eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

CTA: doce años como punto de encuentro para la innovación

- PUBLICIDAD -
Australia evalúa prohibir ordenadores portátiles en vuelos comerciales

EFE

La innovación es la palabra de la que se tira cuando se habla de lo que necesitan las empresas: innovar. Es la que se utiliza cuando se critica a la universidad o a las administraciones públicas: hace falta innovación. Pero, podría quedarse en un término vacío si no se le sumase la palabra colaboración. Así parece haberlo entendido la Corporación Tecnológica de Andalucía, una fundación privada auspiciada por la Junta de Andalucía, que llegó hace doce años para convertirse en la pieza que faltaba del puzzle. La bisagra útil para poner en contacto a las empresas, las universidades y su fuerza investigadora, y las administraciones. Como ellos mismos se definen, CTA es un "punto de encuentro".

Se trata de un modelo pionero en España en el que, a lo largo de estos doce años, no sólo se han convertido en nexo de unión de distintos ámbitos, si no en un "aliado estratégico para innovar".

Cuenta ya con 157 miembros que han creído en el valor de la innovación y la colaboración. De hecho, pueden presumir de haber propiciado colaboraciones estables entre empresas y grupos de investigación, "extendiendo la cultura de la innovación abierta y la cooperación (tanto Universidad-Empresa como entre diferentes empresas)", o de haber logrado que pymes se beneficien de la cooperación con grandes empresas.

Algunas cifras que respaldan este éxito: el 22% de los  proyectos financiados son desarrollados en cooperación entre varias compañías; 341 grupos de investigación de universidades y centro públicos andaluces están involucrados en los proyectos aprobados; más de 1.000 investigadores públicos están trabajando en colaboración con las empresas; y han sido 87 los millones de euros contratados a los grupos de investigación de universidades y centros públicos andaluces.

¿Cómo trabaja CTA?

CTA, al ser una fundación privada, cuenta con la ventaja de tener fondos propios. Esos fondos se dedican a la financiación de proyectos de I+D+I (ya suman más de 600 proyecto aprobados y 500 finalizados) con un porcentaje de los mismos a fondo perdido. En la última década ha sumado 157 millones de euros en incentivos concedidos a los proyectos aprobados y 474 millones de euros de inversión movilizada en los proyectos.

Su ámbito de influencia y de trabajo es la potenciación de sectores estratégicos para Andalucía como son el sector Aeroespacial y Procesos Productivos, Agroalimentario, Biotecnológico, Edificación y Obra Civil, Energía y Medio Ambiente, Ocio y Turismo y TIC.

Pero si CTA sólo proporcionara fondos, la labor de nodo y conexión se quedaría sin duda corta. CTA proporciona algo fundamental: el asesoramiento, el análisis y la evaluación necesarios para "planificar una estrategia completa de innovación: desde la identificación de las necesidades de I+D+i a la formulación de los proyectos o la búsqueda de socios y la financiación necesaria para llevarlos a cabo". 

En la búsqueda de socios es clave la labor de cluster que se realiza desde la Corporación, y los conocimientos sobre las posibilidades que ofrecen las convocatorias regionales, nacionales, europeas e internacionales y mantiene a sus miembros al día sobre las ventajas fiscales por I+D+i. Así como la red de relaciones que permite la pertenencia a CTA tanto con grandes empresas (Banco Santander, Cosentino, Unicaja, Vodafone...) como con pymes, así como con el ámbito universitario y las administraciones. Porque petenecer a la corporación es comprometerse y eso lleva siempre aparejado un alto grado de implicación. Sin ir más lejos, una empresa, para entrar a formar parte de CTA tiene que desembolsar desde lo 60.000 euros que aportan los asociados, al millón de euros de los socios numerarios.

Y las empresas se suman porque ven resultados: "cada euro invertido en I+D+i por las empresas en un proyecto financiado por CTA genera 1,46 € de PIB en Andalucía. Cada proyecto incentivado ha creado o mantenido 21,7 empleos directos e indirectos. El 90% de las empresas que han participado en proyectos financiados por CTA afirma que le ha ayudado a ser más competitiva. El 80% de las empresas ha profesionalizado su gestión. El 90% ha incrementado su inversión en I+D+i tras recibir financiación de CTA. El 60% ha mejorado el aprovechamiento de las deducciones fiscales por I+D+i". Son datos de impacto que se actualizan periódicamente y que avalan la existencia de la Corporación, y su clara apuesta por la innovación y la cooperación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha