Opinión y blogs

eldiario.es

Quién decide lo que no puede anunciarse y cómo debe retirarlo Airbnb

¿Debe Airbnb filtrar los anuncios incompatibles con la norma autonómica?

La economía colaborativa está dando mucho que hablar, no solo como debate acerca de esta nueva forma de poner en común a personas para que intercambien productos o servicios, sino también acerca de la legalidad de la actividad que llevan a cabo los diversos actores de este sector y de la aplicabilidad de las normas. Como muestra, el gran revuelo que se ha formado alrededor de las multas que el Ayuntamiento de Barcelona ha impuesto a Airbnb y HomeAway. Si bien en nuestro país el caso más sonado es el de Uber, también han ido pasando por este proceso  BlaBlaCar y las citadas 'startup' de alojamiento, entre otras.

Aunque es un tema que nunca ha dejado de estar sobre la mesa, en las últimas semanas se leen muchas noticias al respecto y, más concretamente, sobre las multas que les están imponiendo o que pretenden imponerles las administraciones locales.

No es tan extraño que esto ocurra, ya que las leyes suelen ir un paso por detrás de la realidad y, a menudo, surgen nuevas situaciones y actividades que no se encuentran reguladas y a las que se debe buscar cabida bajo el paraguas legal. En el caso de la economía colaborativa, que se basa en plataformas digitales, además, son varias las normas que, a distintos niveles, aplican: por un lado, aquella normativa que regule la actividad que se lleva a cabo a través de la plataforma, es decir, la que regula sus contenidos como tal, que variará en función del sector en el que se englobe dicha actividad; y por otro lado, la que establece el régimen al que se encuentran sujetos los negocios de internet.

Seguir leyendo »

Feliz 2016: las obras de Valle-Inclán y Lorca pasarán al dominio público este año

En 2016, 80 años después del asesinato de Federico García Lorca, su obra pasará a ser de dominio público

Probablemente hayas escuchado alguna vez como respuesta a la pregunta de cuánto duran estos derechos de propiedad tan especiales la ya clásica coletilla de “70 años tras la muerte del autor”, computándose desde el día 1 de enero del año siguiente al del fallecimiento. Sin embargo, la respuesta no debería ser tan categórica.

Nuestra actual Ley de Propiedad Intelectual es fruto de numerosas directivas europeas que han armonizado en toda la Unión determinados aspectos de este asunto, como los derechos otorgados a los autores, las obras y prestaciones objeto de protección y la duración de sus derechos.

Precisamente, esta es una de las principales particularidades de los derechos de propiedad intelectual: mientras que quien adquiere la propiedad de una casa lo hace sin límite temporal, quien crea una canción, un libro o un cuadro únicamente podrá explotarla en exclusiva durante un limitado periodo de tiempo. Una vez pase dicho plazo, la obra pasará al dominio público, pudiendo ser utilizada por cualquiera, debiendo respetar únicamente los derechos morales.

Seguir leyendo »

Si compartes GIF en Twitter, te pueden cerrar la cuenta (y con razón)

Los GIF de películas, series y eventos deportivos han inundado Twitter

Hace unos cuantos años (dos décadas casi), cuando muchos comenzábamos a navegar por internet, la web era estática, aunque de vez en cuando encontrábamos pequeños oasis de movilidad en unos gráficos, generalmente horteras, que parecían dar vida a la página. Eran los famosos GIF. Aunque cayeron en desuso durante una década, ahora han vuelto, ya sea en su versión original o en otras un poco más modernas y de mayor calidad.

Inicialmente, los GIF se pensaron para dar movimiento a pequeños y sencillos gráficos creados por ordenador (un globo terráqueo, una arroba girando sobre sí misma…), pero rápidamente se vio su utilidad para publicar de forma sencilla un breve fragmento de vídeo, ya fuese de una película, un acontecimiento deportivo o un programa de televisión. Y, una vez más, cuando utilizamos contenidos creados o generados por otros es cuando toca decir que “con la ley hemos topado”.

¡Esto no es una cueva! pic.twitter.com/RSjwfgRhhm

Seguir leyendo »

La suspensión del Safe Harbor, ¿una buena noticia para tu privacidad?

La privacidad de los europeos, la gran beneficiada tras la sentencia

A primera vista, podría parecer que la noticia de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado inválido el acuerdo Safe Harbor (Puerto Seguro) no afecta directamente al usuario medio de internet, pero nada más lejos de la realidad. Nuestros datos son transferidos internacionalmente todos los días, aunque no lo veamos.

A nadie le sorprenderá, ya que muchas de las empresas que prestan servicios a través de la Red tienen su sede principal en Estados Unidos. Los usuarios acceden a su correo electrónico, buscan contenidos, contactan a través de sistemas de mensajería instantánea con sus compañeros, se registran en redes sociales... Y todo ello, muchas veces, sin tener en cuenta a dónde van a viajar los datos que introducen, o las consecuencias que puede tener para sus derechos.

Facebook, Google Apps o Dropbox son solo algunos ejemplos de servicios prestados por empresas con sede en el extranjero que utilizan ciudadanos, administraciones públicas y multitud de empresas europeas en el día a día de su actividad. Los datos que facilitan, una vez introducidos, llegarán hasta los servidores situados en Estados Unidos, donde serán procesados y almacenados. Posteriormente, tal vez llegue a replicarse su contenido en servidores situados en terceros países de los que no tenemos conocimiento.

Seguir leyendo »

"Le han abierto un blog a mi hijo": el reto de la privacidad en la vuelta al cole

La vuelta al cole, llena de retos tecnológicos y legales

Aunque el  primer informe de la OCDE sobre tecnología en el aula indica que disponer de más ordenadores y hacer un uso más extenso de ellos no mejora automáticamente los resultados escolares (de hecho, al parecer, sucede todo lo contrario), es incuestionable que hoy en día hay mucha tecnología en los colegios, ya sea la que aporta el propio centro o la que lleva de casa el estudiante con su recién estrenado teléfono inteligente.  

El uso de estas herramientas conlleva una serie de interrogantes legales que afectan a los centros educativos, a los alumnos y, sobre todo, a la privacidad de todos ellos.

Obras de teatro y otras celebraciones

Seguir leyendo »

Cuando Tinder te empareja con un menor que se hace pasar por un adulto

¿Qué pasaría si Tinder pusiera en tu camino a un menor de edad?

A estas alturas, a nadie le extraña escuchar a algún conocido contando su experiencia con ‘apps’ de citas del tipo Tinder o Grindr o que los medios de comunicación traten con normalidad estos temas. Un claro ejemplo de ello es el eco que tuvo la reciente filtración de datos de los usuarios de la conocida plataforma de ‘dating’ Ashley Madison. El ligue ‘online’ es tan habitual que para las nuevas generaciones empieza a ser lo más común.

El hecho de que el primer contacto con un posible ligue se dé a través de estas plataformas puede dar pie a que alguna de las partes engañe a la otra escudándose en el anonimato inicial que ofrece una pantalla de ordenador, teléfono o tableta.

Puede llegar a darse el caso de que un usuario mienta respecto a su edad y alguien termine manteniendo relaciones sexuales con un menor. Si la persona engañada no tenía conocimiento de la edad, ¿estaría cometiendo un delito? ¿Hasta dónde alcanza la responsabilidad de la aplicación ‘online’ por permitir que los menores utilicen su plataforma?

Seguir leyendo »

El dilema legal de la nanotecnología: solo por ser más pequeño, ¿se puede patentar?

Hace falta algo más que dimensiones reducidas para registrar una patente

El cambio de color de la copa de Liturgo nos ha fascinado durante generaciones. ¿Cómo puede ser que este objeto, que tiene 1600 años, se vea de color verde con luz reflejada y de color rojo rubí con luz transmitida? Este efecto óptico se debe a la presencia en el cristal de minúsculas partículas de una aleación de oro y plata. No está claro si los romanos fueron capaces de pulverizar partículas de 50 nanómetros de esos metales preciosos para fundirlas con el vidrio, inaugurando así lo que actualmente se conoce como nanotecnología, o si fue una simple casualidad.

Lo que sí sabemos es que la materia, cuando está por debajo de determinado tamaño, cambia sus propiedades (magnéticas, eléctricas, ópticas...) y puede ser manipulada para crear nuevos materiales. El oro, por ejemplo, al interactuar con la luz y en función del tamaño de las partículas, pasa de ser un elemento inerte, inflexible y amarillo a ser líquido y rojizo.

El físico Richard Feynman, que recibió el premio Nobel en 1965 por sus contribuciones al desarrollo de la electrodinámica cuántica, fue el primero en hacer referencia a las enormes posibilidades de la nanotecnología en el célebre discurso que pronunció en Caltech en diciembre de 1959, titulado 'There’s plenty of room at the bottom. An invitation to enter a new field of physics' ("Hay mucho espacio al fondo. Una invitación a adentrarse en un nuevo campo de la física").

Seguir leyendo »

El colmo de la propiedad intelectual: ¿puede un autor plagiarse a sí mismo?

Una exposición de imágenes de Instagram plantea este y otros interrogantes sobre los derechos de autor

La propiedad intelectual es tan compleja que a veces puede llevar a situaciones esperpénticas, como la polémica que protagonizó el verano pasado el 'selfie' de un mono o "la piratería más pequeña de la historia" que nos sorprendió a principios de este año.

Los casos estrambóticos no cesan en esta materia. La obra de Richard Prince, un artista plástico norteamericano, es célebre por intentar llevar al extremo las leyes de derechos de autor. Sus trabajos suelen plantear cuestiones en materia de autoría, como la reciente exposición 'New Portraits', para la que tomó imágenes de usuarios de Instagram y las reprodujo en gran formato, añadiendo determinada información (el nombre del usuario, su foto de perfil, número de 'likes' y comentarios de otros usuarios y del propio Prince). El autor considera que esta utilización se ajusta a los límites del 'fair use', una doctrina anglosajona (inexistente en nuestra ley) que permite la explotación de obras ajenas si se cumplen  determinados requisitos.

Cada una de estas fotografías salió a la venta por 90.000 dólares (algo más de 80.000 euros), lo que provocó la indignación de algunos de los retratados, como Selena Mooney, que decidió vender la misma obra - básicamente, una foto suya con unas cuantas adiciones - por 90 dólares (unos 82 euros).

Seguir leyendo »

Las tecnológicas e Irlanda, casadas por conveniencia: ventajas fiscales y escasa protección de datos

Apple es una de las compañías que aterrizó en Irlanda atraída por su legislación

"Di poco y dilo bien". Así reza un popular proverbio irlandés, y sin embargo, no es precisamente una de las virtudes de los términos y condiciones, que tienen la mala costumbre de decir mucho y pocas veces de la forma más clara.

Esta historia tiene a varias docenas de esos términos y condiciones como protagonistas, pero también a cientos de millones de datos personales. El escenario es una isla (no tan) remota cuyo antiguo nombre, Ériu, evoca relatos de fantasía. Ahora, en pleno siglo XXI, es identificada como una de las mayores guardianas del oro de nuestros tiempos. Hablamos de Irlanda y de la información personal.  

Irlanda está repleta de delegaciones de multinacionales estadounidenses, en especial las relacionadas con la tecnología y los grandes volúmenes de datos. Día sí y día también, el nuevo servicio de moda en internet abre allí oficina o cambia sus condiciones legales para hacer que sus usuarios no residentes en Estados Unidos contraten con la delegación irlandesa. Pero, ¿por qué? ¿Qué tiene Irlanda, sobre todo legalmente, que resulta tan atractiva para esas compañías? La respuesta incluye tres factores: personal cualificado, grandes ventajas fiscales y suaves exigencias en materia de protección de datos.

Seguir leyendo »

Cuando buscar en Google se convierte en un delito

¿Podría considerarse delito una inocente búsqueda en Google?

Aunque solo sea por curiosidad, es muy probable que alguien que conozcas haya realizado alguna búsqueda en internet sobre temas de cuestionable legalidad. De forma totalmente inocente, claro. Lo que resulta menos probable es que, antes de hacerlo, se hayan preguntado si por esa acción se les podría imputar algún delito: ¿podemos ser perseguidos por haber realizado una consulta a Google?

La realidad es que, a priori, no. Una mera búsqueda no supone por sí sola la comisión de un delito. La explicación es sencilla: para cometer un delito habría que llevar a cabo la acción correspondiente descrita en nuestro Código Penal, y una inocente consulta en internet no se encuentra entre esas acciones tipificadas por mucho que pudiera aportar información sobre cómo llevar a cabo un delito.

La mera búsqueda en Google no sería delito

La mera búsqueda en Google no sería delito

Seguir leyendo »