eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La investigación de Acorex y Caja Rural se plantea también como un análisis del pacto Monago-IU

El PSOE sostiene que a cambio de presidir la Junta, Monago entregó a IU el control del mundo cooperativo

Las injerencias políticas en ambas entidades vienen de mucho antes, intenta demostrar por contra el PP

- PUBLICIDAD -
victoria dominguez

La diputada de Ciudadanos Victoria Dominguez

Antonio Fernández, el consejero de Economía que dimitió por “motivos personales” encantado de haber conocido a Monago y un año después asegura que se marchó dando un portazo; Javier Donoso el ex director general de Acorex que afirma haber sido sometido a un ‘cuarto grado’ por Monago para que dimitiera, o el ex diputado regional de IU Alejandro Nogales centro de todas las miradas y que está deseando explicarse… Comparecencias esperadas para la comisión de investigación sobre Acorex y Caja Rural de Extremadura que se aprobó ayer en el Parlamento regional, y que promete ser la más explosiva de cuantas en él se hayan visto.

Se dio el visto bueno por unanimidad a esa propuesta, pero cada cual la encamina hacia un propósito.

El PSOE cree que se pueden alumbrar ahora zonas sombreadas del “pacto” que dio en 2011 con José Antonio Monago en la Presidencia de la Junta gracias a la abstención de IU, y que aquel presunto acuerdo oculto supuso poner en manos de IU, y sobre todo en las de Nogales, el mayor conglomerado empresarial extremeño, Acorex, y la entonces tercera entidad financiera en importancia de la región, Caja Rural de Extremadura, según sostuvo ayer durante el debate el portavoz socialista, Valentín García.

La investigación sobre ambas entidades era una propuesta presentada conjuntamente por Podemos y Ciudadanos, y por otro lado por el grupo socialista, dos peticiones que se unificaron y aprobaron por unanimidad, los 65 diputados de la Cámara.

Para Victoria Domínguez, de C’s, son precisas explicaciones políticas una vez que el ex consejero de Economía de Monago, Antonio Fernández, haya detonado el asunto al denunciar que abandonó en junio de 2014 ese gobierno por negarse a entregar a IU Caja Rural con el fin de financiar Acorex, con lo que desde el primer momento evidencia la relación entre ambas cuestiones, el hundimiento del grupo cooperativo agroindustrial, y la crisis en una caja que estuvo a punto de ser absorbida por Andalucía y su Caja Rural del Sur.

Ni el mercado, ni los productos

Daniel Hierro, de Podemos, no tiene dudas, hubo injerencias políticas que han acabado con una Acorex que no tenía problema alguno en elaborar buenos productos y en venderlos bien en el mercado. “Todos los ciudadanos tienen derecho a saber qué ha pasado”, aunque el de Podemos también se pregunta, ante las declaraciones explosivas del consejero Fernández en Canal Extremadura TV, “¿por qué no habló en su día?”.

Las conclusiones preliminares del PSOE para esa comisión de investigación las esboza con claridad su portavoz Valentín García. “Monago, a cambio de la presidencia de la Junta, entregó sucesivamente a Alejandro Nogales primero Canal Extremadura, y luego Caja Rural y Acorex, esa es la clave de esta pasada octava legislatura”.

Según su relato tras la entrega de la televisión y radio autonómicas, durante seis meses de 2012 se preparó el asalto a la caja y la cooperativa de segundo grado. El Gobex sacó a la caja del proyecto de absorción por la Rural del Sur pero a cambio se cobró la cabeza del presidente de la entidad aunque no pudo hacer lo mismo con el director general gracias a la rebelión del consejo rector y de los trabajadores.

Valentín García sostiene que José Antonio Monago, su vicepresidenta Cristina Teniente, y Alejandro Nogales, se deshicieron primero de un Antonio Fernández por “blando” en la presión sobre la caja, quitándole competencias y provocando su dimisión, y luego del Pedro Nevado-Batalla también por “incompetente” en la presión, sustituyéndolo de consejero por Clemente Checa.

En cuanto a Acorex, “segunda moneda de cambio” con IU, “echaron en 2013 al presidente y director general a cambio de dinero para la fábrica de tomate Tomcoex”, y en enero de 2015 a los nuevos dirigentes porque “no hacían bien su trabajo”, aunque previamente según ese relato Monago había conseguido la dimisión del director general Javier Donoso en una reunión de varias horas en el despacho presidencial. García afirma que en la misma Monago le dijo a Donoso “tienes que dimitir”. “¿Pero por qué, señor presidente?”. “Porque me lo ha pedido Nogales”.

PP: "Nada que ocultar"

Luis Hernández Carrón, portavoz del PP –“no tenemos nada que ocultar”- sostiene que el Gobex del que él formaba parte actuó, sí, en Caja Rural y Acorex, pero a instancias de los socios, trabajadores y del Banco de España, y que para injerencias las de años anteriores, cuando las cajas, y no solo la rural, y Acorex, “las controlaban los socialistas”.

Por eso los populares quieren ampliar la investigación a épocas anteriores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha