eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los Presupuestos no contemplan una prórroga de la ayuda de 400 euros más allá de febrero de 2013

El ministerio de Empleo asegura que no significa necesariamente la desaparición de la ayuda

A pesar de que el paro rondará el 24,3%, el Gobierno reduce la partida para pagar prestaciones y sufragar políticas activas de empleo.

El Fondo de Garantía Salarial pierde un tercio de su presupuesto en 2012

42 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Los Presupuestos Generales que ha presentado hoy en el Congreso el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no contemplan una prórroga de la ayuda de 400 euros para parados que hayan agotado todas sus prestaciones más allá del 15 de febrero de 2013.

A pesar de que las previsiones macroeconómicas del Gobierno para el año que viene señalan que en 2013 la tasa de desempleo será del 24,3% (muy similar a la de este año, al borde de los 5,6 millones de parados) y se destruirán 200.000 puestos de trabajo, el presupuesto para la políticas de fomento del empleo (entre las que se encuentran las políticas activas de empleo) decrece un 34,6%. Esta reducción se debe, sobre todo, al recorte de las bonificaciones a la contratación (que se modificaron en la última reforma laboral aprobada el pasado febrero) y "a la prórroga del programa de recualificación profesional de las personas que agoten la prestación por desempleo únicamente hasta el 15 de febrero de 2013".

No obstante, fuentes del ministerio de Empleo aseguran que eso no significa necesariamente la desaparición de la ayuda, ya que podría abrirse una línea de crédito a posteriori para financiar una prórroga si así se decide (es lo que sucedió en 2012). Sin embargo, eso supondría incrementar el gasto público en 2013 por encima de lo que contemplan los Presupuestos presentados hoy, algo que no gustaría a los mercados ni probablemente a Bruselas, especialmente si España es finalmente rescatada.

A pesar de que el Gobierno insiste en su compromiso con la recualificación de las personas en paro, la formación profesional para el empleo se reduce un 0,4% (hasta 1.801 millones de euros), después de que en 2012 ya se recortara un 34%. De esta cantidad, 654 millones de euros se destinarán a formación de desempleados.

Disminuye también la partida para políticas de desempleo, un 6,3%. Se destinarán 26.696 millones para pagar prestaciones por desempleo, 1.807 millones menos que en 2012. Según el Gobierno, esta disminución obedece a medidas ya tomadas (como la reducción de la prestación a partir del sexto mes para los nuevos perceptores o el endurecimiento de requisitos para acceder a algunos subsidios) y "al agotamiento de los derechos  por parte de los beneficiarios de las prestaciones por desempleo y a la propia evolución del ciclo económico". Es decir, aunque el paro será similar en 2013 al de 2012, habrá menos personas con derecho a percibir una perstación o más personas que ya las hayan agotado, una tendencia que se ha agudizado conforme avanzaba la crisis.

Menos dinero para el Fogasa

El Fondo de Garantía Salarial, que se encarga de sufragar el pago de las nóminas e idemnizaciones de los trabajadores cuyas empresas se han declarado insolventes, contará con menos dinero en 2013: su presupuesto será de 868,39 millones de euros, 406,7 millones menos que en 2012. Es decir, el organismo pierde un tercio del presupuesto con el que contaba este año.

Este recorte se explica por las modificaciones que el Gobierno aprobó en julio y que suponen una pérdida de derechos de los trabajadores. Desde julio, las cantidades que el Fogasa abonará a los trabajadores en concepto de nóminas e indemnizaciones será menores que antes (sólo afectará a los empleados cuyas empresas hubieran acudido al organismo a partir de mitad de julio). Debido al uso tan elevado del Fogasa durante la crisis, su presupuesto estaba quedando pequeño. En lugar de ampliarlo, el Gobierno optó por recortar las prestaciones que abona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha