eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Agencia para el cambio de rumbo vital

Un proyecto de colaboración interterritorial trata de facilitar el trasvase de población y emprendedores al mundo rural

- PUBLICIDAD -
Abraza la Tierra es un proeycto contra el despoblamiento rural.

Abraza la Tierra es un proeycto contra el despoblamiento rural.

El entorno rural en España supone el 75% del territorio. Sin embargo, según el Instituto Nacional de Estadística, su población está sobre el 21% de toda la gente que vive en el país. El éxodo hacia las ciudades no es un fenómeno nuevo pero en la era supertecnológica y urbana, las megalópolis siguen engordando y el campo desertizándose.

Algunos de los emprendimientos que han pasado por Inspira tenían una clara vocación de arraigar a la población en pueblos que van vaciándose: artesanos, agricultores ecológicos, grupos de inserción... tratan de salvar su poblaciones de la etiqueta de fantasmas. Abraza la Tierra es un proyecto cuyo objetivo primordial es llevar gente al entorno rural. No de visita, sino a convertirse en vecinos.

La pérdida de población es un problema que "c ercena gravemente las posibilidades de desarrollo de los pueblos ya que, además de disminuir el número de vecinos, quienes se van son, principalmente, las mujeres y las personas formadas", explican desde Abraza la Tierra. Además, aunque parezca de perogrullo, el despoblamiento redunda en la pérdida de "la escuela, los servicios como atención médica, el cartero o el cierre de pequeños comercios", lo que abunda en el abandono. Nadie quiere vivir en medio de la nada, sin nada.

Así que en 2004, 18 grupos de acción social decidieron unirse en un proyecto de colaboración interterritorial. Según relatan "a lo largo de más de 10 años de trabajo en los territorios rurales habíamos visto cómo se asentaban en los pueblos nuevos habitantes, muchos de ellos emprendedores. Al mismo tiempo, habíamos sido espectadores y protagonistas de cambios sociales importantes, tanto en el medio rural como en el sistema general de valores. A las nuevas oportunidades de negocio que surgen en los pueblos, derivadas de la mejora de las infraestructuras y de los nuevos sistemas de comunicación, se le unen nuevas tendencias sociales que priman la calidad de vida y que priorizan los valores de lo rural". Así que el proyecto intenta acompañar, conducir y trasvasar las ganas de gente por radicarse en un nuevo proyecto vital.

Para conseguirlo, Abraza la Tierra montó una Red de Oficinas de Acogida a Nuevos Pobladores-emprendedores donde "asesorar y prestar apoyo". Al mismo tiempoo, se crea un "catálogo de servicios, infraestructuras y empleos disponibles -actuales o potenciales". La acción también incluye un seguimiento y comprobación de la adaptación de los nuevos emprendedores. Las zonas de acción que recoge su catálogo incluye tres áreas en Extremadura, dos en Castilla-La Mancha, seis en Castilla y León, una en Cantabria, y cuatro en Aragón.

"El objetivo es abordar con una unidad de criterio la acogida de nuevos pobladores, sistematizando y adaptando a cada realidad un proceso que promueve el asentamiento poblacional en zonas rurales". Entre las experiencias con las que ejemplifican su labor se puede encontrar un grupo de "dos geólogos, un biólogo y una psicóloga para montar un centro que dé a conocer el medio rural", una artesana que regresó a Ciudad Rodrigo "fue un venirme paulatino", contaba o la historia de un restaurador de bienes culturales y una profesora de música (Luis y Rosa) que también se marcharon a Tierra de Campos.

Este emprendimiento explica que todo el proceso de traslado vital "puede ser algo largo". Y recomienda "grandes dosis de paciencia". Desde que alguien decide cambiar de estilo hasta que, por ejemplo, la empresa llega a un buen funcionamiento "pueden pasar varios meses o más". "No hay que desanimarse", dicen, "los que lo consiguen no lo cambiarían por nada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha