eldiario.es

Menú

El Yaris se hace adulto abrazado a la tecnología híbrida de Toyota

Aunque estrena un interesante motor de gasolina y de 111 CV, el gran referente en este utilitario sigue siendo su motorización híbrida, única en el segmento B y con la que se mantiene como una de las opciones preferidas del gran público.

- PUBLICIDAD -
Toyota Yaris 2017.

Toyota Yaris 2017.

Han pasado 18 años desde que Toyota lanzase la primera generación del Yaris, su polivalente subcompacto que ha llegado a la edad adulta con un grado de personalidad suficiente como para codearse con superventas decanos tipo Fiesta, Ibiza, Clio o Corsa. Ahí es nada. Frente a ellos, el fabricante japonés ha recorrido el trayecto que separa a las marcas de nicho de las generalistas abrazado a su célebre gama híbrida.

Después del pionero Prius, los híbridos en Toyota se han extendido a otros modelos. Entre ellos al pequeño Yaris (menos de cuatro metros de longitud), que recibió dicha tecnología con el lanzamiento de la tercera generación (2012). Entonces se hablaba de un 33% en el mix de ventas; y no solo se superó ampliamente (ya supone el 45% de cuota en España), sino que por el camino ha retirado del escaparate al diésel (septiembre 2015) y amenaza con superar la barrera del 50% del total.

La versión híbrida será la más demandada en el Toyota Yaris 2017.

La versión híbrida será la más demandada en el Toyota Yaris 2017.

Si todo va como planea Toyota España (y de momento ha clavado las previsiones) en 2017 el 60% de los Yaris que se venderán en nuestro país serán híbridos, dejando en un segundo plano al nuevo motor gasolina 1.5 litros de 111 caballos (que sustituye al 1.33) y al bloque de acceso 1.0 de 70 CV (destinado a los acabados básicos y flotas) ya existente en el modelo saliente.

También se mantiene la dualidad de carrocerías, con una de tres puertas (desde 9.550 euros, financiando y con descuentos) y otra más práctica de cinco (10.050 €), política no muy común entre sus adversarios. Con cualquiera de ellas, el nuevo Yaris 2017 adopta un rediseño exterior más adulto, especialmente en una zaga que estrena portón y añade unas nuevas ópticas en disposición horizontal.

Aunque no es lo único que cambia (también hay matices en el frontal, unas molduras cromadas en el lateral o nuevas combinaciones de colores) la puesta a punto del último Yaris se ha centrado en aspectos más íntimos. Como por ejemplo la introducción de serie en toda la gama el Toyota Safety Sense, tecnología que aglutina el sistema de precolisión con frenada de emergencia, el control inteligente de luces de carretera, el avisador de cambio de carril involuntario y el reconcomiendo de señales de tráfico.

No es lo único que varía bajo sus tripas. Entre los proclamados 900 nuevos componentes del Yaris 2017 está el sistema híbrido de 100 CV y 3,3 litros/100 kilómetros de consumo oficial. El Yaris Hybrid mantiene lo sustancial, aunque mejora en eficiencia térmica y confort de marcha. Para lo primero ha sido fundamental el aumento de la relación de compresión (13,5:1) y del funcionamiento de las válvulas variables. Para lo segundo, se apuesta por primera vez en Toyota por un colector de escape refrigerado por agua, que, junto a otros nuevos componentes del chasis, proporciona una calidad de rodadura optimizada.

Interior del nuevo Toyota Yaris.

Interior del nuevo Toyota Yaris.

Para terminar con aspectos no visibles desde el exterior, toca hablar de las modificaciones que incluye el habitáculo del nuevo Yaris 2017. Contribuyendo a mejorar la calidad percibida y a un interior más moderno se estrenan colores y acabados para la tapicería y se mejora la lectura del cuadro de instrumentos y el tacto de la botonería.

- PUBLICIDAD -