eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Rajoy ha sido “el peor presidente para Extremadura, incluso Aznar invirtió más aquí”

A dos días de las elecciones el dirigente socialista Rafael Lemus acusa a Podemos y Cs de jugar a que se repitan dentro de un año tras debilitar al nuevo gobierno

“Podemos debería tomar nota de lo que le ha pasado dos veces a IU en la región, que desapareció. Nunca va a ganar en Extremadura”

"Lo de una persona, un cargo, quizá no estuvo bien especificado"

El PSOE actual “no tiene nada que ver con el de hace unos años, somos los únicos que podemos devolver la esperanza”

- PUBLICIDAD -
Rafael Lemus

Rafael Lemus

Rafael Lemus Rubiales nació en Torre de Miguel Sesmero, pueblo bendecido por la energía solar, hace 40 años, y del que tiene copublicado un libro sobre sus leyendas. Maestro de formación, hace tres años y medio cogió el incómodo testigo de relevar al histórico Francisco Fuentes Gallardo como secretario provincial del PSOE en Badajoz, en un período desgraciado en el que los socialistas acababan de perder las autonómicas extremeñas y seguidamente el uso del palacio presidencial de la Moncloa.

- Entonces los españoles acababan de votar mayoritariamente contra Zapatero y su sucesor Rubalcaba, ¿lo harán ahora contra Rajoy?

-Hay un número importante de indecisos que lo que único que tienen claro es que no van a votar a Rajoy, pero no han decidido a qué otro partido; el PP se ha erosionado estos cuatro años, por inacción, por recortes y por el manejo de la crisis política de Bárcenas, así que sufrirá una caída como la que sufrimos nosotros hace cuatro años, como reflejan las encuestas.

- Todas dan como ganador al PP

-Todas salvo la del CIS y la Fundación Sistemas (PSOE) son telefónicas con un margen de error alto, 5%. Hay grandes incógnitas y un 30% de electores que dicen que irán a votar pero no tienen decidido a quién. Antes de que surgieran Podemos y Ciudadanos (Cs) el 50% de los electores decía que no iban a votar a ningún partido, pero tras su aparición llega a España un interés político con programas de TV en máxima audiencia que traen y entrevistan a políticos; el país está más politizada que hace dos años, por suerte para la democracia.

El gran número de indecisos, que no tienen clara su opción política, se explica en que por ejemplo Podemos es de izquierdas, pero aspira a identificarse con la moderación y el centro para sustituir al PSOE; y a Cs se le identifica como un partido conservador, menos rancio que el PP, pero que reclama el centro con una parte de centro socialdemócrata y otra de centro derecha, mientras que el PSOE es de centro izquierda. Toda esa centralidad hace que muchos ciudadanos no lo tengan claro en esta campaña que es más reñida que nunca.

Rafael Lemus PSOE Badajoz

Con el presidente de la Junta en el Parlamento regional

- Que en Madrid y Extremadura haya gobiernos del mismo signo por un lado parece bueno, por complicidad, pero por otro queda la duda de si al tener la comunidad ya asegurada el Gobierno nacional siente que no tiene que hacer gran cosa.

-Extremadura para el Gobierno central es una región, por población y demografía, menor históricamente; los gobiernos socialistas de Felipe y Zapatero invirtieron mucho en Extremadura pero porque desde aquí les apretamos, Ibarra no fue un presidente cómodo para González o Zapatero, ni Vara para este último. Hay que pelear desde aquí por todo, gobierne quien gobierne, y que allí lo haga el PSOE no garantiza nada. La tendencia de la centralidad es apostar o invertir por las comunidades más pobladas, con mayor capacidad de crecimiento, la inversión tiene un mayor retorno fiscal, etc.

Pero la historia reciente de España indica que cuando coincide el PSOE en Madrid y aquí, se han conseguido más cosas que cuando ha coincidido el PP. Mariano Rajoy no ha sido un presidente conflictivo, pero ha sido el peor para Extremadura, más que Aznar, que a pesar de su manera de ser e ideología rancia y ultraconsevadora, invirtió algo en la región, pero Rajoy ha invertido cero euros; ha paralizado las grandes infraestructuras programadas como el AVE o la Plataforma Logística, y además se ha conjugado con el gobierno inepto de Monago en Extremadura.

- Si Rajoy gana, ¿será presidente o está amortizado?

-Hay dos partidos que quieren ganar las elecciones para gobernar, que son PP y PSOE, y otros dos que están jugando a una primera vuelta con claros intereses para que salga un gobierno débil y se tengan que convocar nuevas elecciones en un plazo corto de tiempo; desde el punto de vista de ‘Juego de Tronos’ y otras películas y juegos de estrategia está bien, pero este país no se puede permitir gobiernos débiles y que no puedan gestionar porque están maniatados.

España sigue en crisis, en grave depresión económica, y no debe pasar situaciones como la que está sufriendo ahora Cataluña. Hay que crecer, invertir y salir del túnel, y eso tiene que ser con protagonismo de partidos serios y responsables con arreglo a los tiempos.

- No le veo nada optimista en cuanto a la situación nacional tras elecciones; si no hay mayorías claras, repetición de elecciones

-Se deduce claramente de las declaraciones de Rivera e Iglesias, que no van a posibilitar un gobierno que no sea el suyo; estos dos partidos nuevos y minoritarios saben que no van a ganar y lo están apostando todo a una segunda vuelta en año o año y medio, incluso menos. Jugar a que nadie gobierne para tener que repetir elecciones es defraudar a los ciudadanos, eso sí que repercute negativamente en su vida.

- ¿Ciudadanos podría imponer al PP otro candidato a la investidura distinto de Rajoy?

-En Cataluña un partido se presentó con un candidato, la gente vota más al candidato que al programa. No podemos engañar a la democracia, y si gana un candidato, un partido con un número uno, y otro partido, minoritario, tiene la llave y obliga a cambiar de persona estamos engañando a los ciudadanos. Parece que todo vale, y no.

La situación política es compleja, la gente recela de los juegos políticos y de la manera de hacer política, y si, ganara PP o PSOE, el partido con la llave impone otro candidato, se está cargando las reglas de juego y provocando que se engañe a los electores que han votado por el original. Se intentarían imponer por encima de los votantes, para situar una presidencia acorde a sus intereses políticos, no a los de España o los ciudadanos.

Rafael Lemus

Al poco de ser elegido secretario provincial del partido

- ¿Qué afinidades ve para posibles alianzas después del domingo?

-Está claro que hay poca afinidad entre el PP y el PSOE; nosotros tenemos unos criterios y valores inspirados en la Ilustración, claramente laicos, y el PP ha demostrado que es conservador con una gran influencia de la confesión religiosa católica, lo ha demostrado con muchas políticas que ha aplicado. Por lo tanto aquella operación que se dijo es imposible.

Ahora bien, el PSOE, ¿coincidiría más con Podemos o Ciudadanos? Evidentemente nuestra afinidad natural debería ser con Podemos, es nuestro aliado natural si ellos fueran un partido moderado conservando su manera de ser y pensar, reformista y no revolucionario que es lo que aparenta en algunas ocasiones. El PSOE es socialdemócrata con una esencia de reformar, de mejorar y que todo el mundo se sienta cómodo en un sistema y priorizando en la igualdad de oportunidades, haciéndolo sin pisotear ni imponer, mientras que Podemos parece en sus inicios que busca más la imposición/revolución con referentes latinoamericanos, y espero que se vaya moderando dentro de sus valores y principios legítimos.

- ¿Entonces habría más posibilidad de acuerdo PSOE-Ciudadanos, ya que se disputan menos espacio político?

-Cs es un partido que hacía falta en este país. La derecha que teníamos es muy rancia y anticuada, distanciada de los democristianos europeos; el PP no tiene nada que ver con los republicanos franceses o el partido de Merkel, es un partido muy chapado a la antigua con valores decimonónicos que si tienen que elegir entre una moral civil y laica, o una cristiana católica, eligen la segunda, e intentan imponer criterios religiosos sobre los sociales o civiles. Hacía falta que la derecha se modernizara.

- Lo que pase a partir 20D ya lo estamos viendo en Extremadura; un partido más votado pero que se lleva grandes sustos como el del Presupuesto, y que no ve una ruta clara a seis meses vista.

-Lo que está pasando aquí es complicado aunque aún no conflictivo. Podemos debería entender que si se comporta igual o parecido que antaño Izquierda Unida… Si hemos aprendido algo es que en Extremadura en dos ocasiones, la derecha y un partido de izquierda se han aliado y asociado, y cuando ha pasado el resultado es el mismo: la derecha baja e IU desaparece. Podemos tenía que aprender esa lección para no cometer los errores históricos de IU Extremadura.

El PSOE no es perfecto, perdimos en 2011 las elecciones y aprendimos que necesitábamos una cura de humildad, y que las mayorías absolutas no te dan patente para actuar sin tener en cuenta a los demás; la mayoría simple actual relativa la llevamos de manera que tenemos siempre presente la necesidad de pactos y acuerdos, y la mano de Fernández Vara siempre está abierta. Podemos debe entenderlo, que negociar es renunciar los dos a cosas a cambio de encontrar objetivos comunes mucho mayores que lo renunciado, y si realmente lo que piden y quieren es real lo podrían conseguir con el partido socialista; tienen que partir de la base de que ellos nunca van a ganar las elecciones en Extremadura, es una región rural y ellos por el momento no son un partido que la sociedad rural identifique como su mayor opción.

A partir de ahí si quieren mejorar la vida de los extremeños, que hablen con nosotros, negocien y se sienten, que estamos dispuestos. Los socialistas tenemos una tradición larga de coaliciones y de gobernar en pactos de izquierda, y no ha ido mal.

Rafael Lemus

- La polémica entre los socialistas extremeños de una persona, un cargo, ¿ya está superada?

-Cuando Fernández Vara lo lleva a notario es cierto que pudo no estar bien especificado; él se refería a su gobierno, a lo que es su competencia, y de hecho ha habido diputados autonómicos que han renunciado al escaño para entrar en el gobierno.

En el caso del senador autonómico es distinto. En la Asamblea hay dos personalidades que como diputados tienen la opción de optar además a otro cargo, al de presidente de la Junta y senador autonómico ¿Alguien se plantea que una persona, un cargo, afectara al presidente de la Junta y tuviera que dejar el escaño? ¿No, verdad? Si el presidente sale de entre los diputados debe seguir ahí. Senador autonómico: es cierto que en el Estatuto de Autonomía se permite que deje el de diputado regional, algo que el PP no ha usado y su senador autonómico ha sido las dos cosas. Esto se hizo con un criterio puramente político, para que te vayas de senador y entre otro compañero. Yo soy senador autonómico, la persona que junto con otro del PP representa a la Asamblea de Extremadura en el órgano de representación territorial que es el Senado; si dimito de diputado, ¿a mí quién me mandata? , ¿de quién sigo las instrucciones?, ¿cómo represento al pueblo de Extremadura? Los puristas entran en incoherencias.

Yo no cobro un solo euro por ser diputado autonómico, no me pagan dieta ni kilometraje, todo lo que hago en la Asamblea lo hago con mi dinero. Intervengo en ella y voy a intervenir en el Senado en cuestiones importantes para plantear, a ser posible de la mano del senador autonómico del PP, cosas como el AVE que supera temas partidarios y deber ser un consenso de todos: ni un día más sin que el Gobierno se comprometa con una fecha, somos la única región que se va a quedar fuera.

- Si Ramón Ropero hubiera aceptado ser senador, ¿tendría que haber dimitido de alcalde en Villafranca de los Barros?

-Sí. Es verdad que a escala federal del partido esto no está regulado, y en el Senado hay alcaldes socialistas. Aquí en este caso, dirigir un ayuntamiento de 16.000 habitantes exige dedicación, y el senador es una persona que va dos o tres semanas al mes y se tira tres días allí metido, en el Senado se echan muchas horas, pleno desde las nueve de la mañana a las diez de la noche. Un alcalde de una población grande si se va de senador hay algún flanco que deja descubierto, el del Senado o la alcaldía. Era una cuestión de dedicación, no orgánica como han dicho algunos.

- En las elecciones del domingo pueden tener un papel importante sectores como los jóvenes, o las clases medias desencantadas con ustedes

-Solo hay una alternativa real, conocida y con capacidad de cambio que es el Partido Socialista. Nos hemos regenerado y renovado, solo en la provincia de Badajoz hemos cambiado cargos municipales e institucionales en más de un 60%; la media de edad de nuestros políticos socialistas en Extremadura es de 35-40 años, y a escala federal Pedro Sánchez representa la generación nueva socialista que está llevando a cabo reformas internas y externas, y le hemos elegido por sufragio universal, algo que puede pasar desapercibido para mucha gente pero es un cambio profundo.

En la última época de Zapatero seguramente aplicamos políticas no entendidas y reprobadas, por eso perdimos las elecciones de manera estrepitosa, pero tomamos nota de ello y hubo una regeneración importante con un secretario general de transición que fue Rubalcaba y otro votado por la militancia, que se ha consolidado. El PSOE de ahora no es el de hace cinco o seis años, por lo tanto el ciudadano tiene que confiar en nosotros por la capacidad que tenemos de cambiar, de regenerar, y sobre todo de ofrecer y garantizar algo que se ha perdido, que es la esperanza, ese es el PSOE. Nosotros no hablamos de revolución, lo hacemos de mejorar la vida de la gente.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha