eldiario.es

Menú

GALICIA

"De Feijóo no espero nada, pero puede que Génova enseñe a Baltar la puerta de salida"

Ignacio Gómez, portavoz socialista en la Diputación de Ourense, cree que solo la cercanía de las elecciones y la presión sobre el PP estatal podrían suponer la marcha del presidente provincial, José Manuel Baltar, tras el escándalo destapado por este diario

"Si el presidente (Baltar) se reconoce en esa voz grabada y es él el que habla, la dimisión debe ser inmediata, no por el contexto en sí sino por lo que se dice en esas conversaciones"

- PUBLICIDAD -
La oposición decide plantar a Baltar en el pleno de la Diputación de Ourense

Ignacio Gómez, del PSdeG, tras plantar a Baltar en el pleno de la Diputación EFE

Después de que la oposición plantase la pasada semana a José Manuel Baltar por su negativa a explicar en sesión plenaria la denuncia por ofrecer trabajo a cambio de sexo, el presidente de la Diputación de Ourense tiene otra oportunidad este martes. Será en un pleno extraordinario solicitado por toda la oposición (PSOE, BNG y Democracia Ourensana) del que ni los rivales políticos se fían. "Tememos que empleen alguna artimaña", advierte Ignacio Gómez, portavoz socialista en el ente provincial, en una entrevista en la que asegura que solo el PP estatal y la cercanía de las elecciones podrían provocar la salida del líder del PP ourensano. "Del PP de Galicia no espero absolutamente nada", aclara. 

¿Qué espera de este pleno extraordinario?

Esperamos que, por lo menos, el PP y el presidente de la Diputación den la cara y se atrevan a debatir. Esto es lo mínimo porque sabemos que, obviamente, van a votar en contra de la reprobación y de la petición de dimisión de Baltar. Tenemos incluso el temor a que el grupo popular emplee alguna artimaña legal o política para evitar el debate, porque son capaces de hacerlo. En caso de que se atrevan a debatir, estaremos muy atentos a las explicaciones que nos tienen que dar, no solo a nosotros, sino a la sociedad, que es la que tiene que acceder a un debate que se tiene que producir en esta institución provincial. 

¿Qué artimañas espera?

Me espero cualquier cosa, desde que insistan en que es un tema que no se debe debatir en un pleno de la Diputación hasta que se marchen, intentando responder con un plantón al que nosotros hicimos, de manera justificada, cuando se negó la posibilidad de tratar el tema. Además, la prepotencia del presidente Baltar es tal que llegó a decirnos que ya vería si convocaba o no un pleno extraordinaria cuando legalmente estaba obligado a hacerlo al solicitarlo once diputados provinciales, cuatro más del mínimo necesario. 

Fueron muchas voces políticas las que han asegurado que el caso Baltar es una metáfora del tipo de política que se lleva a cabo en Ourense desde hace años. ¿Es así?

Es así. Aquí lo importante son las motivaciones y connotaciones que rodean al caso, no los detalles personales o morbosos. Y más todavía cuando estas motivaciones se explicitan en unas conversaciones que, supuestamente, el propio presidente de la Diputación mantiene con otra persona. No podemos olvidarnos de que el anterior presidente provincial está condenado por el enchufe y colocación masiva de personas en la institución. No es tanto que nos sorprendan estas prácticas a los que estamos en el día a día de la política provincial, pero es obvio que todo lo derivado llama todavía más la atención. 

El PP de Galicia alude a la presunción de inocencia y al carácter estrictamente personal del caso.

Nadie duda de que todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia, pero tampoco dudamos de que nada tiene que ver la vía judicial con la política. Si el presidente se reconoce en esa voz grabada y es él el que habla, la dimisión debe ser inmediata, no por el contexto en sí sino por lo que se dice en esas conversaciones. Ése es el tema y no todo lo derivado a una cuestión personal en la que no nos metemos. Porque esto no es una cuestión solo personal, como dice Baltar. Lo será, en todo caso, cuando él dimita, a no ser que ahora diga que él no es el que sale en las grabaciones, lo que implicaría un proceso judicial aún más largo... Mientras no dimita y continúe en el cargo, la polémica es también política. Y sí, todo esto no deja de ser una metáfora de lo que lleva ocurriendo en la provincia de Ourense muchos años, pero añadiéndole cuestiones más morbosas que no son agradables para nadie. 

Pese a todo, no parece que la repercusión del escándalo haya sido demasiada si se compara con otros. 

Quizás la gente se acostumbre a estas cosas y no hay nada peor que eso. " Unha máis", " xa o sabiamos...". Parece que ya no sorprenda, pero en este caso el tema tiene algo más de recorrido y repercusión por las connotaciones morbosas que tiene y que puede que interesen a más personas. Aquí lo grave es el hecho de traficar con puestos de trabajo y beneficiarse de las necesidades de la gente. Y éstas son cosas que hace mucho tiempo que pasan, lo que provoca que haya muchos ciudadanos a los que ya no les sorprenda nada. En todo caso, en los últimos días a mí se me ha acercado más gente a preguntarme sobre el caso y a manifestar su vergüenza por todo lo que ha salido a la luz. 

¿Qué le han parecido las declaraciones de Núñez Feijóo?

Vergonzosas. No tengo más palabras para calificarlas. La misma persona que pide respeto y presunción de inocencia para Baltar, algo que nadie niega, no muestra respeto personal ni presunción de inocencia hacia otra persona. No respeta a quien denuncia, que es la parte más débil de este caso y quien más difícil lo tendrá a partir de ahora por lo que puede influir esto en su vida privada. Las declaraciones son vergonzosas. 

¿Esperaba esta reacción del presidente de la Xunta?

No esperaba nada del presidente del PPdeG. Recordemos que él vivió un bochorno semejante público por tener relaciones, al menos raras, con un narcotraficante. Pese a que aquello se explicitó incluso con fotografías, solo le faltó decir que el de la foto no era él, así que... Pues no, no espero nada de un partido con dirigentes que se mensajean con Bárcenas, que viajan en yates de traficantes y que son capaces de actuaciones como las que ahora estamos viendo en Ourense. No espero nada de ese partido, pero sí esperaba algo menos vergonzoso de quien, además de máximo dirigente de los populares gallegos, es el presidente de Galicia y de todos los gallegos. 

Entonces, ¿cree que el caso tendrá consecuencias políticas para Baltar y el PP de Ourense?

Todo estará en función de la presión que hagamos entre los grupos de la oposición. En este tema tenemos que estar unidos e ir juntos y de la mano, más allá de los desacuerdos que tengamos en otras cuestiones. Es algo suficientemente importante como para que nos juntemos y logremos que Baltar no siga ni un minuto más como presidente de la Diputación de Ourense. 

¿Será suficiente la presión en Ourense?

No, esto tiene que darse también en otros foros políticos superiores, también en el Parlamento de Galicia, por supuesto, donde la oposición debería ir de la mano para pedir responsabilidades y consecuencias políticas. También debería reaccionarse a través del Congreso de los Diputados, pero la legislatura está acabada. En todo caso, la presión que haga la oposición será fundamental en la presión que el propio PP estatal reciba y sienta. Del PPdeG no esperamos nada, pero puede que desde Madrid...

¿Espera más del PP estatal?

El PP desde Madrid ya se ha manifestado con bastante dureza sobre este tema, pidió explicaciones y, por el momento, nadie del partido aquí ha salido a decir que esas grabaciones no sean ciertas o que el que allí habla no es Baltar. Puede que la presión afecte en el PP estatal, no tanto porque de verdad quieran reaccionar, sino porque estamos en una etapa electoral y puede que aprovechen para darle un pequeño empujón a Baltar y enseñarle la puerta de salida. Ahí sí podría ocurrir algo porque del PPdeG no espero absolutamente nada. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha