eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cabello responsabiliza de agresiones a opositores y dice que fue un montaje

- PUBLICIDAD -
Cabello responsabiliza de agresiones a opositores y dice que fue un montaje

Cabello responsabiliza de agresiones a opositores y dice que fue un montaje

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, Diosdado Cabello, responsabilizó hoy a los diputados de la oposición de las agresiones que los mismos legisladores contrarios al Gobierno sufrieron ayer en el Parlamento y afirmó que fue un "montaje".

"Eso es un montaje preparado por Julio Borges y por Ismael García", indicó Cabello en declaraciones al canal estatal VTV, después de que ayer varios diputados de la oposición fueran agredidos brutalmente en la AN.

"Lamentamos que al diputado Julio Borges le haya pasado eso, pero el hecho de que él tenga un golpe no significa que él no haya sido el agresor", agregó el presidente del Legislativo.

Borges fue golpeado repetidamente y tiene un ojo morado y el pómulo hinchado tras una agresión que se produjo, según dijo, cuando junto a otros parlamentarios trató de mostrar una pancarta que rezaba "Golpe al Parlamento".

El diputado opositor denunció que en la sesión había guardaespaldas armados.

"¿Quién ocasionó esto? Bueno, hay ánimos caldeados, pero los ánimos caldeados tienen que ver con el desconocimiento de las instituciones de parte de los señores de la oposición", indicó Cabello en alusión a la decisión de la oposición de no reconocer a Nicolás Maduro como ganador de las elecciones del 14 de abril.

Los diputados de la oposición sacaron ayer vuvuzelas y una pancarta para protestar contra la decisión de Cabello de no dejarles hablar en la sesión hasta que reconozcan a Maduro.

Cabello rechazó las acusaciones de los opositores de que mientras los golpes se repetían en el hemiciclo él se reía.

"Todos fueron con un guión: la culpa es de Diosdado, porque quieren poner la violencia de nuestro lado cuando la violencia está del lado de ellos", afirmó el presidente de la AN, que no hizo un solo llamado al orden y siguió dando turno de palabra a los diputados oficialistas mientras se producían los incidentes.

"Yo estaba preocupado de lo que estaba ocurriendo allí, pero ellos estaban deseando que yo bajara", afirmó, al agregar que lo que los opositores querían era que él bajara a pelear.

La de ayer fue la segunda sesión en que los diputados de la oposición son agredidos en quince días.

El 16 de abril, William Dávila fue agredido con un micrófono que le produjo una brecha en la cabeza por la que tuvo que recibir 16 puntos de sutura, mientras que Borges también fue atacado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha