eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Absuelto el profesor del Colegio Base de 14 delitos de abuso sexual a menores

- PUBLICIDAD -
Absuelto el profesor del Colegio Base de 14 delitos de abuso sexual a menores

Absuelto el profesor del Colegio Base de 14 delitos de abuso sexual a menores

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al profesor de inglés Michael W.R. del Colegio Base de Madrid, que se enfrentaba a 66 años de prisión por presuntamente abusar sexualmente de 14 niños de cinco años, al afirmar que "no ha quedado acreditado" que hiciera tocamientos o manoseos a los niños.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sección Tercera de la Audiencia absuelve al profesor de todos los cargos y deja sin efecto cuantas medidas cautelares se hayan acordado, al mismo tiempo que absuelve también al Colegio Base de la indemnización como responsable civil subsidiario.

"No ha quedado acreditado que durante los cursos escolares 2012-2013 y 2013-2014, con anterioridad a la suspensión de su actividad docente, Michael W.R. con el propósito de satisfacer sus apetencias sexuales y durante las horas lectivas, en el interior de las aulas o en alguna otra dependencia del centro escolar, realizase tocamientos o manoseos sobre la zona genital, en el pene o nalgas, por encima o por dentro de la ropa que vestían los menores", afirma.

El acusado, que fue suspendido de sus funciones tras 16 años como profesor en el Colegio, impartió clases de inglés en el centro a niños de entre tres y cinco años, correspondientes a los cursos de 1º,2º y 3º de educación infantil.

Sobre los testimonios de los niños, explican que existen casos de "inducción involuntaria" a través de las preguntas que realizaron tanto las peritos de las entrevistas aportadas por las acusaciones como los padres, que "se habrían realizado de manera directa y sugestiva".

"Las verbalizaciones aportadas por el menor carecen de consistencia y coherencia", afirman sobre un menor. "Aporta poca información y es escasamente consistente", dicen sobre otro niño. "Contradicción del menor de no ser capaz de explicar el motivo por el que considera que los otros menores también eran tocados por el profesor", añaden de un tercero.

"El menor no aporta información que permite inferir la vivencia de una presunta interacción abusiva, se limita de forma rígida y reiterada a decir que le molestaba sin dar contenido a la presunta molestia", destacan de un cuarto.

En otra ocasión subrayan que "el relato del menor carece de coherencia describiendo una forma de abuso que resulta completamente inconsistente, y también aparece inconsistente con la información documental y que facilita la madre".

Destacan que las peritos judiciales aportadas por las acusaciones "no se han ajustado a la metodología correcta en las entrevistas" a los niños "produciéndose un grave sesgo confirmatorio", dado que "han tomado como punto de partida la inducción adulta involuntaria, lo que ha provocado que sus entrevistas encaminadas a confirmar dicha creencia, haciendo preguntas sugerentes e induciendo a las respuestas".

Al respecto, recoge la conclusión final del las peritos que subraya que "aunque no se ha podido probar la existencia de unos posibles abusos sexuales a los menores, tampoco podemos descartarlos", lo que revela, a juicio de los magistrados, "su nula utilidad para las tesis acusatorias".

En cuanto a los testimonios de los padres, explican que salvo un caso, ninguno es testigo "por haberse encontrado de manera accidental o no buscada por él con el relato del menor y sí por haber indagado en el menor, desde la posición de autoridad que confiere la condición de padre o madre". Una indagación que califican de "insistente o persistente".

En la vista oral, el profesor negó ante el juez que realizara tocamientos y cosquillas a los menores: "Me quedé completamente en blanco cuando la directora del colegio me contó de qué se me acusaba", dijo.

Su testimonio chocó con la versión de los padres que aseguraron que los tocamientos y cosquillas se producían siempre con niños, a quienes el profesor sentaba sobre sus rodillas, mientras que los compañeros del acusado manifestaron que "nunca vieron nada raro" al que definieron como un profesor "muy bien valorado por todos" y al cual no le creían capaz de haber cometido los abusos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha