eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

¿Dónde está la apocalipsis navarra?

- PUBLICIDAD -

Reconozco que con el trajín de todos los días no me da tiempo a mirar el panorama con un poco de perspectiva y calma, a veces siento que me engulle el día a día. Hoy, me he sentado en mi mecedora después de comer y no sé si he pensado un rato o ha sido una cabezada pero ante la no apocalipsis navarra he decidido pornerme teclas a la obra.

Tenemos, en general, tendencia a las cifras redondas para las profecías apocalípticas y en política la cifra de los cien días es típica para ello, puede parecer poco en una legislatura de 4 años, sobre todo si se compara con el largo periodo precedente de política inquisidora, pero dicen que en esos días un gobierno es capaz, si no de dar un vuelco total, sí al menos de marcar tendencias. Así que una vez transcurrido ese tiempo conviene pararse a pensar qué ha ocurrido en Nafarroa. ¿Podemos hablar de tendencia de cambio?

Las mujeres podremos abortar, o no, en Nafarroa; es posible elegir la ETB; Euskalerri Irratia tiene licencia, aunque no he oído que el gobierno haya obligado a nadie a escucharla; se defiende a los centros educativos públicos de difamaciones antes gratuitas; y tenemos en marcha una reforma fiscal que nos ayudará, no todo lo que yo quisiera, entre otras cosas a replantear la renta básica.

De momento, resulta evidente que el mundo no se ha hundido, ni siquiera lo ha hecho Nafarroa; la invasión vasca, comunista, o ambas que preveía la derecha tendrán que esperar a otra fecha más redonda, igual ahora empiezan a pensar en los 1.000 días, o en los 100 meses, o en el 2020, cualquiera sabe. No parece que renuncien a la idea de seguir azuzando miedos y fantasmas, entre otras razones porque quizá es lo único que saben hacer. Ni una sola propuesta clara, tampoco oscura, nada que no sea crítica repetitiva y absurda sobre ese futuro tan terrible que nos encontraremos al día siguiente.

Tampoco seré yo quien diga que ahora vivimos en aldaketalandia, ni creía antes en la Navarra de Yupi inventada por Barcina y compañía, ni creo que hayamos encontrado la ansiada fórmula mágica del paraíso prometido.

Cien días no son suficientes para remover las profundas raíces del Régimen, pero que sigan temblando porque esto no ha hecho más que empezar

Hay cosas que me han chirriado bastante en estos días, nombramientos que me han gustado más que otros, algunos que francamente me han disgustado, que me han exigido una dosis de confianza importante. Aún tengo en la retina actitudes que difícilmente puedo entender y menos explicar desde una perspectiva de igualdad de derechos, creo que el cambio nos exige más atrevimiento, menos complejos, pero eso no me desanima; es más, me hace consciente de la necesidad de que entre todas ayudemos al gobierno a cumplir con la hoja de ruta del acuerdo. Lo leo nuevamente y suspiro, no nos engañemos, no es tarea fácil.

Por curiosidad he vuelto la vista atrás, 4 años, entonces se cumplían los no 100, 120, o 150 primeros días de un gobierno de UPN, con la inestimable ayuda del PSN, tampoco hubo apocalipsis pero el suelo se movía con intensidad bajo los pies de Barcina, movilizaciones por recortes en educación (desde el primer mes), errores de cálculo en conciertos con la sanidad privada, desconvocatorias de oferta pública de empleo y todo esto salpicado del escándalo de sobresueldos.

Cien días no son suficientes para remover las profundas raíces del Régimen, pero que sigan temblando porque esto no ha hecho más que empezar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha