo quiere hablar de cierre y poner precio a la cabeza de los trabajadores", concluye Mateo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -