eldiario.es

Menú

Ahora Madrid se debate sobre su futuro

Podemos afronta su asamblea ciudadana local este fin de semana planteando que Ahora Madrid desempeñe el papel de "movimiento ciudadano" y "candidatura electoral"

Miembros de Ganemos Madrid prefieren apostar por el desarrollo de Ahora Madrid como "el tipo de organización que necesita el Gobierno municipal"

- PUBLICIDAD -
Presentación de la candidatura de Ahora Madrid frente al Ayuntamiento, en la plaza de Cibeles. / Ahora Madrid

Presentación de la candidatura de Ahora Madrid frente al Ayuntamiento, en la plaza de Cibeles. Ahora Madrid

Ahora Madrid celebra en estos días el primer aniversario de unas elecciones que llevaron a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid. Y lo hace con un debate abierto sobre el futuro de una candidatura electoral municipalista que surgió del acuerdo entre Podemos y Ganemos Madrid –activistas, colectivos autónomos y partidos como IU, Equo y Por un Mundo más Justo–. Un debate sobre el que hay posiciones diferentes entre la dirección de Podemos en Madrid Ciudad, encarnada por su secretario general, Jesús Montero, y la otra pata, Ganemos Madrid, en la que también conviven distintos matices.

Así, quienes intentan potenciar el partido instrumental como algo más, un sujeto político propio en la capital que supere a sus integrantes, van más lejos de lo que, en principio, pretende Podemos en Madrid: un movimiento ciudadano;  "durmiente", según ha declarado el secretario general de Podemos Madrid ciudad en El País; y que siga sirviendo como marca electoral en 2019. Podemos –que cuenta con dirigentes en la corporación municipal, como Rita Maestre o José Manuel Calvo– celebra este 21 y 22 de mayo su asamblea ciudadana presencial, en la que pretende definir su papel dentro de Ahora Madrid.

La concejal de Cultura, Celia Mayer, participante de Ganemos Madrid desde sus orígenes y miembro del equipo que cerró el acuerdo con Podemos a principios de 2015, se muestra favorable a que Ahora Madrid dé el paso a una organización que respalde al gobierno municipal. Pero plantea varias preguntas: "¿Qué tipo de organización? ¿Qué mecanismo de agregación concreto tiene hoy la gente de Madrid? No puede ser un partido tradicional. ¿Qué mecanismos? Si los mecanismos son vinculantes, qué lógica de control y propuesta tienen con la institución..."

Toño Hernández, participante también de Ganemos desde primera hora, miembro del equipo negociador con Podemos y ahora trabajador del grupo municipal de Ahora Madrid, afirma: "Necesitamos organización, sin duda". Y comparte el análisis de Mayer: "Debe ser diferente a lo que ha habido, pero hay que construir algo, no se puede soportar un gobierno y afrontar la oposición tan dura del PP y algunos medios sin estructura política, colectiva, de debate, de deliberación, de toma de decisiones, de asunción de las decisiones por el colectivo. Parte de los problemas que se nos producen es que no hay espacio de suficiente calidad para debatir y tomar las decisiones colectivamente. Eso no es mantenible mucho tiempo, podemos parchear, pero si no resolvemos eso vamos a seguir sufriendo mucho y será muy difícil repetir una victoria electoral o ampliarla".

Pero no sólo la dirección de Podemos en Madrid ciudad prefiere no apostar por desarrollar Ahora Madrid como sujeto político, la propia alcaldesa, Manuela Carmena, jueza de profesión, ha mantenido distancias desde el principio con el único órgano de gobierno del partido instrumental, la Mesa de Coordinación. La naturaleza de Ahora Madrid, fruto de la suma de espacios políticos diversos, en el que hay partidos e independientes, conformó una manera de funcionar en la que no existía presidente ni secretario general ni secretario de organización ni ejecutiva de escasos miembros... Al contrario, el órgano de dirección, el único órgano de dirección, es la Mesa de Coordinación.

La Mesa está compuesta por 45 miembros –24 iniciales provenientes de Ganemos y Podemos– más los 21 primeros de la lista elegidos en primarias, que marca las líneas políticas del partido semanalmente y es donde se debate lo que emana de los diferentes grupos de trabajo y se marcan las líneas políticas. Desde que Carmena entró en Ahora Madrid, en marzo, ha asistido a una reunión de la Mesa de Coordinación, la primera que se celebró tras las elecciones de mayo de 2015.

Mauricio Valiente, tercer teniente de alcalde y coportavoz de la refundada IU-Madrid –organización participante de Ganemos Madrid– sostiene: "No es que nos parezca bueno que Ahora Madrid se convierta en organización, es que nos parece imprescindible que tenga un desarrollo en la implantación social, como expresión de una unidad popular mucho más amplia. Lo hemos defendido siempre en todos los ámbitos. Y ahora que hay un acuerdo a nivel estatal [en alusión al acuerdo entre Podemos e IU para el 26J], seguro que facilita el acuerdo en Ahora Madrid. Estamos convencidos de que no podemos quedarnos en la pura gestión del gobierno sin un desarrollo desde la base que movilice y apoye críticamente lo que hace el gobierno".

"Ahora Madrid", prosigue Valiente, "es evidente que tuvo y surgió de un gran efecto multiplicador. Y eso no podemos perderlo. Es un gran déficit el que hemos tenido, no sólo en la rendición de cuentas sino en el desarrollo de las políticas, el conjunto de antenas, sensibilidades, elaboración colectiva, que fue la gran riqueza de Ahora Madrid. Eso no llueve, se organiza, en cada distrito y área".

Hernández, por su parte, explica: "La hipótesis que manejábamos en el entorno de Ganemos y que hablamos en el marco de entendimiento, aunque la otra contraparte [Podemos] no lo veía porque tenían sus propias hipótesis y esa diferencia ha sido una gran fuente de los problemas en estos meses, era que pasadas las elecciones generales iríamos hacia algún espacio abierto en el que pensar y rediseñar qué debía ser Ahora Madrid. El escenario sería que ese evento, congreso o asamblea ciudadana madrileña, permitiera de una manera amplia y abierta pensar y establecer una hoja de ruta. Yo creo que es difícil pensar eso sin el papel de las organizaciones políticas, es difícil, pero buscar un espacio donde hablarlo y plantearlo sería lo suyo. Si algo han demostrado estas confluencias amplias que superaban a las siglas de partidos es que su potencial de concitar apoyos es mucho mayor. Pero tampoco es una hipótesis que desprecien ni en Podemos ni en IU ahora mismo. Hay sectores que lo ponen sobre la mesa. ¿En qué terminará? Veremos".

"Siempre he sido de la opinión de que el camino se hace al andar", abunda Hernández: "Si tienes algo definido de a dónde llegar, te genera problemas con los demás actores. Apelaría al sentido común de que el hacer conjunto nos puede permitir llegar a algo positivo. No hay ningún modelo organizativo perfecto, que no genere fricciones. Y un modelo bueno ahora, puede caducar en 5-10 años. Hay que intentar no pensar en términos de encontrar la fórmula mágica. Y establecer métodos que te sirvan cambiar en función de los cambios de la realidad y que te ayuden a resolver los conflictos que siempre va a haber".

"No puede ser sólo orgánico", tercia Mayer, "Habrá que ingeniar otras maneras de participar porque hay un techo de cristal".

El papel de Ganemos Madrid

Ganemos nació en verano de 2014 tras la experiencia de Municipalia. Agrupó a activistas, movimientos sociales, participantes del Patio Maravillas, Traficantes de Sueños y el Observatorio Metropolitano, y miembros de partidos como IU, Equo y Por un Mundo Más Justo.

Sin embargo, diversas fuentes consultadas por eldiario.es señalan la afluencia a las reuniones de Ganemos en los últimos meses ha decaído, sobre todo por parte de la mayoría de los concejales, y de algunas de las personas que lideraron el espacio y que hoy dedican la mayor parte de su tiempo a las tareas municipales y a Ahora Madrid. Las mismas personas señalan que los representantes de los partidos políticos identificados con Ahora Madrid tienen una presencia menor –sobre todo los que están representados en el Ayuntamiento– y que son sobre todo las organizaciones y movimientos sociales más combativas y los representantes de los barrios, los nuevos vocales vecinos, quienes llevan ahora el día a día del colectivo.

Entre los concejales que más acuden a las reuniones de Ganemos Madrid están Pablo Carmona, Montserrat Galcerán –ambos participantes de la Fundación de los Comunes y Traficantes de Sueños– y Rommy Arce –del sector Anticapitalistas de Podemos–. Y son quienes siguen defendiendo con su implicación el espacio de Ganemos Madrid como sujeto político propio y como movimiento.

Celia Mayer y Toño Hernández reconocen que siguen yendo a las reuniones, si bien la concejala con menos asiduidad. "Ganemos no es lo mismo que hace un año", reconoce Hernández, "pero tampoco Podemos ni IU. Yo creo que Ahora Madrid no se entendería sin Ganemos. Ganemos se empieza a conformar varios meses antes, se estructura como un espacio de confluencia de colectivos y personas, en las que participa mucha gente de Podemos. Ganemos, en un momento en el que lógicamente Podemos no podía hacerlo, no podía quedarse esperando por la cercanía de las elecciones municipales y se va desarrollando Ganemos".

"Ganemos se va conformando como ese elemento aglutinador", prosigue Hernández. "¿Por qué en Madrid es capaz de llegar sin el concurso del Podemos orgánico a 30.000 firmas? Porque participaba gente de todos los lados, incuido Podemos. Mi visión es que es el espacio real de confluencia, el actor fundamental de promoción de la candidatura municipalista y amplia. Luego vienen las negociaciones, Podemos Madrid tiene sus tesis del proceso y llegamos al acuerdo. Un acuerdo en el que cada cual nos dejamos nuestros jirones, pero delimita un marco de juego para las elecciones que se muestra más o menos exitoso a pesar de las dificultades. Pero lo que se visibiliza en el marco de entendimiento, es que esto va a ser un proceso transitorio que va a cambiar en el próximo año y que va a estar muy supeditado a las generales".

¿Cuál es el papel de Ganemos? "Se está redefiniendo", explica Hernández, "hay posturas diferentes y la confluencia estatal también va a ser un nuevo marco que va a redefinir el tablero a lo interno de Ganemos, para positivo o negativo. Yo no creo que en Ganemos no haya voluntad de construir".

En este sentido, Mayer apunta que "en Ganemos siempre han existido dos hipótesis políticas: la de la confluencia y la del contrapoder. La de la confluencia que es la que ha impulsado todo el proceso de primarias, la convergencia; y la del contrapoder que es construir bloques hegemónicos de opinión crítica". ¿Y cómo es ahora? "Mayoritariamente Ganemos se ha imbuido más en ese espíritu de contrapoder", reflexiona Mayer: "Puede tener su sentido porque los compromisos políticos hay que mantenerlos y para eso hacen falta fuerzas externas que presionen al gobierno, pero mal planteado te podría llegar a llevar a la tristeza tradicional de alguna izquierda, que es incapaz de corresponsabilizarse de los límites de la institución".

"Pero es un camino de doble dirección", prosigue Mayer: "Eso pasa porque tampoco desde la institución hemos sabido explicar que límites nos hemos encontrado, por qué no se cumplen determinadas cosas del programa o qué nos hace falta para cumplirlo. La remunicipalización, por ejemplo, es uno de los debates".

Para Mauricio Valiente, "Ganemos es fundamental, no es excluyente Ahora Madrid o Ganemos, decimos Ganemos y Ahora Madrid como conjunto de espacios, si bien a veces son difíciles de gestionar los procesos unitarios que está habiendo, pero responde a la explosión de movilización social. Aporta que Ganemos esté bien integrado".

El partido de Tania Sánchez, Convocatoria por Madrid, que ha terminado integrado en Podemos, tiene dos concejales en el Ayuntamiento –Jorge García Castaño y Esther Gómez–, que participaron en Ganemos cuando aún militaban en IU.  En un comunicado de finales de marzo, afirmaba que se desvinculaba de Ganemos "para reforzar Ahora Madrid y a Manuela Carmena" porque "que Ganemos Madrid ha perdido parte importante de la representatividad que tenía Ahora Madrid, ha dejado de ser un espacio de encuentro y confluencia". Así mismo, se "felicitaba" por la "asamblea ciudadana de Podemos de Madrid ciudad", de la que espera "salga un compromiso firme en la dotación de un espacio político estable para Ahora Madrid".

Fuentes de Equo, partido que también figura nominalmente en Ganemos y que dispone de una concejala en el Ayuntamiento, Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad, reconocen que "no comparten" algunos de los "últimos movimientos de Ganemos", pero que "aún" no se ha tomado "ninguna decisión" de abandonar el espacio.

"Todo está cambiando mucho en el propio Ganemos", conviene Hernández: "Se ha producido un momento de poner mucha más fuerza en la institución y un cierto descanso de mucha gente. Eso ha provocado un parón en la actividad que sí ha reforzado -otra gente manteniendo más el espacio; pero en algunos casos ha tenido más que ver con no compartir la lógica de  sólo  criticar por criticar, que yo creo  sería malo que nos instaláramos en ella. Tampoco tenemos resuelto  el cómo nos visibilizamos, como Ganemos y como AM. Eso hace que se generen diferentes momentos y espacios, en el que cada uno juega un papel y eso puede llegar a ser positivo. Ganemos no es solamente la gente del contrapoder, también está jugando IU, Equo nominalmente, y otras gentes, aunque no como nos gustaría. Otra cosa es que no estemos teniendo, por la locura del tiempo, reflexiones políticas reposadas, para analizar bien las estrategias, ver las consecuencias, responder con rapidez a las urgencias políticas que nos surgen... Nos está ocurriendo a todos".

¿Qué será de Ahora Madrid? Ahora Madrid ya no es lo que fue cuendo se creó hace poco más de un año, y con el tiempo irá evolucionando. La asamblea de Podemos de este fin de semana será uno de los factores que influyan en su desarrollo en los próximos meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha