eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis Dragon Ball: Xenoverse

Regresa una de las series más queridas tras algunos importantes desencantos, y esta vez con la intención de devolver el buen nombre que merece una franquicia como Dragon Ball. Nuevos modos, un gran enfoque al juego online son sus principales bazas para mantener el listón alto a pesar de mantener un sistema de lucha muy similar a lo visto en anteriores entregas.

- PUBLICIDAD -
Dragon Ball Xenoverse

Muchos la consideran la serie manganime por excelencia, y desde luego tienen motivos para ello, porque la obra creada por el gran Akira Toriyama ha sido uno de los principales bombazos editoriales de las últimas décadas y la segunda serie manga que más tomos ha vendido, siendo sólo superada por One Piece.

Ante semejante éxito, la saga no tardó en intentar hacerse un hueco en una industria tan ligada al manga y a la animación japonesa como la de los videojuegos, y durante varias generaciones de consolas, siempre hemos tenido la oportunidad de recrear las aventuras de Son Goku y compañía en nuestras pequeñas pantallas.

Sin embargo, y a pesar de la indudable calidad del manga original, no son pocos los fans de Dragon Ball que no se sentían satisfechos con una adaptación a videojuego que no terminaba de cuajar una experiencia que supusiera un buen homenaje a la obra de papel y a la vez, un gran juego de lucha por mérito propio.

Muchas de las versiones que han ido apareciendo en el mercado contaban con importantes inconvenientes como una escasa profundidad en el sistema de combate, un apartado técnico descuidado y algún que otro error de planteamiento, algo que ha ido minando el nivel de entusiasmo de unos fans que sospechan del nivel de calidad de cada nueva entrega.

Por supuesto, ha habido excepciones, prueba de ello fue el excepcional Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3 para PS2, pero tras unas más que dudosas últimas entregas, muchos aficionados temen que aquella experiencia no se vuelva a repetir. La serie sólo parece haber ido a peor desde entonces.

El reto para Bandai Namco y Dimp, responsables de Dragon Ball: Xenoverse, es sin duda de proporciones gigantescas, ya que no sólo se ven forzados a lanzar un juego que haga justicia de nuevo a esta aclamada serie, también deben reconquistar el entusiasmo de los fans, una tarea a priori bastante más difícil tras los recientes desencantos.

Un juego de Dragon Ball similar, pero diferente.

El punto de partida de esta nueva entrega, se sale en cierto modo del guion habitual, y eso es algo que puede considerarse una buena noticia si tenemos en cuenta la imperiosa necesidad de aportar algo de frescura. En esta ocasión, nos encontramos con un planteamiento que nos recuerda inevitablemente al extinto Dragon Ball Online, donde la personalización de nuestro propio personaje, los viajes en el tiempo y un cierto enfoque a MMO, serán el núcleo central de la experiencia.

Dragon Ball: Xenoverse nos sitúa en la peculiar ciudad de Toki Toki, la sede de la Patrulla del Tiempo, un selecto grupo encargado de mantener el orden y de restablecer la línea temporal que se ha visto alterada por un nuevo villano que está poniendo patas arriba la historia que todos conocemos. Este planteamiento nos hará revivir algunos de los principales enfrentamientos de la saga, desde la llegada de Vegeta a la Tierra hasta lo acontecido en la película La Batalla de los Dioses, pasando como no, por el dramático combate contra Freezer, Célula o el monstruo Bu, todo ello desde una perspectiva diferente.

Es sin duda uno de los principales atractivos del juego, y aunque nos puede llevar en torno a 12 horas terminarla, sus posibilidades se extienden mucho más allá gracias a un sistema de progresión propio de cualquier buen RPG.

Nuestros primeros pasos se centrarán en la creación de nuestro propio protagonista gracias a un interesante editor que nos permite elegir desde la raza, el sexo, la apariencia y las habilidades. Una vez confeccionado nuestro personaje, podremos recorrer libremente Toki Toki para acceder a las distintas opciones y modalidades que nos ofrece el juego.

Dragon Ball Xenoverse

Aunque podremos centrarnos en la trama principal, desde esta pintoresca ciudad también podremos acceder a multitud de misiones secundarias y combates Vs. También podremos realizar nuestras compras y mejoras para nuestro protagonista, que irá subiendo de nivel y mejorando sus atributos, o interactuar con el resto de jugadores como si de un punto de encuentro se tratara.

Con este planteamiento, el juego ofrece mayor diversidad que muchos de sus títulos anteriores, lo cual, junto a un elenco de personajes seleccionables más que decente (aunque sin alcanzar la cifra de Budokai Tenkaichi 3), convierten a Xenoverse en uno de los títulos más completos de la franquicia.

Sin embargo y a pesar de su guiño hacia los MMO, sigue siendo un juego de lucha, y como tal, sus principales características, virtudes y defectos destacan cuando saltamos al campo de batalla y comenzamos a repartir brutales golpes y ondas de energía entre nuestros enemigos.

Dragon Ball Xenoverse

Un sistema de combate mejorable.

Dragon Ball: Xenoverse mantiene prácticamente intacto el sistema de lucha tradicional de Tenkaichi, donde podremos ejecutar distintos golpes y combos cuerpo a cuerpo, y recurrir a nuestro abanico de golpes especiales que van desde el más que popular Kamehameha a algunas de las más espectaculares demostraciones de fuerza y técnica de los principales personajes de la saga.

Al igual que ocurría en anteriores ocasiones, no nos encontramos ante un sistema de lucha especialmente profundo, aunque a cambio, recibimos altas dosis de espectacularidad al esquivar, golpear, lanzar a nuestros oponentes por los aires y rematar con una poderosa onda de energía, todo ello además, desplazándonos por el suelo o volando libremente por el escenario.

Quizás se eche en falta alguna novedad de peso en este sentido, porque salvo el abanico de opciones que se nos abre a la hora de personalizar las técnicas y golpes especiales de los personajes, las sensaciones son muy parecidas a lo visto en anteriores ocasiones.

Dragon Ball Xenoverse

Fiel al manganime, pero con pocos recursos técnicos.

Técnicamente se percibe una mejora en el modelado de los personajes, más detallados que nunca y con unas animaciones sobresalientes que destacan sobre todo durante la recreación de algunas de las mejores escenas del manga original, pero también se perciben multitud de elementos que pueden dejar mucho que desear, como la cantidad de detalles de unos escenarios excesivamente simplones, o efectos bastante feos y poco cuidados como los momentos en los que los personajes se sumergen en el agua.

Las carencias técnicas destacan aún más cuando circulamos por Toki Toki, un lugar que sirve como punto central de la experiencia, pero que nos deja texturas, modelados y animaciones que sirven para poco más que salir del paso. Por suerte, todo luce significativamente mejor durante los combates, aunque teniendo en cuenta que el juego ha sido desarrollado con la nueva generación de consolas en mente, bien podrían haberse exprimido mejor sus posibilidades.

Dragon Ball Xenoverse

Dragon Ball, mejor en compañía.

Quizás el principal atractivo de Xenoverse, aparte de lo interesante que pueda resultar su argumento y la rememoración de los mejores combates de la serie, sea su faceta multijugador, y es que a pesar de todo, participar en un combate con 6 jugadores simultáneos mientras controlamos a nuestros personajes favoritos, puede resultar una experiencia sorprendentemente satisfactoria. En esta ocasión también contaremos con el modo Torneo Mundial basado en eventos, que aunque en el momento de escribir estas líneas no está disponible, promete ofrecer una forma más de expandir la experiencia.

Otra de las grandes novedades, será la posibilidad de contar con las versiones malvadas de los luchadores, una característica fruto de algunos de los giros argumentales de la trama principal que aporta un añadido especialmente atractivo al poder contar con una versión alternativa de los personajes más queridos de la serie.

Dragon Ball Xenoverse

Conclusiones.

Dragon Ball: Xenoverse es un juego capaz de atraer una vez más a los fans más incondicionales de la franquicia al reflejar de forma fiel y precisa los combates y el universo del manga original. Rebosa espectacularidad y ofrece un mayor abanico de opciones que en ediciones anteriores gracias a su parecido con Dragon Ball Online y su componente multijugador.

Cuenta como principales virtudes con una trama elaborada y especialmente atractiva, y con la posibilidad de crear, mejorar y hacer progresar a nuestro personaje como si de un RPG se tratara. Sin embargo, también encontramos algunas carencias en el apartado técnico y un sistema de combate que sigue dando la impresión de poder dar mucho más de sí.

No se trata ni mucho menos de un mal juego, de hecho, mejora significativamente respecto a algunas de las entregas recientes de la saga, pero le sigue faltando esa chispa para convertirse en un gran juego de lucha sin depender tanto del buen nombre y prestigio que hereda de la obra en la que se basa.

Dragon Ball Xenoverse

Lo mejor:

  • Gran cantidad de contenido y un buen número de opciones y modalidades para alargar su vida útil.
  • La posibilidad de crear, personalizar y hacer evolucionar a nuestro personaje supone un gran añadido.
  • Sus posibilidades online y su guiño hacia Dragon Ball Online es todo un acierto.
  • Algunas secuencias animadas y ataques especiales son realmente espectaculares.
  • La trama resulta especialmente entretenida, y ofrece algunos momentos memorables.

Lo peor:

  • Su sistema de combate, aunque mejor que en anteriores entregas sigue teniendo un amplio margen de mejora.
  • Cuenta con algunas carencias técnicas importantes, hay aspectos del juego realmente descuidados.
  • En determinados momentos, puede hacerse demasiado repetitivo, sobre todo si nos centramos en misiones secundarias.
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha