eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Presupuestos son amores, y no buenas razones

- PUBLICIDAD -


En 2014 vamos a tener los Presupuestos Generales del Estado de la recuperación y la solidaridad. Así lo aseguró el Gobierno a finales de septiembre, cuando Cristóbal Montoro presentó el borrador del proyecto de Ley de Presupuestos, con la previsión de que el PIB aumentará un 0,7%. La oposición, por su lado, definió los Presupuestos como injustose insolidarios, los presupuestos de la desigualdad. Por eso se presentaron 11 enmiendas a la totalidad, y no sorprende que, imponiendo de nuevo la mayoría absoluta con que el partido del Gobierno cuenta en el Congreso, todas fueran rechazadas en el Pleno. . Desde hoy y hasta el jueves se debaten en pleno las enmiendas parciales, luego el proyecto se remitirá al Senado y de vuelta al Congreso para su aprobación definitiva en la semana previa a Navidad.


Para constatar cuáles son las políticas públicas prioritarias para un Gobierno, lo efectivo no es fijarse en sus programas electorales, discursos o promesas. Si el refranero castellano dice que hechos son amores y no buenas razones, en política pública los hechos se ven reflejados en los presupuestos. Por tanto, si acabar con la pobreza y la desigualdad ( http://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/campanas-educacion/crisis-pobreza-desigualdad ) , dentro y fuera de nuestras fronteras, fuera una prioridad de este Gobierno, así deberían reflejarlo los presupuestos con un aumento de la inversión en educación, sanidad, políticas sociales y cooperación al desarrollo.

Los presupuestos son amores, y no buenas razones. De nada sirve que el Presidente del Gobierno se comprometa ante Naciones Unidas a incrementar la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en cuanto la economía española crezca si los Presupuestos Generales  2014 dan un nuevo hachazo a la cooperación, dejándola en un ínfimo 0,17% (lejos del famoso 0,7% largamente reclamado por las organizaciones sociales y al que Estado se comprometió ante la comunidad internacional en 1970). Esto hace retroceder la Ayuda a niveles de los años 90 al tiempo que se lanza un mensaje claro: la Política de Cooperación no tiene en España la importancia que le dan  el resto de países industrializados, que sí la consideran una política fundamental para alcanzar un mundo más próspero y más equitativo.

En Oxfam Intermón creemos que los Presupuestos Generales del Estado deben servir para luchar contra la pobreza y la desigualdad dentro y fuera de nuestras fronteras. Por ello, es urgente que se incrementen las partidas destinadas a AOD y a políticas sociales. La escasez de recursos no vale como excusa. Es una cuestión de prioridades políticas. Los Presupuestos para  2014 aún tienen la oportunidad de recaudar fondos si el Gobierno pone  en marcha la Tasa a las Transacciones Financieras  que permitiría recaudar 5.000 millones en España gravando con sólo un 0,1% estas transacciones. Los fondos de la tasa también son clave para atender a catástrofes humanitarias como la de Filipinas: con poco más de 16 millones de euros de presupuesto para acción humanitaria no es posible que España atienda a 9,5 millones de afectados por el tifón Haiyan, a los más de 8 millones de afectados por el conflicto de Siria y a otras crisis humanitarias que puedan surgir en 2014.

En la negociación de los Presupuestos Generales del Estado aún no está todo dicho. Por eso ahora, más que nunca, los ciudadanos y ciudadanas tenemos que seguir vigilando, proponiendo y contestando. Porque aún podemos lograr que los presupuestos que se aprueben en diciembre sean justos y solidarios. Porque los presupuestos no son del Gobierno, son de las personas.



Másinformación: http://www.oxfamintermon.org/es/campanas/proyectos/presupuestos-2014-un-arma-para-combatir-desigualdad-en-espana-en-mundo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha