eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Absuelta por falta de pruebas la pianista a la que pedían 5 años de cárcel

- PUBLICIDAD -
Absuelta por falta de pruebas la pianista a la que pedían 5 años de cárcel

Absuelta por falta de pruebas la pianista a la que pedían 5 años de cárcel

La pianista Laia M. ha sido absuelta por falta de pruebas en el juicio en el que se enfrentaba a 5 años y medio de cárcel tras haber sido denunciada por una vecina a la que molestaban sus ensayos.

La sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia de Girona considera "desproporcionadas" las penas solicitadas inicialmente por las acusaciones -la fiscalía pedía 7,5 años de cárcel, 4 años de inhabilitación para ejercer cualquier profesión que tuviera que ver con tocar el piano, una multa de 10.800 euros y una indemnización a cubrir entre ella y sus padres, también acusados, de 9.900 euros-.

El tribunal mantiene que "no se ha practicado prueba de cargo suficiente que permita acreditar que entre octubre del 2003 y septiembre de 2007" la acusada estuviera tocando los días y horas denunciados y a más decibelios de los legalmente permitidos".

Además, el magistrado ve una absoluta falta de fundamento de las acusaciones en contra de los padres de la ahora concertista y destaca que llevaron a cabo varias actuaciones para insonorizar la habitación y el piano.

La resolución destaca que no se ha podido acreditar que exista una relación directa entre el sonido del instrumento y el trastorno nervioso que padecía la denunciante, y critica la calificación provisional de los hechos, que califica de "inadecuada".

Además, cree que para una persona lega en Derecho es "sorprendente" que se solicitaran siete años y medio de prisión para cada uno de los tres acusados por contaminación acústica provocada por tocar un piano y por las lesiones causadas a una vecina, "cuando la tentativa de homicidio de la denunciante hubiera arrostrado una pena inferior".

La pianista, que ahora tiene 28 años y 18 en el momento de la presentación de la denuncia, sostuvo en el juicio que ensayaba menos días y horas de los que se le acusaba, ya que estudiaba inicialmente en Manresa y, posteriormente, en Barcelona, por lo que permanecía la mayoría de las semanas fuera de Puigcerdà.

La denunciante, por su parte, alegó sufrir a causa del sonido del piano una alteración del sueño, nerviosismo, intranquilidad, desasosiego, ansiedad, episodios de pánico e, incluso, problemas de gestación en los últimos meses del embarazo de su segundo hijo, nacido en 2006.

La denunciante, que aseguró que también estuvo de baja laboral por este asunto, se fue a vivir a Galicia con toda su familia en enero de 2008 por no soportar más el ruido y, según el letrado de la acusación particular, tiene tanta fobia a los pianos que es incapaz de ver uno incluso en una escena de películas de cine.

La fiscalía y la acusación particular solicitaban inicialmente para Laia M. una pena de 7 años y medio de cárcel, 6 años por un delito de contaminación acústica y un año y medio por otro delito de lesiones psíquicas.

Finalmente, la fiscalía rebajó la petición hasta 20 meses de prisión, 6 meses de prohibición de tocar y 20.000 euros de multa, y la acusación particular solicitó 5 años y medio de cárcel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha