eldiario.es

Menú

GALICIA

Albert Rivera exige la dimisión de Baltar como condición para darle la llave del Gobierno a Feijóo

"Mientras exista cierta sospecha, se tiene que apartar", aseguró el líder de Ciudadanos durante un desayuno informativo en Santiago

El caso Baltar se había quedado fuera del pacto anticorrupción firmado entre PP y Ciudadanos, que solo afectaba a cargos a nivel del Estado

- PUBLICIDAD -
Albert Rivera saluda a un peregrino en la compostelana Praza do Obradoiro

Albert Rivera

Ciudadanos ha empezado a poner sus condiciones para hacer valer "el escaño de oro" que podrían obtener según la mayoría de las encuestas y que les convertiría en imprescindibles para que Feijóo repita en la presidencia de la Xunta. Albert Rivera acaba de poner nombre y apellidos al precio de esos votos: José Manuel Baltar.

El presidente de la Diputación de Ourense está imputado por un delito de cohecho, tras la denuncia que le acusa de haber ofrecido trabajo a cambio de sexo.

"Mientras exista cierta sospecha, se tiene que apartar", ha asegurado Rivera durante un desayuno informativo celebrado en Santiago de Compostela. El sondeo de La Voz de Galicia pronostica la entrada de Ciudadanos en el Parlamento de Galicia con entre uno y dos diputados. Si Feijóo se queda en los 37 escaños que le pronostica ese mismo estudio demoscópico, el apoyo de Ciudadanos sería imprescindible para el PP. En ese contexto, si Ciudadanos mantiene su palabra, Baltar tendría que irse.

"Quien quiera gobernar Galicia con los escaños de Ciudadanos, tiene que aceptar condiciones", ha advertido Rivera.

La exigencia tiene, sin embargo, pocos visos de convertirse en realidad. El barón provincial de Ourense es el hombre con mayor poder electoral en Galicia. Así se lo recordó el propio Baltar a Mariano Rajoy en el mitin que ambos protagonizaron el pasado martes en O Carballiño (Ourense), en donde  alardeó ante su líder de la cantidad de votos que conseguía llevar a las urnas ourensanas, elección tras elección. 

La figura de Baltar está teniendo un peso específico en la campaña gallega. Su nombre fue de los más mencionados en el debate a cinco que los candidatos protagonizaron el pasado lunes en la televisión pública gallega.

A pesar de la polémica, Rajoy no dudó en hacerse acompañar del imputado Baltar en todos los actos que el pasado martes protagonizó en varias localidades de Ourense.

La postura de Ciudadanos supone un cambio con respecto al acuerdo contra la corrupción firmado en agosto con el PP. Aquel acuerdo dejaba fuera de sus exigencias a todos aquellos cargos que no lo fueran a nivel del Estado. Dicho de otro modo, el pacto salvaba a Baltar.

Ciudadanos pretende ahora encontrar un discurso de campaña que explique para qué sirve votarles. Por el momento, esa pregunta encuentra su respuesta en una virtual dimisión del imputado Baltar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha