eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exconsejeros de Bankia dicen que la declaración de De Guindos confirma su versión

- PUBLICIDAD -
Exconsejeros de Bankia dicen que la declaración de De Guindos confirma su versión

Exconsejeros de Bankia dicen que la declaración de De Guindos confirma su versión

Los exconsejeros de Bankia Francisco Baquero y Pedro Bedia aseguran que las últimas diligencias practicadas en el caso y, en especial, la declaración del ministro de Economía, Luis de Guindos, confirman su versión de que no tuvieron nada que ver en los supuestos delitos investigados.

En sendos escritos a los que ha tenido acceso Efe, los exconsejeros, nombrados a propuesta de CCOO e imputados en el caso Bankia, dicen al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que las manifestaciones de De Guindos acreditan que ni ellos "ni otros consejeros no ejecutivos" intervinieron en las "numerosas reuniones y negociaciones" que tuvieron lugar en abril y mayo de 2012.

De Guindos aseguró en su declaración que en esas fechas hubo varios contactos entre el subsecretario del Ministerio, Miguel Temboury; y el director general de Política Económica, Antonio Carrascosa; con el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú; el director general adjunto del Gabinete de Presidencia, Luis Maldonado, y el secretario del Consejo, Miguel Crespo.

En "un buen número" de esos encuentros, "tanto telefónicos como presenciales", participaron representantes del Banco de España, afirmó el ministro, que añadió que sus colaboradores le han informado de que "en ninguno de dichos contactos se adelantó borrador del documento presentado por primera vez el 4 de mayo", en referencia al segundo plan de viabilidad de Bankia.

Las reuniones precedieron a la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de la entidad el 7 de mayo y se produjeron "sin que en ninguna de ellas participara Baquero ni otros consejeros no ejecutivos", dice este imputado.

"Es más, tampoco consta que (los consejeros) fueran informados en los Consejos", señalan Baquero y Bedia, que aportan los correos electrónicos que les fueron remitidos por Crespo los días 27 de abril y 4 de mayo.

En el primero les comunicaba que, "en colaboración con las autoridades", BFA/Bankia había procedido a desmentir diversas informaciones "negativas y absolutamente falsas" sobre la entidad.

Crespo envió un segundo correo explicando que Bankia había depositado "físicamente" el 30 de abril en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sus cuentas anuales formuladas sin auditar, pero que debido a problemas técnicos no se habían podido publicar hasta ese día.

También anunciaba que, "dada la complejidad de un grupo nuevo durante el ejercicio 2011", la auditora Deloitte había requerido "un mayor plazo de tiempo para finalizar sus trabajos", de los que decía que "se desarrollan con total normalidad".

"Del contenido de los dos correos electrónicos transcritos puede desprenderse (...) que no existe actividad delictiva y, además, que en todo caso la responsabilidad no puede ser atribuida a todos los miembros del Consejo por la sola pertenencia al mismo".

Baquero y Bedia dicen también que las cuentas de 2011 formuladas inicialmente por el Consejo de Administración de BFA, cuando era de aplicación el Real Decreto 2/2012, "eran conformes con la legalidad vigente" y que tanto en éstas como en las reformuladas "las cifras que reflejan la actividad de la entidad son las mismas".

Que las cuentas de Bankia pasaran de reflejar en marzo unos beneficios de 309 millones a arrojar una vez reformuladas unas pérdidas de 2.979 millones obedece, según los exconsejeros, a que "en el segundo caso se practicaron dotaciones adicionales".

Los exconsejeros también niegan cualquier responsabilidad por el estreno bursátil de Bankia y la fijación del precio de la acción, ya que consideran que el proceso "vino amparado por abundante prueba técnica" y por la auditoría realizada por el socio de Deloitte Francisco Celma, cuyas declaraciones como testigo ante el juez califican de "inciertas".

Así, afirman que, dos días antes del Consejo de BFA donde se formularon las cuentas que luego no quiso informar, éste presentó un documento "en el que no se ponían de manifiesto, ni mucho menos, las graves distorsiones que luego ha declarado" y que tampoco lo hizo en la "comunicación via mail y además telefónica" que mantuvo esos días con la consejera Araceli Mora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha