eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manifestantes y policías chocan en Brasilia tras la aprobación del ajuste fiscal

- PUBLICIDAD -
Manifestantes y policías chocan en Brasilia tras la aprobación del ajuste fiscal

Manifestantes y policías chocan en Brasilia tras la aprobación del ajuste fiscal

Un grupo de manifestantes se enfrentó hoy a la Policía en la Explanada de los Ministerios, la avenida de Brasilia en la que están ubicadas las principales edificaciones gubernamentales de Brasil, poco después de que el Senado aprobara la medida más polémica del ajuste fiscal propuesto por el Gobierno.

Los violentos choques al final del día se prolongaron por cerca de dos horas y dejaron al menos dos policías y un manifestante heridos, según la dirección de la Policía Militarizada del Distrito Federal de Brasilia.

Los manifestantes, unos 2.000 según los organizadores de la protesta, atacaron con piedras y botellas a los policías, casi en igual número, que habían sido enviados para reforzar el centro de la capital brasileña en medio de la tensión por la votación de una medida a la que se opone la mayoría de los brasileños.

Los uniformados dispersaron en poco tiempo con gases lacrimógenos y gas pimienta a los protagonistas de la protesta, en su mayoría estudiantes y sindicalistas, y cargaron con caballos sobre los más exaltados.

El fuerte cerco policial impidió que los manifestantes se aproximaran hoy a la sede del Congreso, ubicada en uno de los extremos de la Explanada de los Ministerios junto al Palacio presidencial de Planalto y al palacio de la Corte Suprema.

Eso no impidió que los manifestantes bloquearan el tránsito de la Explanada de los Ministerios en el otro extremo, frente a la Catedral de Brasilia y el Museo de la República.

Con la ayuda del Batallón de Choque y del Batallón de Caballería, la Policía hizo retroceder a los manifestantes hasta la terminal de transportes de Brasilia, en donde algunos de los estudiantes, antes de dispersarse por diferentes calles, le prendieron fuego a un autobús y a cestos de basuras y destruyeron una marquesina de autobuses.

La manifestación de Brasilia fue la más violenta entre las decenas que fueron organizadas en diferentes ciudades de Brasil contra la aprobación de la medida que restringió el aumento de los gastos públicos por los próximos veinte años.

La medida, considerada como la columna vertebral del ajuste fiscal propuesto por el Gobierno del presidente Michel Temer, fue aprobada en el Senado en segunda y última votación por 53 votos a favor y apenas 16 en contra.

La nueva norma constitucional dice que el aumento del gasto público anual estará limitado durante los próximos veinte años a la tasa de inflación del ejercicio anterior y que ese techo solo podrá ser revisado una vez transcurrida la primera de las dos décadas.

Según los críticos de esa medida, ese límite impondrá severos recortes del gasto público durante las próximas dos décadas en áreas en las que el país requiere de una ingente presencia del Estado, como son la salud, la educación y la atención de los más pobres.

La congelación de los gastos es reprobada por el 60 % de la población brasileña, según una encuesta divulgada hoy por el instituto Datafolha, según la cual sólo el 24 % apoya la limitación de los gastos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha