eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manuel Valls anuncia su candidatura a la presidencia de Francia y dimite como primer ministro

Valls dejará su cargo a partir de este martes para centrarse en los comicios internos del Partido Socialista, que tendrán lugar en enero

"Se nos dice que la izquierda no tiene ninguna posibilidad, que no se unirá nunca, que la extrema derecha ya está calificada de oficio, que Fillon es el próximo presidente, pero nada está escrito", ha afirmado en rueda de prensa

- PUBLICIDAD -
Francia lanza una campaña para frenar el yihadismo entre los jóvenes

EFE

El primer ministro francés, Manuel Valls, anunció hoy su candidatura a las primarias de la izquierda con un discurso que hizo un alegato a la unión para romper los pronósticos que auguran su derrota en las presidenciales de 2017.

En su feudo electoral de Evry, ciudad de la que fue alcalde entre 2001 y 2012, el hasta ahora jefe de Gobierno avanzó igualmente que dejará mañana ese cargo para poder dedicarse con libertad a esa nueva misión.

Sin citar los comicios internos que su partido celebrará entre los próximos 22 y 29 de enero, Valls se presentó directamente como "candidato a la presidencia de la República", cuatro días después de que el presidente, François Hollande, confirmara que no aspira a la reelección.

Su discurso, conciliador y combativo, invitó a empezar de cero, en un momento en que la fractura de su familia política parece confirmar que no logrará pasar a la segunda ronda de las presidenciales de abril y mayo de 2017.

"Se nos dice que la izquierda no tiene ninguna posibilidad, que no se unirá nunca, que la extrema derecha ya está calificada de oficio, que (el conservador François) Fillon es el próximo presidente, pero nada está escrito. Nuestras vidas valen más que los pronósticos", aseguró.

En su punto de mira colocó al Frente Nacional y a Los Republicanos y a las recetas de esos dos partidos que "presentan como un avance un paso atrás social generalizado" y piden a los funcionarios "trabajar más para ganar menos".

Valls, un candidato cuestionado

Valls toma el gran paso de su carrera con 54 años, una cota de impopularidad del 69 %, según los últimos sondeos, una autoridad cuestionada por reformas que se vio obligado a aprobar por decreto y sus principales contrincantes en su propio campo.

Entre ellos, los exministros Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, expulsados del Ejecutivo en agosto de 2014 por sus discrepancias con la línea gubernamental, o Emmanuel Macron, que se ha postulado al Elíseo de forma independiente.

Valls ha conseguido ya el apoyo de dirigentes de izquierdas como el ministro Patrick Kanner o el secretario de Estado Jean-Marie Le Guen, pero todavía le queda camino para convencer a las principales fuerzas del Partido Socialista.

La alcaldesa de Lille y candidata a las primarias ganadas por Hollande, Martine Aubry, se encuentra en la lista de quienes marcan sus distancias con el jefe de Gobierno, y repitió hoy que el apoyo a su candidatura no es "evidente".

Valls, por su parte, hizo valer su valía y experiencia como hombre de Estado para intentar mantener a la izquierda en el poder el año que viene. "Como ministro y primer ministro cumplí mi deber, con energía, en perfecta lealtad con la preocupación constante de estar a la altura de la misión que se me confió", declaró ante un centenar de ciudadanos y representantes políticos.

Frente a los rumores constantes de fricción con Hollande, alabó de nuevo la intención de este de no presentarse a la reelección. Una decisión, dijo, que "pone el interés general por encima de todo".

La izquierda dispone hasta el próximo 15 de diciembre para que los aspirantes a sus primarias presenten su candidatura, y la de Valls contribuye a perfilar las caras que podrían enfrentarse por la jefatura del país el año que viene.

Al frente de las mismas, el ex primer ministro François Fillon, que ganó las primarias del centro-derecha el pasado 27 de noviembre, y la ultraderechista Marine Le Pen, a la que todos los sondeos colocan en la segunda vuelta.

"Francia necesita a la izquierda", concluyó Valls, que afirmó ser consciente de la división de ésta, pero preguntó hasta cuándo va a aguantar que se la presente como perdedora y dijo asumir a partir de ahora la responsabilidad de reconciliarla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha