eldiario.es

Menú

GALICIA

Rajoy se vuelca en la campaña gallega buscando una victoria que le devuelva la iniciativa en octubre

Rajoy repite la estrategia de 2009: mientras Feijóo pide el voto en las ciudades, él lo hará en los pueblos

El presidente del Gobierno estará cuatro días seguidos recorriendo Galicia para pedir el voto para Feijóo

El líder del PP busca una victoria amplia en Galicia que le devuelva la iniciativa perdida tras el fracaso en la investidura

- PUBLICIDAD -
Rajoy pide el voto para Feijóo, que siempre "está ahí" y no gana "porque sí"

Rajoy pide el voto para Feijóo, que siempre "está ahí" y no gana "porque sí" EFE

Rajoy se pasará la mayor parte de la campaña electoral pidiendo el voto en Galicia. Según fuentes del PP, el presidente en funciones estará cuatro días seguidos recorriendo aldeas durante la recta final de campaña. La estrategia es la misma que en 2009 le dio a Feijóo la mayoría absoluta: Rajoy visitará villas y pequeños pueblos, mientras el candidato a la Xunta se centrará en buscar el voto urbano.

El presidente en funciones recorrió este martes diversos pueblos de la provincia de Ourense, acompañado del presidente provincial José Manuel Baltar. Este miércoles hará lo mismo en la provincia de Pontevedra. En la semana final de campaña, Rajoy se dará un atracón de cuatro días para pedir el voto que garantice a Alberto Núñez Feijóo una nueva mayoría absoluta y el control total de la Xunta. 

El líder del PP busca una amplia victoria que le devuelva la iniciativa en octubre, tras el fracaso de la investidura. En Galicia el PP tiene el viento a favor y eso explica la intensa presencia prevista en esta campaña, frente a la discreta agenda que el PP ha diseñado para su líder en los mítines de País Vasco.

En el año 2009, Rajoy atravesaba por uno de sus peores momentos en política: las derrotas electorales habían arrastrado su gestión y en su partido nadie temía discutir al líder. La victoria de aquel año, cosechada por Feijóo, supuso el principio de la remontada y los primeros pasos que acabarían llevándole a La Moncloa.

La situación es similar a la actual. El presidente en funciones busca ánimos y victorias con las que insistir en su argumento de que la presidencia le corresponde. Un éxito le permitirá, además, sacudirse la complicada situación que atraviesa un PP a la espera del inicio del caso Gürtel y enfangado en los escándalos Soria y Barberá. El próximo 25 las urnas le dirán al del PP si puede contar con el ánimo que busca en Galicia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha