eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

'Ocho apellidos navarros'

En Navarra, con cierta frecuencia, surgen debates políticos en torno a nuestra identidad colectiva. Son iniciativas que parten de opciones nacionalistas o regionalistas pero que prenden con facilidad en la ciudadanía.

- PUBLICIDAD -
Miles de personas se manifiestan en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra

EFE

Tras el éxito de las películas  'Ocho apellidos vascos' y, en menor medida,  'Ocho apellidos catalanes'cabe preguntarse si es posible realizar una película titulada 'Ocho apellidos navarros'.  Mi impresión es que no, dado que la identidad navarra es poco homogénea; más mestiza que pura. Nuestro indigenismo se encuentra muy diluido.  Si hiciéramos una película de humor sobre la identidad navarra se podría copiar el título de la de  'Atrapa la bandera'

Navarra desde tiempo inmemorial ha representado un cruce de caminos. Esta condición geoestratégica ha provocado la introducción de numerosas influencias culturales, tales como la romana, la árabe, la judía,  la vasca, la castellana. Desde el siglo XVIII han sido muchos los historiadores, la mayoría  ideologizados, que  han venido a debatir sobre las esencias navarras y sus diversas contaminaciones. Por ejemplo, Kampión en 1900 arremetía contra el ideario socialista que penetraba en Navarra y en el País Vasco.  “Entre el genio vasco y el socialismo, media repulsión absoluta e irreducible. Ésta es la última invasión del extranjero que padecemos.” La realidad es que Navarra se globalizó hace mucho tiempo. También  lo hemos hecho recientemente, de tal modo que no sólo tenemos diferentes identidades colectivas propias sino que el efecto migratorio de años pasados ha hecho florecer identidades colectivas alóctonas. Quién estuvo primero en el terruño no es una cuestión muy fundamental, a mi modo de ver.

Identidad no es otra cosa que ser semejante, idéntico, a alguien. Normalmente, se usa para unirse en colectivo con el propio versus el ajeno. En estos tiempos de sociedad desvalorizada surgen con fuerza los movimientos de identidad bien por motivos religiosos, culturales o étnicos. Tenemos una ciudadanía que necesita de valores propios ante tanto descreimiento que nos depara una sociedad basada en el mercado. Los valores colectivos comunes que construyeron sociedades políticas se han quebrado. Surgen valores colectivos fragmentados sin imagen común. Resultado de sociedades fracturadas.

En Navarra, con cierta frecuencia, surgen debates políticos en torno a nuestra identidad colectiva. Son iniciativas que parten de opciones nacionalistas o regionalistas pero que prenden con facilidad en la ciudadanía. Ello provoca tensiones entre una y otro identidad.  Las banderas como símbolos colectivos se convierten en inocuas lanzas. Cierto que una vez que el terrorismo político ha cesado esas tensiones se relativizan. Pero que las tensiones no tengan consecuencias violentas no significa que no existan.

En estos tiempos de sociedad desvalorizada surgen con fuerza los movimientos de identidad bien por motivos religiosos, culturales o étnicos

Por ello, tenemos el reto de convivir entre diferentes desde el respeto a los valores propios y a los universales de las personas. Mi posición personal es la interculturalidad frente a la multiculturalidad. Es decir, mezclarnos unos con otros, contaminarnos, tomar influencias de otras culturas. Y para las instituciones, laicidad de identidad. En un mismo territorio pueden existir diferentes conceptos nacionales y étnicos. Las instituciones deberían no imponer ninguna idea trascendente en torno a la nación; no oficializando otra idea de nación que aquella asociada a una constitución común de pertenencia por propia voluntad. El culto a la patria, el nacionalismo, por ser creencias que para algunos dan sentido vital se deben respetar pero ningún sistema político las  deben imponer ni privilegiar frente a otra.

Cierto es que estas posiciones interculturales, laicas, federalistas en estos tiempos antiglobalizadores y populistas venden menos que un peine a un calvo. Pero...Tolerancia o Barbarie.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha