eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE precisa a cada país las reformas a acometer para superar la crisis

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) presentó hoy sus recomendaciones para que Europa supere la crisis, cree empleo y ofrezca "estándares de vida decente" a sus ciudadanos, y aunque no impuso sanciones a los países con déficit macroeconómico excesivo, sí les precisó las reformas más urgentes a acometer.

"Las recomendaciones reflejan la experiencia y la comprensión mutua sobre los frenos al crecimiento en los Estados miembros", señaló el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, durante la conferencia de prensa en la que se dieron a conocer esas recomendaciones.

Rehn pidió a los países "para los que he recomendado una extensión de los plazos de corrección, utilizar ese respiro para implementar reformas estructurales que faciliten el ajuste y las bases para el crecimiento. No hay tiempo que perder".

El análisis de la evolución económica y social que la CE ha hecho de cada socio de la Unión Europea concluye que, aunque "el crecimiento económico es aún débil", las medidas tomadas por los países "están ayudando a Europa a superar la crisis" y a reducir los desequilibrios dentro de la zona euro.

Pero "los esfuerzos por reequilibrar la economía tienen que seguir en todos los Estados miembros", y mientras los países con déficit han de mejorar su competitividad, los que tienen superávit tienen que eliminar los obstáculos al crecimiento de la demanda interna, pidió el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

Así, Alemania (que junto a Bulgaria, Finlandia, Luxemburgo, Estonia y Suecia no tienen déficit) recibió la recomendación de que permita incrementos salariales en apoyo de su demanda interna y aumente la flexibilidad de la fuerza laboral y la competencia en el sector servicios.

A los que como Francia o España sí tienen, en diferente medida, déficits abultados, les dio más tiempo para reducirlos, pero también les ha pedido más reformas, principalmente en el terreno de los sistemas de pensiones, pero también en otros aspectos.

La CE recomienda sacar del procedimiento de déficit excesivo a Hungría, Italia, Lituania, Letonia y Rumanía e incluir a Malta, y que España, Francia, Holanda, Portugal, Polonia y Eslovenia tengan plazos adicionales hasta 2014, 2015 ó 2016 para cumplir el objetivo, y subrayó que "Bélgica no ha tomado medidas efectivas", por lo que recibió la advertencia de que lo haga.

Esas propuestas tienen ahora que ser aprobadas por los ministros de Economía y Finanzas de la UE y del Eurogrupo en su próxima reunión, además de obtener el aval de los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que celebrarán el 27 y 28 de junio próximos.

A todos los países se les pidió "seguir con mayor intensidad las reformas estructurales porque este no es un ciclo bajista ordinario", aunque también la CE admite que "hace falta tiempo" para ver beneficios concretos y que la situación del empleo mejorará precisamente a largo plazo.

Los altos y desiguales niveles de desempleo en la UE, que se espera que termine el año con una tasa media del 11,1 %, y especialmente entre los menores de 25 años (23,5 % de jóvenes desempleados en la Unión en marzo), inquieta cada vez mas al bloque.

"El tiempo adicional propuesto para la consolidación fiscal en algunos países debería utilizarse para implementar reformas estructurales ambiciosas que aumenten la capacidad e impulsen el crecimiento y el trabajo", afirmó Bruselas.

El comisario europeo de Empleo, Laszlo Andor, urgió a los países a "concretar sus medidas para implementar la garantía juvenil", para la que se han presupuestado 6.000 millones de euros (pendiente de aprobación por la Eurocámara) y que ayudará a encontrar trabajo a los menores de 25 años tras acabar sus estudios.

El presidente de la CE reclamó de todos los socios "consenso", que consideró "vital para recuperar la confianza, que a su vez es la llave del crecimiento", y les insistió en "superar las ideas de políticas que vienen de una u otra capital".

Aludía así a las diferentes iniciativas que algunos países han emprendido, como la de Francia y Alemania contra el paro juvenil, que aunque la CE considera válidas, también son vistas como una interferencia a las políticas que en el mismo sentido no terminan de cuajar dentro de la Unión.

Barroso también subrayó que la "emergencia social" que hay en la UE y las desigualdades entre sus regiones "añaden presión a la necesidad de reformas" con resultados en el tiempo en término de creación de empleo, por lo que les instó a producir "resultados en el corto plazo en favor de los parados y los jóvenes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha