eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CUP publica las bases para pactar con Junts pel Sí e insiste en no hacer a Mas presidente

Asegura que no contempla unas elecciones anticipadas ni como "hipótesis"

- PUBLICIDAD -
La CUP publica las bases para pactar con Junts pel Sí e insiste en no hacer a Mas presidente

La CUP ha publicado este jueves un documento con las bases para pactar la investidura con Junts pel Sí e insiste en que no apoyarán en ningún caso que el presidente de la Generalitat vuelva a ser Artur Mas.

En el texto, titulado 'Fil a l'agulla', exponen: "La presidencia del Govern tiene que recaer en una opción de consenso, no ligada al ciclo anterior, que abra una etapa no vinculada a los recortes ni a los casos de corrupción".

Sin aludir directamente a Mas en ningún momento, critica que desde el Ejecutivo catalán se ha hecho una gestión del proceso soberanista "que a menudo ha primado los intereses de partido, confundiéndolos con los del país".

La CUP mantiene su negativa a Mas pese a ser el gran escollo hasta ahora: "El ciclo económico neoliberal y una muy determinada cultura política elitista tienen que ser superados y vertidos en la papelera de la historia".

Asegura en el texto que trabaja para llegar a un acuerdo con JxSí lo antes posible, que apuesta por declarar la independencia en 18 meses, y garantiza que no contempla unas elecciones anticipadas ni como "hipótesis".

CONDICIONES SOBRE TRANSPARENCIA

El partido también fija condiciones en transparencia para llegar a un acuerdo: "Que la Generalitat se persone en todas aquellas causas donde se malversado o desviado fondos públicos".

En este ámbito también señala "a la Presidencia de la Generalitat", ya que asegurado que solo ha cumplido el 7 por ciento de las 51 medidas anticorrupción a las que se comprometió en febrero de 2013.

Las críticas que la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, hizo al primer debate de investidura de Mas, echando en falta una autocrítica por los casos de corrupción que salpican a CDC, reafirma a la CUP en no reelegirlo como presidente de la nueva república, tal y como recoge el texto.

"Un país nuevo no lo pueden hacer unos pocos y los de siempre. Quien hizo el enfermo no puede hacer ahora el hospital", destaca.

DESOBEDIENCIA

En el escrito se desgrana su interpretación de los resultados de las elecciones catalanas en las que consideran que no se ganó el plebiscito del modo en el que ellos querían --en votos y escaños--, pero que "la legitimidad para proseguir el camino hacia la libertad política y la justicia social es indiscutible".

Consideran coherente con el resultado obtenido el impulso de la resolución independentista que el lunes aprobó el Parlament, porque no creen que sea una declaración unilateral de independencia (DUI) encubierta, sino "un acto mínimo necesario de soberanía".

Para la CUP la ruptura democrática es obedecer a la propia legitimidad y legalidad catalana, un reclamo que comporta explícitamente desobedecer las imposiciones del Estado que "proscribe urnas, niega derechos y ahoga futuros".

Por eso destacan la importancia de prescindir de leyes como las denominadas 'ley Wert' y 'ley mordaza', y subrayan que la resolución independentista es la antesala de leyes como la de Seguridad Social y la de Hacienda propia que se confeccionaran "en los próximos meses".

NEGOCIACIÓN

Tras los resultados, explica el texto, iniciaron las conversaciones con JxSí sobre la base de tres ejes: la ruptura democrática que incluye la hoja de ruta hacia la independencia; el plan de choque de emergencia social y proceso constituyente.

Uno de los motivos por los que publican el documento, que compara lo que la CUP ha puesto sobre la mesa frente a JxSí con su programa electoral es, precisamente, demostrar que han rebajado sus aspiraciones en pro del acuerdo presentando los mínimos imprescindibles, pero advierten: "Nunca firmaremos un cheque en blanco".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha