Opinión y blogs

eldiario.es

Juan Gutiérrez: "El poder de la violencia es un mito, la paz de vida es más fuerte"

Juan Gutiérrez vive actualmente en Donostia/San Sebastián.

¿Cómo pensar la violencia de este mundo de un modo no victimizante y despotenciador? El primer paso es no totalizarla. Es decir, no verla como completa y omnipotente, victoriosa y absoluta. ¿Y cómo? Haciéndonos sensibles a las prácticas de vida que deconstruyen la lógica de bandos incluso en la peor situación de guerra, poniendo en ellas el foco, dándoles visibilidad e importancia.

Es la propuesta de Juan Gutiérrez, tras una reflexión de largo aliento sobre la paz entrelazada con su trabajo de años como mediador. Una propuesta que hoy se concreta en el proyecto “Hebras de paz de vida”, que pone en valor los gestos de humanidad rebelde que subyacen siempre a las situaciones de conflicto.

Juan Gutiérrez fue invitado a México DF para explicar el proyecto por el Tecnológico de Monterrey en noviembre-diciembre de 2015 y allí coincidimos. Junto a mi amiga Amarela Varela Huerta, activista, profesora en la Universidad UACM e investigadora de las migraciones y los movimientos sociales, pensamos que podía ser muy útil compartir en el contexto mexicano, tan atravesado hoy por la violencia, las reflexiones sobre el concepto fuerte de paz que Juan trabaja y elabora. Esta es la entrevista que le hicimos entonces, con preguntas desde "los dos lados del charco"

Seguir leyendo »

Occupy Cuñao

"Somos el 99%". Manifestación de Occupy London, octubre 2011. | Foto: Ilias Bartolini. Licencia Creative Commons: https://www.flickr.com/photos/iliasbartolini/6247188828/sizes/l

Hace unos años se popularizó el término 'lo cuñao'. Irene G. Rubio y Diego Sanz Paratcha escribieron un artículo donde recogían algunas definiciones muy orientativas. Por ejemplo, la escritora Grace Morales definía al cuñao "un arquetipo y una figura antropológica vieja como el tiempo, presente en todas las culturas. En nuestros usos y costumbres lo del cuñado es tan celtibérico como el palillo o leer el Marca en el bar". En palabras de Raúl Minchinela, autor de la videoserie Reflexiones de Repronto, consiste en "juzgar, aconsejar y socializar usando como parámetros el saber popular –entendido como una mezcla de a) refranes y b) lo que dice la tele– y el humor de sal gorda". Para el periodista Noel Ceballos el fenómeno consiste en una mezcla de "sabiduría popular, cero humildad, una visión del mundo y la política basada en lugares comunes, trucos y atajos que el cuñao cree que sólo conoce él, necesidad de compartir sus conocimientos con todo el mundo como si fuera el único que los poseyera".

El hype pasó y ya no oímos tanto aquello de 'lo cuñao' (aunque Pablo Iglesias diga que Albert Rivera practica el cuñadismo). Pero haciendo una definición cuñada de lo cuñao (cuidado ahí) no sería demasiado arriesgado afirmar que como toda construcción social podría vincularse al concepto de la  Cultura de la Transición que expuso Guillem Martínez o incluso el bipartidismo. Quienes se han sabido ganadores, quienes pudieron comprarse dos pisos antes de que la crisis empezara, quienes ostentaron con orgullo la bandera de la clase media y del estado del bienestar en el estado español y que de alguna forma mantuvieron su estatus social, tienen más facilidad para dirigirse a los demás haciendo gala de una superioridad moral de bolsillo.

Pero la historia está llena de paradójicos giros. Analizándolo no desde un punto de vista electoral, Podemos (o incluso el auge de Ciudadanos) se explica a través de un cambio cultural. El sentido común está cambiando. Las generaciones que no hemos vivido la dictadura pero que sí estamos sufriendo la crisis, hemos ido construyendo poco a poco un statu quo que ya se está reflejando en las instituciones. Esa construcción ha conllevado el divorcio paulatino con toda esa cultura en la que en muchos casos, 'lo cuñao' formaba parte de ella.

Seguir leyendo »

Mame, mantero: "A la alcaldesa le diría que no se hace una ciudad mejor persiguiendo a los pobres"

22 Comentarios

Ante la llegada de la Policía, varios manteros recogen su mercancía y se marchan de donde estaban vendiendo | FOTO: P.R.

Mame lleva diez años en España, pero piensa volver a Senegal cuando pueda. De los diez años que ha vivido aquí, lleva siete trabajando en la manta, a falta de algo mejor. En Senegal ha adquirido un terreno, se ha construido una casa y ha comprado algunos animales con la idea de tener una pequeña granja. Ahora va y viene. Está ya muy harto del maltrato cotidiano que sufren los manteros en Madrid y la situación sólo parece empeorar, a pesar del cambio de gobierno en la ciudad.

Mi primera idea era acompañarle a la manta durante un día y conversar con él ahí mismo, pero según cuenta "la cosa está muy dura ahora y prefiero no ir". En todo caso, Mame tiene muchas ganas de hablar. Para explicar la realidad de la manta, desmentir los estereotipos criminalizadores y mandarle un mensaje a la alcaldesa Manuela Carmena. Me acompaña en la entrevista mi amigo Javier Olmos, que es también amigo de Mame.

Amador: Hay mucho movimiento en torno a la manta últimamente, con el plan policial y la polémica en el Ayuntamiento (1). ¿Qué está pasando, cómo se nota todo esto en el día a día de la manta?

Seguir leyendo »

Trump, el trol que no esperábamos

Ilustración fotográfica por Emil Lendof

Cuando Obama ganó las elecciones, los comentaristas políticos especializados en comunicación se apresuraron a analizar las características de la campaña. Se hablaba de que las personas que la habían diseñado eran jóvenes, habían entendido el cambio de paradigma y apelaban a la figura del prosumidor, confiando en que la generación de contenidos (tales como videoclips) provocarían un efecto viral que terminaría expandiendo su mensaje. Y así fue.

Pero, parezca mentira o no, hace 8 años de aquello. Y aunque aún hoy hay quien se entusiasma hablando de la sociedad red o de las nuevas tecnologías de la comunicación (mejor no mencionar a aquellos que siguen hablando de TIC), lo cierto es que Internet ha mutado muchísimo. En 2008 Twitter comenzaba a despegar como red social. En 2016 desfallece y sus propietarios no pueden venderla a causa de los trols.

Para los no iniciados en el concepto, trol y su verbo asociado trolear, están vinculados con una discusión en Internet y se usan para etiquetar acciones intencionalmente provocativas y acosos de diferente grado. El troleo puede ser no ofensivo y entre amigos o incluso entre desconocidos que tienen un desencuentro y uno de ellos trata de reírse del otro a través de una acción que realiza ‘en frente’ de sus seguidores. El troleo, sin embargo, también se ha considerado en los últimos años una herramienta política, por ejemplo en España.

Seguir leyendo »

Un mundo restringido. Comentario al discurso de Pablo Iglesias

49 Comentarios

Pablo Iglesias es, desde luego, una "rara avis" en el Parlamento español. Sus discursos van un poco más allá de las intrigas palaciegas inmediatas para tratar de dibujar algunos contornos del mundo en que vivimos. Es algo muy de agradecer. Aunque lo que se resalte mediáticamente sean los tics de estilo o los golpes de efecto, sus intervenciones pueden dar algo que pensar. A mí, por ejemplo, el discurso del jueves en la sesión de investidura me hizo reflexionar sobre los problemas de la dicotomía vieja/nueva política como eje de coordenadas para entender (en un sentido transformador) nuestro mundo.

Seguir leyendo »

Daniel Colson: “El anarquismo es extremadamente realista”

Daniel Colson, filósofo e historiador del anarquismo

Entre las tradiciones históricas revolucionarias, es difícil encontrar una más repleta de tesoros que el anarquismo. Las diferentes versiones del marxismo-leninismo (maoísmo, trotskismo), son hoy prácticamente “lenguas muertas”, es decir, “lenguas que no son ya la lengua materna de ningún individuo, ni la lengua de uso en ninguna comunidad natural de hablantes”. Y si algún autor de esa corriente aún nos hace pensar hoy, como es el caso de Gramsci, es por haber tenido que inventar en su día un nuevo lenguaje (en lugar del vocabulario marxista clásico) para esquivar la censura.

Por el contrario, el anarquismo resuena intensamente con los movimientos políticos más recientes como las plazas de 2011: autoorganización, rechazo de la delegación, disgusto hacia las intrigas de palacio, atención sensible hacia todas las relaciones vitales, carácter afirmativo y no sólo reactivo, lógica no frontal o simétrica del antagonismo, etc. Y sin embargo, ese vínculo es más implícito e inconsciente que explícito. ¿Por qué? Porque hay dragones. Dragones guardianes que, hechizados por el brillo del tesoro, lo custodian de tal modo que lo sofocan y esterilizan. Encierran el anarquismo en siglas, fechas y héroes, fetichizan la memoria, construyen identidades-fortaleza, desconfían de lo nuevo.

Se vuelven necesarios, pues, los espíritus aventureros que se atreven a burlar la vigilancia de los dragones para liberar y compartir los tesoros retenidos. Los “traductores” que devuelven la vida al anarquismo y el anarquismo a la vida, activando una memoria no nostálgica, sino inspiradora para el presente. Como por ejemplo Tomás Ibañez Christian Ferrer o el filósofo e historiador francés Daniel Colson.

Seguir leyendo »

Alain Badiou: Nuit Debout, la política, el comunismo, el amor

Se ha hablado mucho sobre Francia y el movimiento Nuit Debout. ¿Podemos ser optimistas? ¿Estamos frente a una reactivación de la política?

Te voy a dar una respuesta ambigua. Personalmente, siempre me alegro de que haya un movimiento. Naturalmente, prefiero que haya un movimiento a que no haya nada. Desde ese punto de vista, debemos reconocer que el movimiento existe, que ha durado por un tiempo, y que hay mucha gente que se acerca, para observar o formar parte de él, y que aún hay un buen clima de discusión. Todo esto es positivo.

Seguir leyendo »

Las buenas vecinas

Imagen: Raquel Congosto

Esta mañana una cuerda verde. Una cuerda verde trenzada que va rematada con un poco de cera quemada y se vende por metros en algunas ferreterías. Sí, esas. Una cuerda se ha roto en un piso de Arganzuela. Consuelo, nuestra vecina de enfrente, se ha quedado con el cabo suelto en la mano, probablemente con cara de boba, hasta que el estruendo de la persiana desenredándose de golpe le ha hecho dar un respingo y recordar el día que se la instalaron. “Sesenta y un años ha tardado en romperse”.

La voz estridente de la buena vecina desde el otro lado del descansillo nos saca de nuestra siesta de verano. Podéis llamarme Chelo, nos dijo el día que nos presentamos. Tiene una voz aguda pero quebrada y da besos apretados. Chelo tiene el pelo primorosamente teñido de un negro azulado que contrasta con su blanco cuero cabelludo. Chelo lleva un mandil encima de la ropa. Siempre. Chelo está encorvada. Para hablarnos levanta el cuello como la tortuga Morla. Chelo suele querer cháchara. Normal. Puede pasar días, quizá semanas, sin entablar conversación con nadie.

Su voz viene pidiendo ayuda, con el cabo de la cuerda verde aún en la mano, cruzando de su puerta a la nuestra como un aullido mientras sus zapatillas se arrastran sobre las losetas. Su único hijo vive fuera de la ciudad y ella siempre nos recuerda que venir, viene poco. Ella dice “cuando puede”, pero en su modo de decirlo, escondido bajo la indulgencia, parece latir todo el reproche que una buena madre como ella se puede permitir. Chelo vive sola desde hace ya casi veinte años y cualquier día, ella también se romperá.

Seguir leyendo »

Las palas de playa

Este es un artículo de verano. O sea que si estás hastiado currando, no te has podido coger vacaciones aún y deseas estrangular lentamente a algunos políticos españoles, deja de leer y tómate un zumo de sandía fresquito. Si en cambio sueles tener una cierta generosidad con las típicas noticias chorras que nos cuelan en los telediarios en estos meses y tienes la mente preparada para una reflexión chistosa, superficial pero bienintencionada, ¡este es tu texto!

Cuando discutimos sobre política, especialmente en verano y si tenemos familia con la que reencontrarnos, nos damos cuenta de lo complicado que es salir de los lugares comunes. Ya sabéis ese mundo de dicotomías ad-infinitum que parece generar debates sacados del guionista de los discursos de Donald Trump (o Homer Simpson). No se puede ser de Podemos sin ser un rojo comunista encubierto que quiere convertir España en Venezuela. Pero eh, la estopa también puede ir en sentido contrario: no se puede ser votante del PP sin ser un cenutrio acrítico que no es capaz de criticar la corrupción de su partido y que seguramente sea un facha.

En ocasiones, este mundo de la polarización es un efecto directo de los juegos mediáticos en los que entran medios de comunicación, ciudadanía y partidos políticos. No es motivo para alegrarse: seas de la ideología que seas, una sociedad polarizada no suele ser una buena noticia a largo plazo para nadie. Y quién quiera ver tibieza ideológica en esto, aún está a tiempo del zumo de sandía (o de melón, que también está muy bueno). La famosa democracia real que se reclamaba durante el 15M puede llevarnos a lugares inesperados si como ha ocurrido en el Reino Unido o en EEUU las clases populares se encuentran absolutamente ahogadas económicamente e ignoradas políticamente.  

Seguir leyendo »

Franco Berardi (Bifo): Racismo blanco, fascismo islamista y guerra civil global

Amapola y alambre de espino

Todo se deshace; el centro no puede sostenerse;
Mera anarquía es desatada sobre el mundo,
La oscurecida marea de sangre es desatada, y en todas partes
La ceremonia de la inocencia es ahogada;
Los mejores carecen de toda convicción, mientras los peores
Están llenos de apasionada intensidad.

( "La segunda venida": Yeats)

Seguir leyendo »