eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La debilidad de la eurozona frena la recuperación española

- PUBLICIDAD -

La debilidad de la zona del euro frena la recuperación de España, que crecerá menos de lo inicialmente esperado en 2015, aunque se situará a la cabeza de las grandes economías que comparten la moneda única, incluso por delante de Alemania y Francia.

Así lo constata la Comisión Europea (CE) en sus previsiones macroeconómicas de otoño publicadas hoy, en las que mejora en una décima con respecto a mayo las previsiones de crecimiento de la economía española para este ejercicio, que espera que cierre con un avance del 1,2 %.

Sin embargo, la CE rebaja sus expectativas para 2015 en cuatro décimas, situando la expansión del PIB español en el 1,7 %, debido al "menor crecimiento de las economías europeas" y su impacto en las exportaciones españolas, apuntó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en rueda de prensa.

Moscovici también se refirió al peso negativo de una ligera desaceleración esperada para los dos últimos trimestres del año y a los "nuevos esfuerzos fiscales" que emprenderá el país.

La Comisión prevé un débil crecimiento de la economía de la zona del euro tanto este año (0,8 %), como el próximo (1,1 %), en buena medida debido al moderado avance de sus mayores economías.

La locomotora alemana ha visto notablemente reducidas sus previsiones de crecimiento para este año y el próximo, en los que Bruselas espera que su economía avance un 1,3 % y un 1,1 %, respectivamente, es decir, cinco y nueve décimas menos de lo anteriormente estimado por la CE.

"Alemania puede desempeñar un papel importante en estimular la economía europea", dijo el vicepresidente de la CE para Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, el finlandés Jyrki Katainen, si bien la CE ya ha dicho que la UE "necesita más motores", además del alemán, para impulsar la actividad, apuntó.

Sin embargo, Francia solo crecerá un 0,3 % este año y un 0,7 % el próximo, antes de remontar y avanzar su PIB un 1,5 % en 2016, mientras que Italia, que se encuentra en recesión técnica, se contraerá un 0,4 % este año, para lograr una "frágil recuperación" a lo largo de 2015 con un crecimiento del 0,6 % y del 1,1 % en 2016.

España no solo supera a estas tres economías, sino también a Holanda (1,4 % en 2015 y 1,7 % en 2016) y así lidera el crecimiento de las principales economías de la eurozona.

El ministro de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, consideraba en Sevilla que Europa "en vez de ser viento de cara será viento de popa para la economía española" en 2015.

Los datos de la CE apuntan también a que España cumplirá este año el objetivo de reducción de su déficit público fijado por la Unión Europea (UE) con un margen de dos décimas, al situarlo en el 5,6 % del PIB frente al 5,8 % exigido.

Se quedaría no obstante a una décima del 5,5 % que se ha fijado el propio Gobierno.

Sin embargo, si no toma más medidas, el país incumplirá la meta para 2015 pese a que disminuiría el desvío más de lo previsto en mayo hasta un 4,6 %, cuatro décimas por encima de lo pactado, señala la CE.

Agrega que si mantiene esta deriva, España tampoco lograría cumplir la meta de establecer su déficit en el 2,8 % en 2016, dado que la Comisión calcula que solo se reduciría hasta el 3,9 %.

Moscovici, que declinó comentar si el país deberá tomar nuevas medidas, sí recalcó que las reformas estructurales emprendidas en España "están dando frutos, especialmente en el mercado laboral, y pueden explicar en buena medida la flexibilidad de la actividad y el mayor crecimiento".

También dijo que el crecimiento se beneficia de la mejoría de las condiciones financieras y de la confianza, pero rechazó comentar sobre el efecto que pueden tener los escándalos de corrupción y la cuestión catalana en la economía española.

"Los hechos mencionados son de gran importancia política, pero no podemos comentar sobre el impacto de estos en las previsiones económicas", dijo.

La Comisión también espera que el paro caiga al 24,8 % este año, al 23,5 % en el próximo y al 22,2 % en 2016, y que la inflación media en 2014 se sitúe en el -0,1 %, para volver al terreno positivo en 2015 con el 0,5 % y en 2015 alcanzar el 1,2 %.

La deuda, por su parte, se situará este año en el 98,1 %, para superar el tamaño del PIB español en 2015 al situarse en 101,2 %, tras lo que seguirá creciendo hasta 102,1 % en 2016, una evolución ligeramente mejor de lo previsto anteriormente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha