eldiario.es

Menú

Viajes

Los mejores Parques Nacionales de Sri Lanka

Sri Lanka es ocho veces más pequeña que España y es uno de los países con mayor número de reservas naturales

Se trata de uno de los mejores lugares del mundo para ver elefantes, leopardos, cocodrilos, reptiles, infinidad de aves y hasta ballenas azules

- PUBLICIDAD -
El Parque Nacional Yala te regala escenas tan bonitas como la de este macho solitario atravesando una de sus lagunas.

El Parque Nacional Yala te regala escenas tan bonitas como la de este macho solitario atravesando una de sus lagunas.

A Sri Lanka aún hay quien no la sitúa muy bien en el mapa y muchos, los más mayores, la conocen más bien como Ceilán, y es que no fue hasta 1972 cuando Sri Lanka pasó a llamarse como la conocemos hoy en día. Desde el siglo XVI hasta mediados del XX portugueses, holandeses e ingleses se la disputaron como colonia hasta que, por fin, en 1948, Ceilán consiguió su independencia. De la época de ocupación poco queda, pero los británicos consiguieron que el té de Ceilán se siga considerando uno de los mejores del mundo.

Su nombre más romántico, la “Lágrima de la India”, hace perfecto honor a su forma y situación geográfica, ya que el territorio de esta pequeña isla alcanza, más o menos, lo que sería una octava parte de España, algo así como Extremadura y la Comunidad Valenciana juntas. Sólo eso.

Pues bien, a pesar de su reducido tamaño Sri Lanka alberga una diversidad de flora y fauna de lo mejorcito de Asia. Está repleto de reservas y Parques Nacionales. Consciente de su riqueza natural, es un país que sabe poner sus encantos al alcance de la mano de sus visitantes. Es muy sencillo realizar un safari en el que disfrutar de una gran cantidad de animales, por unos 30 euros encontrarás una buena excursión en un todoterreno panorámico, y si eres hábil regateando seguramente lo conseguirás por bastante menos. Como ahora verás, en Sri Lanka tienes donde elegir.

Parque Nacional Yala

En Sri Lanka hay vida en cada rincón, nunca sabes qué sorpresa te puedes encontrar si te detienes a observar a tu alrededor.

En Sri Lanka hay vida en cada rincón, nunca sabes qué sorpresa te puedes encontrar si te detienes a observar a tu alrededor.

Yala es uno de Parques Nacionales más famosos y concurridos de Sri Lanka y su visita es casi imprescindible una vez en el país. Cuenta con una de las mayores densidades de leopardos del mundo, que se dice pronto, pero aun así son especialmente escurridizos. Puede que encuentres uno, pero las probabilidades de que tengas que conformarte con ver sus manchas entre la maleza son altas. Son los reyes del camuflaje.

Cuenta también con una importante población de elefantes y con suerte también podrás encontrar ciervos, cocodrilos, búfalos y hasta osos. Además, es todo un espectáculo para los amantes de las aves y los pavos reales enamoran a cualquiera. En Yala se han registrado 215 especies de aves, 44 de mamíferos, 47 de reptiles y 18 de anfibios.

Parques Nacionales Minneriya y Kaudulla

En Minneriya y Kaudulla se encuentra una de las mayores poblaciones de elefantes de Sri Lanka. Dependiendo de si es temporada de lluvias o seca los elefantes se desplazarán de uno a otro en busca de agua y alimentos, por lo que de julio a octubre estarán en Minneriya y el resto del año en Kaudulla.

Posiblemente en pocos lugares del mundo puedas ver tantos elefantes juntos y desde tan cerca, familias y familias se pasean por sus praderas que rodean los lagos mientras los observas desde un todoterreno preparado para la ocasión. Son el paraíso de los elefantes y aunque también haya ciervos, leopardos y osos los safaris van dirigidos al avistamiento de los paquidermos.

En estos parques se estima que haya unas 160 especies de aves, 24 de mamíferos y 25 de reptiles.

En el Parque Nacional Kaudulla puedes ver más de cien elefantes pasando las tardes junto al lago.

En el Parque Nacional Kaudulla puedes ver más de cien elefantes pasando las tardes junto al lago.

Parque Nacional Udawalawe

En Udawalawe, al sur de la isla y no muy lejos de Yala, se estima que viva de manera permanente una población de unos 250 elefantes. Aquí se encuentra el Udawalawe Elephant Transit Home, un centro de inserción de crías huérfanas de elefante que trabaja desde 1995 por aumentar el número de paquidermos. Como en otros parques de Sri Lanka, aquí viven leopardos, osos, una gran variedad de ciervos, cocodrilos, búfalos de agua, monos y es además un punto clave para la ornitología.

Parque Nacional Bundala

Bundala es un refugio fundamental para un gran número de aves migratorias que pasan por Sri Lanka. Dde hecho se estima que allí viven 197 especies de aves y la mitad son migratorias. Las aves acuáticas son especialmente numerosas y son los flamencos los que acaparan las miradas de todos los visitantes.

Además, es un espacio frecuentado también por un gran número de elefantes de Sri Lanka y aunque en él también habitan leopardos, ciervos, cocodrilos, búfalos, jabalís, mangostas y osos son sus coloridas aves las que se llevan todo el protagonismo.

[Comodín]: Las ballenas de Mirissa

También el océano está lleno de vida, en pocos sitios se pueden ver ballenas azules tan fácilmente como en Sri Lanka.

También el océano está lleno de vida, en pocos sitios se pueden ver ballenas azules tan fácilmente como en Sri Lanka.

Además de estos Parques Nacionales en Sri Lanka hay muchos más, también están los de Lunugamvehera, Wasgammuva, Kumana, Wilpattu o las Horton Plains, pero merece la pena adentrarse también en el océano y dedicar un día al avistamiento de ballenas.

En el sur de la isla, en Mirissa, se puede hacer una excursión en barco en busca de ballenas, pero no hablamos de cualquier ballenita, sino de ni más ni menos que de ballenas azules. El rorcual azul es el mayor animal del planeta, pero no de ahora, sino de toda la historia que se conoce pues es más grande que cualquier dinosaurio que se haya descubierto hasta la fecha. Miden entre 24 y 27 metros aunque hay registros de ejemplares que alcanzan los 30. Por desgracia la ballena azul está críticamente amenazada, la que en mayor peligro de extinción se encuentra entre los grandes cetáceos. Por suerte en el Océano Índico aún hay una pequeña población y desde Sri Lanka es relativamente fácil disfrutar de su increíble majestuosidad.

- PUBLICIDAD -