eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

La economía digital está pensando (por fin) en las personas con discapacidad

- PUBLICIDAD -
Una mujer invidente navega por internet con ayuda de su teclado Braille mientras escucha con su lector de pantallas

Una mujer invidente navega con ayuda de su teclado Braille mientras escucha con su lector de pantalla

Unos 30 millones de personas en la Unión Europea son invidentes o han perdido la vista parcialmente. Alrededor de 80 millones padecen algún tipo de discapacidad, una cifra que previsiblemente ascenderá a 120 millones en 2020. Sin embargo, ¿se plantean las compañías cuando desarrollan una página web la importancia de que sea accesible para todos sus potenciales clientes?

Hace tan solo unos días, el Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea llegaron a un acuerdo sobre la futura Directiva para impulsar la accesibilidad de las páginas web de los organismos públicos. El texto pactado establece que tanto las webs como las ‘apps’ de las administraciones públicas, los tribunales, los organismos policiales, los hospitales públicos, las universidades y las bibliotecas deberán ser accesibles para todos los ciudadanos de los Estados miembros.

La Directiva fijará además los estándares que deberán cumplir las páginas, como por ejemplo que todas las imágenes incluyan texto alternativo (el atributo ‘alt’) con la descripción de la imagen o que se pueda navegar por todo el sitio web sin necesidad de usar un ratón.

Pese a que a estas alturas las webs de entidades tanto públicas como privadas ya deberían ser accesibles, por desgracia todavía sigue siendo necesario recordar la importancia que tiene, desde el ámbito corporativo, que  el departamento de tecnología de la empresa se preocupe porque su escaparate virtual sea accesible para todos sus potenciales clientes.

2016, el año de la accesibilidad para los gigantes

En España, la Ley 16/2011 estableció que las redes sociales debían ser accesibles, aunque el informe de Discapnet en 2014 señalaba que su accesibilidad había descendido en los últimos años en lugar de aumentar. Ha sido este año cuando las dos grandes redes sociales, Twitter y Facebook, han decidido dar un paso al frente.

La plataforma de Mark Zuckerberg  ha presentado una herramienta desarrollada por su equipo de accesibilidad, del que forma parte Matt King, un ingeniero invidente que conoce los problemas de la web de primera mano. Utilizando un sistema de reconocimiento de objetos basado en redes neuronales, alimentado con las millones de fotografías a las que tienen acceso, Facebook ha creado una herramienta que analiza y describe las imágenes automáticamente.  

De esta forma, las personas que accedan a la red social con un lector de pantalla —el dispositivo que utilizan las personas invidentes para escuchar internet— podrán disfrutar de una descripción de la imagen gracias a las categorías de objetos y actividades que el sistema es capaz de reconocer. Por el momento, esta opción solo está disponible para dispositivos iOS y en inglés, aunque irá llegando progresivamente a otros idiomas y sistemas operativos.

Aunque la herramienta de Facebook es sin duda la más avanzada, Twitter también ha realizado un cambio importante en los últimos meses. Tanto la web como sus ‘app’ para iOS y Android permiten  añadir descripciones a las imágenes publicadas en los tuits para que sean accesibles. Eso sí, en este caso el servicio no genera el texto que escuchará la persona invidente de forma automática; lo tienen que introducir los usuarios.

Google también ofrecen unas cuantas opciones innovadoras para las personas con discapacidad visual. Los de Mountain View han desarrollado su propio lector de pantallas para los dispositivos Android, TalkBack; Google Docs ya permite escribir, editar y dar formato con la voz, si bien algunas opciones solo están disponibles en inglés; y también están trabajando en Voice Access, una aplicación para controlar el ‘smartphone’ mediante comandos de voz. Además, Android N, la versión del sistema operativo que llegará próximamente a los dispositivos, incluirá un nuevo menú llamado  "Ajustes de visión".

Por otra parte, hace unos meses,  gigantes como Facebook, Microsoft, Yahoo, Dropbox, Adobe o LinkedIn  sellaron una alianza con la Universidad de Stanford o la Carnegie Mellon para impulsar la accesibilidad. Teaching Accesibility es el grupo de trabajo que han creado para publicar guías de aprendizaje con el fin de que los desarrolladores pongan especial atención en que todos los ciudadanos puedan navegar por la Red.

Un teclado braille para leer las páginas web

Un teclado braille para leer las páginas web

¿Cómo logro que mi web o mi ‘app’ sea accesible?

En España, el Real Decreto 1494/2007 obliga a las administraciones públicas y a las empresas con financiación pública a cumplir con el nivel intermedio de accesibilidad. La Ley 56/2007 indica además que las páginas de ciertas empresas (bancos, compañías de suministro de agua o electricidad) también deben ser accesibles.

En general, las compañías del sector privado suelen ofrecer páginas web menos accesibles que las del público, pese a que para las personas invidentes el ‘e-commerce’ es una alternativa especialmente atractiva. 

Ahora bien, ¿qué debe hacer una empresa que quiere mejorar la accesibilidad de su web? La Iniciativa de Accesibilidad Web, un grupo de trabajo del W3C, da una serie de pautas para lograrlo, aunque lo recomendable es que el sitio sea accesible desde su propia concepción y desarrollo. De hecho, la accesibilidad es uno de los puntos que se debería tener en cuenta a la hora de encargar a una empresa externa la creación de una web, ya que además las páginas más accesibles suelen tener un mejor posicionamiento en buscadores (SEO).

En la actualidad, hay que preocuparse especialmente porque las ‘apps’ corporativas también sean accesibles. Gracias a su simplicidad, una persona invidente puede decantarse por descargar una aplicación en lugar de consultar la versión web de la página corporativa. En este sentido, Google ha decidido ponérselo fácil a los desarrolladores con Accesibility Scanner. Esta herramienta disponible en Google Play evalúa la accesibilidad de una ‘app’, identifica los errores que hay que subsanar y sugiere posibles correcciones.

Accesibility Scanner ayuda a comprobar la accesibilidad de una aplicación

Accesibility Scanner ayuda a comprobar la accesibilidad de una aplicación

En cuanto a los vídeos corporativos,  lo aconsejable es publicarlos siempre con subtítulos, para que las personas con discapacidad auditiva también puedan disfrutar de ellos. Aunque en el caso de Facebook hay que subir un archivo diferente para los subtítulos, en YouTube ya se puede seleccionar la opción de incluir subtítulos automáticos.

Todavía queda mucho por hacer para mejorar la accesibilidad ‘online’, pero ahora los gigantes están tirando del carro para que las empresas no excluyan a ninguno de sus potenciales clientes. Más vale tarde que nunca.

-----------------------------

Las imágenes son propiedad, por orden de aparición, de Swissmiss studio y Wikimedia Commons

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha