eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La idea de financiar el TAV a través del Convenio no reduce las discrepancias del cuatripartito

EH Bildu advierte a Geroa Bai de que tendrá que elegir si acordar el TAV con UPN o modificar el proyecto

- PUBLICIDAD -
El Gobierno foral estudiará "bien" la propuesta sobre el TAV y valora que Fomento "hable de corredor"

El Gobierno foral estudiará "bien" la propuesta sobre el TAV y valora que Fomento "hable de corredor"

El corredor ferroviario de alta velocidad para Navarra va a requerir de más negociación entre los socios del cuatripartito. Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida no consiguen ponerse de acuerdo ni siquiera en el modelo de tren que quieren para Navarra, y las discrepancias de los socios de Gobierno mantienen al vicepresidente Manu Ayerdi con las manos atadas para poder ofrecer al Ministerio de Fomento una propuesta que el Estado considere aceptable. En un intento de contentar a Bildu, Geroa Bai ha propuesto que la financiación del corredor cantábrico-mediterráneo se materialice a costa de la aportación que Navarra paga al Estado según lo estipulado en el Convenio Económico. Pero la oposición feroz de Bildu al TAV es un camino muy difícil de desandar, y Geroa Bai tendrá que hacer más concesiones en su postura para contentar mínimamente a sus socios.

Por ello, la reunión celebrada “no será la última” ni ha producido “resultados definitivos”. Y los socios del cuatripartito se han emplazado a próximos encuentros “monográficos” para intentar acercar posturas en una cuestión que se antoja clave en esta legislatura. Entre otras razones, porque la oposición ve en las discrepancias del cuatripartito una oportunidad de oro para dividir a los socios de Gobierno con una cuestión que puede romper definitivamente la unidad de voto con la que, hasta el momento, ha contado el Ejecutivo en la Cámara foral.

De hecho, UPN, PP y PSN han ofrecido a Geroa Bai sus votos para apoyar una infraestructura estratégica para el futuro de la Comunidad foral, en el caso de que los socios de Gobierno no consigan ponerse de acuerdo y se opongan a su aprobación en el Parlamento. De momento, y a pesar del guiño de Geroa Bai a Bildu con su propuesta de financiar el corredor a través del Convenio Económico, la formación abertzale no parece dispuesta a moverse de su férrea oposición a la propuesta que trasladó el ministro Iñigo de la Serna al vicepresidente Ayerdi: “Tenemos discrepancias sobre el contenido y nos reafirmamos en que el convenio propuesto es una edición corregida y aumentada en el coste de lo que supondrá la alta velocidad en el tramo Castejón-Pamplona. No estamos de acuerdo con ello”, asegura el portavoz Adolfo Araiz.

Araiz: "proceso participativo"

Sus advertencias han ido más lejos. Araiz ha pedido un “proceso participativo” de la sociedad navarra para decidir qué modelo ferroviario se negocia con el Estado. Y, de no producirse, alerta a la presidenta Barkos de que tendrá que optar entre “pactar con UPN y PP” la propuesta que el ministerio ha puesto sobre la mesa, o “acordar con el cuatripartito” una alternativa.

Tampoco están satisfechos con el modelo de tren propuesto a Navarra por el Estado en Izquierda Unida, tal vez el socio de Gobierno con mayores discrepancias respecto a Geroa Bai en este asunto. “Navarra necesita un tren que vertebre el territorio, que transporte mercancías, que sea sostenible económicamente y medioambientalmente. Y eso no es el AVE”, señala rotundo José Miguel Nuin.

Y en Podemos piden estudios. No quieren lanzarse a apoyar un modelo de corredor ferroviario hasta no conocer las necesidades reales de la Comunidad foral en la materia. Eduardo Santos entiende que “no se puede hablar de un convenio antes de conocer estudios de viabilidad y necesidad de esta infraestructura, porque nadie nos ha demostrado, a día de hoy, que sea necesaria”. Además, el líder de la formación morada entiende que los navarros deberían poder “discutir el modelo de tren, no únicamente elementos accesorios” en un proyecto definido por el Estado.

Así las cosas, el vicepresidente Ayerdi tendrá que emplearse a fondo para atraer a sus socios de Gobierno hacia una posición más favorable al proyecto que pretende proponer a De la Serna: una infraestructura que debe ser financiada por el Estado, pero para la que Navarra adelantará el dinero y lo recobrará posteriormente descontándolo de la aportación de la Comunidad foral al Estado que determine el Convenio Económico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha