eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La contabilidad en B es del PP, no de Bárcenas

Los papeles de Naseiro demuestran que el dinero negro y la caja B fueron la práctica habitual, no la excepción

97 Comentarios

- PUBLICIDAD -

No fue un hecho aislado. No fue una mala praxis de Luis Bárcenas, ese apestado al que hoy nadie conoce en el PP. Era el procedimiento habitual.  Los documentos que hoy publica en exclusiva eldiario.es son de una extrema importancia, a pesar del tiempo que ha pasado, porque demuestran lo que hasta ahora solo intuíamos: que el dinero negro y la caja B existen en la derecha española desde antes de que naciese el Partido Popular; al menos desde los tiempos de Manuel Fraga, Antonio Hernández Mancha y Alianza Popular.

El método era otro, distinto al de Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta. La Agencia Tributaria no contaba entonces con las alertas antiblanqueo, que hoy obligan a los bancos a avisar si alguien mueve mucho dinero en efectivo. En vez de en una caja fuerte, el dinero B de la derecha española se guardaba en una cuenta corriente del ya desaparecido Banco de Fomento, una cuenta oculta en la que se depositaron al menos 140 millones de pesetas –una fortuna para la época– y que no estaba declarada en la contabilidad oficial del partido. Era una cuenta opaca donde el dinero entraba en efectivo y salía en cheques al portador. Una cuenta en 'black', cuyos detalles el tesorero Rosendo Naseiro escondió hace ya un cuarto de siglo –probablemente para protegerse, cosa que logró– y que hoy desvela en exclusiva eldiario.es.

La última cantidad de la cuenta 'black' del Banco de Fomento –ocho millones de pesetas– coincide con la primera anotación de los papeles de Bárcenas, una entrada en efectivo a nombre de R. N., las iniciales de Rosendo Naseiro. La exclusiva que hoy publica nuestro compañero Antonio Ruiz del Árbol es la precuela de una misma historia, de una misma forma de actuar.

Ha pasado más de un cuarto de siglo y todos los hechos están judicialmente prescritos. Lo estarían incluso si estuviésemos ante un asesinato; si no es por terrorismo, el delito caduca a los 20 años. No hay responsabilidad penal alguna en esta exclusiva, más allá de demostrar que Luis Bárcenas tenía toda la razón cuando contaba que todo esto no era cosa suya, que venía de muchos años atrás. Pero las responsabilidades políticas siguen ahí, más que presentes. Y no solo atañen a algunos de los nombres que aparecen en estos documentos –en los próximos días, el diario.es desvelará muchos papeles más, con más nombres que hoy siguen muy presentes en la política actual–. También a la actual cúpula del PP, que lleva años negando que el dinero negro, los sobresueldos y la caja B han sido la práctica común en la derecha española desde que el PP se fundó. La forma natural de actuar, con total impunidad.

-----

Hoy es un buen día para repetirlo: podemos publicar estas noticias porque los socios nos dais la independencia. Mil gracias por permitirnos ejercer nuestro trabajo con plena libertad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha