eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Primer ‘plan renove’ de mobiliario del hogar en Extremadura

Se desarrollará en tres anualidades, con una cuantía máxima de 200 euros por mueble y de 1.000 euros por comprador 

El consumo del sector de la comercialización y fabricación del mueble, al que se dedican 600 empresas en la región, se ha reducido a la mitad por la crisis 

- PUBLICIDAD -
La compraventa de viviendas creció un 10,1% en el segundo trimestre en Andalucía, hasta las 23.359, según los notarios

El plan busca incrementar el consumo interno de muebles, dinamizar las ventas y fomentar el crecimiento de la economía regional.

Con este objetivo se pone en marcha el Plan Renove de Mobiliario de Hogar. La Junta de Extremadura tiene previsto invertir en estas ayudas 750.000 euros en cada una de las tres anualidades, hasta 2019, en una iniciativa en la que se esperan hasta 5.000 compras por cada una de las tres convocatorias con una ayuda media de 250 euros.

Se trata de un decreto novedoso aprobado por el Consejo de Gobierno con el queel Ejecutivo regional quiere hacer frente a uno de los efectos adversos más importantes de la crisis económica iniciada en España en el año 2008: el consumo y la demanda interna.

¿Qué se puede comprar?

El decreto contempla un sistema de ayudas dirigidas al consumidor final que supondrá un descuento del 25% del valor de cada mueble que se adquiera en un establecimiento comercial ubicado en Extremadura y que esté adherido al plan. Con una cuantía máxima de 200 euros por mueble y de 1.000 euros por comprador en cada convocatoria. 

De acuerdo con el decreto, tendrán la consideración de muebles para el equipamiento del hogar los de dormitorio, incluidos los armarios, los de salón-comedor, cocinas, muebles de baño, sofás, recibidores y muebles auxiliares en general. Respecto a los de cocina, se contabilizarán como un único mueble.

Quedan excluidos los de jardín, los artículos decorativos, espejos, equipamiento textil, colchones y los artículos de iluminación. También los muebles en kit, es decir, aquellos que se comercializan desmontados y donde el montaje es por cuenta del comprador o se facilita por el vendedor como un servicio accesorio o adicional.

Los muebles deberán destinarse al uso doméstico y no serán subvencionables los equipos que se destinen a locales o dependencias dedicadas a la prestación de servicios o actividades empresariales.

La portavoz del Ejecutivo extremeño Isabel Gil Rosiña / Junta

La portavoz del Ejecutivo extremeño Isabel Gil Rosiña / Junta

¿Por qué se pone en marcha?

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, explicó que una de las caídas de consumo más fuertes se ha registrado en el sector del mueble, reduciéndose a la mitad, un 51%, el gasto medio en equipamiento de muebles para el hogar. En Extremadura hay 600 empresas dedicadas a la comercialización y fabricación de muebles y 88 artesanos.

Un sector importante para la región que se vio por el ‘parón’ del mercado inmobiliario y el descenso de compra de primera vivienda según explica la Junta.

Son productos que no se consideran  de primera necesidad y cuya adquisición el consumidor decide aplazar, lo que ha provocado también el descenso del consumo asociado a la renovación del mueble.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha