eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CDC estrena primarias y decide si crea un partido sin lastres del pasado

- PUBLICIDAD -
CDC estrena primarias y decide si crea un partido sin lastres del pasado

CDC estrena primarias y decide si crea un partido sin lastres del pasado

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) celebra este sábado sus primeras primarias, para escoger a su cabeza de lista al Congreso, y decide en una consulta si se renueva o va más allá y crea un nuevo partido sin lastres del pasado.

La jornada de mañana, bautizada como "supersábado", será histórica para Convergència, no porque el resultado sea incierto -tanto en las primarias como en la consulta sobre el futuro del partido hay una opción claramente favorita- sino por las consecuencias de esas votaciones.

Será el inicio de la última fase del proceso de refundación que debe culminar con el congreso del 8 al 10 de julio, en el Fórum de Barcelona, y la elección de nuevos liderazgos a finales del mismo mes.

El resultado de la consulta interna no admite dudas: la práctica totalidad de cuadros dirigentes de CDC se han pronunciado a favor de aprovechar el cónclave de julio para "impulsar la creación de una nueva formación política", sin desvelar aún cuáles deben ser sus siglas y sin descartar que puedan contener la palabra Convergència.

Eso implicaría poner fin a casi 42 años de historia del partido que Jordi Pujol, Ramon Trias Fargas y otras figuras del nacionalismo catalán fundaron el 17 de noviembre de 1974 en el monasterio de Montserrat.

La aceleración soberanista de los últimos cuatro años, los casos de corrupción que sigue arrastrando el partido en los juzgados -desde el caso Palau hasta las causas abiertas contra los Pujol- y la inaplazable democratización interna de un partido acostumbrado a hiperliderazgos y a una toma de decisiones vertical han llevado a Convergència a 'resetearse' para seguir siendo hegemónica.

El viejo 'pal de paller' (tronco central) del catalanismo político ha dado muestras de flaqueza en las urnas desde 2012: CiU ya quedó por detrás de ERC en las elecciones europeas de 2014, un retroceso que fue neutralizado en las catalanas del pasado 27S al concurrir en la lista unitaria de Junts pel Sí -ya sin Unió y con los republicanos como nuevos socios-, pero que volvió a ponerse de manifiesto en las generales del 20D, cuando CDC quedó relegada al cuarto lugar, por detrás de En Comú Podem, ERC y PSC.

La intención de Artur Mas y del equipo que pilota la refundación es crear una nueva herramienta política que, a partir de un proyecto independentista, sea capaz de erigirse en principal fuerza de un soberanismo transversal que acoja diferentes familias ideológicas.

Habrá tres urnas de cartón: una blanca para militantes para la consulta del futuro de CDC, otra naranja para simpatizantes -el resultado de esta última no es vinculante- y una tercera azul sólo para militantes para escoger el cartel electoral del 26J.

El censo definitivo de militantes para la consulta es de 15.019 personas -los que están al corriente de pago-, mientras que en las primarias el censo es algo menor, un total de 14.620 militantes, dado que se exige además una antigüedad mínima de 6 meses.

El otro foco de atención del "supersábado" serán las primarias, en las que Francesc Homs, que ya fue el cabeza de lista el 20D, parte como gran favorito, con el apoyo de la plana mayor del partido, empezando por el presidente catalán, Carles Puigdemont.

Su rival es la hasta ahora desconocida presidenta de la sectorial de Igualdad de CDC, Sílvia Requena, que se presenta como "candidata de las bases" y cuyo equipo consideraría ya un éxito superar el 20 % de los votos.

El domingo se celebrará un Consell Nacional, en el que se aprobarán las listas de CDC para las elecciones generales acordadas con el candidato ganador de las primarias de mañana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha