eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Siec realizará la rehabilitación del Ayuntamiento, que se prevé iniciar en verano

Los trabajos supondrán una inversión de casi 660.000 euros y tendrán un plazo de ejecución de cuatro meses

- PUBLICIDAD -
Siec realizará la rehabilitación del Ayuntamiento, que se prevé iniciar en verano

La mesa de contratación ha propuesto adjudicar a la empresa SIEC, por importe de 659.320 euros, las obras de rehabilitación del Ayuntamiento de Santander, que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses y se prevé que puedan comenzar a mediados de verano, según ha informado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

"Con esta actuación seguimos avanzando en la modernización de diversas dependencias municipales, lo que contribuirá además a mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y la atención que se presta a los ciudadanos", ha agregado Díaz en un comunicado.

En este sentido, ha puesto el ejemplo de inversiones como las realizadas ya para la construcción del nuevo depósito de vehículos de Ojaiz; otras que se van a poner en marcha de manera inminente, como las cocheras del TUS o las nuevas instalaciones de los talleres municipales y la Policía Local; y otras que se planifican a medio plazo, como el edificio que se construirá en la calle La Paz para albergar varios servicios municipales.

Según ha recordado Díaz, con carácter previo a la redacción del proyecto de rehabilitación del Ayuntamiento, se ha realizado un estudio estructural para hacer una revisión exhaustiva del estado en que se encontraban los diferentes elementos, tanto de la cubierta como del último forjado del edificio.

"Mejoraremos así las condiciones del edificio, que cumplió su centenario en el año 2007, y que, además de parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad, constituye el principal punto municipal de atención al ciudadano, así como el centro de trabajo de numerosos empleados municipales", ha señalado.

El concejal ha precisado que el edificio de lo que hoy en día es el Ayuntamiento de Santander, responde a la suma de dos construcciones casi idénticas pero construidas con 60 años de diferencia entre una y otra. Concretamente, en el año 1907 se inauguró lo primera de ellas, la más antigua, y que ocupa algo más de la mitad del edificio actual.

Junto a aquel primer edificio, adosada a su fachada Este, se encontraba la iglesia del S.XVII, antigua parroquia de San Francisco de Asís, que fue derribada en 1936, lo que permitió, posteriormente, en 1963 construir la ampliación de la entonces Casa Consistorial, que se inauguró en 1967.

El edificio consta de tres plantas y bajo-cubierta. Sus fachadas son muros de carga de piedra labrada. La estructura portante se conforma en la parte antigua mediante forjados sobre muros de carga interiores y fachadas, y con una combinación de estos con pilares en la zona ampliada en 1967, lo que permite diafanizar el gran espacio central de operaciones rematado por un gran lucernario cenital.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El proyecto de rehabilitación que se va a abordar ahora contempla actuaciones para cada una de las partes del edificio actual, ya sea la parte antigua o la más reciente.

En cuanto a la parte antigua, se prevé la rehabilitación de la cubierta, mediante la limpieza de todas las cerchas metálicas aplicando un tratamiento contra la oxidación y proyectando posteriormente mortero ignífugo para dotar a la estructura metálica de una protección contra el fuego.

Se desmontarán las placas de pizarra y la impermeabilización actual a base de tela asfáltica; se llevará a cabo una revisión de toda la estructura de madera (tillado y viguetas) sustituyendo aquellas zonas que se encuentren dañada; se colocará un nuevo aislamiento así como una nueva impermeabilización; y se instalará un nuevo acabado de cubierta a base de placas de zinc.

En el forjado del suelo bajocubierta, que se trata de un espacio inutilizable al no permitirlo la altura a la que se encuentran los tirantes de las cerchas metálicas de cubierta, lo que se propone en el proyecto es rellenar los encuentros entre la rasilla y la vigueta metálica con mortero de arlita.

Se contempla un refuerzo metálico de toda la zona del forjado en la que se encuentra el archivo para que pueda soportar correctamente el peso transmitido por los armarios.

Además, se plantea la colocación de pasarelas de tramex sobre el lucernario situado sobre el salón de plenos, así como líneas de vida que permitan el aseguramiento tanto de los operarios como de la maquinaria de limpieza.

En cuanto a la parte más reciente, está proyectada la rehabilitación de la cubierta puesto que se trata de la parte más dañada y con mayores patologías, lo que, unido a una mala solución estructural en cuanto a su diseño, hace necesario su demolición y la construcción de una nueva.

La nueva cubierta tendrá una estructura metálica sobre la que se colocará un nuevo aislamiento, así como una nueva impermeabilización. También se instalará un nuevo acabado de cubierta a base de placas de zinc.

En los lucernarios, se sustituyen las actuales placas traslúcidas por otras de policarbonato multicelular que tienen mayor resistencia y mejor aislamiento tanto acústico como térmico.

Finalmente, se contempla una sustitución de todas las carpinterías exteriores de la planta baja, como una primera fase de renovación de las carpinterías completa del inmueble.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha