eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuando al director de la DGT no le gustaba que los okupas se saltaran las listas de espera

Gregorio Serrano se quejaba amargamente de los okupas porque no se respetaban las listas de espera y del mal uso del dinero público

Ahora, se están gastando 50.000 euros del dinero de todos en reformar una casa que no le corresponde, según desveló El Objetivo de Ana Pastor en laSexta

- PUBLICIDAD -

Al director de la DGT, Gregorio Serrano, no le gustan los okupas: "No se pueden entregar unas llaves saltándose una lista de espera de muchas personas". Algo que en su caso parece que no importa, después de que  le hayan dejado una casa de la Guardia Civil sin tener derecho a ella y con cargo al presupuesto del cuerpo. También se le está pagando una reforma de  50.000 euros. Así lo desvelaba anoche  El Objetivo de Ana Pastor en laSexta. 

Serrano se quejaba de los que se saltaban la lista de espera, mientras que a él se le ha adjudicado un piso del Interior Armado por el que existe una lista de espera del 60%.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, un buen amigo del director de la DGT, dijo en la presentación de los nuevos cargos que ellos (su equipo) venían a luchar por el "interés general, no por el particular".

Serrano presumía años atrás de querer mucho a la Guardia Civil, que la Benemérita era un cuerpo muy querido, y que por hacerle un favor que no falte...

Serrano dispone ahora de una casa a la que no debería tener derecho y donde se está usando dinero público para reformarla. Ay, el dinero público... Así se quejaba en 2009 de que la hija de un concejal de Izquierda Unida recibiese una adjudicación del Ayuntamiento para viajar a los campamentos saharauis de Tinduf.

Parece ser que nepotismo es que se le pague a la hija de un concejal un viaje, pero no que se le pague la vivienda y la reforma de la misma a un alto cargo del ministerio con el dinero de todos.

Gregorio Serrano también se quejó de la política estaba muy denostada y de que los políticos no dejan de hacer méritos para ello.


¡Ay, los méritos! ¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha