eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CiU plantea hoy en el Congreso sacar del registro de partidos a los que defiendan postulados fascistas

El grupo parlamentario de CiU someterá a votación este martes en la Comisión de Interior del Congreso una iniciativa por la que persigue que se investigue a todas las formaciones inscritas en el registro de partidos políticos y se expulse del mismo a aquellas que "actúen, tengan actividad o inciten a actividades de carácter fascista o totalitario o expresen opiniones de esta índole en actos públicos".

- PUBLICIDAD -
CiU plantea hoy en el Congreso sacar del registro de partidos a los que defiendan postulados fascistas

Además, los nacionalistas catalanes intentarán que el Congreso inste también al Gobierno a endurecer los requisitos para la inscripción en este registro del Ministerio del Interior de manera que se evite la entrada en el mismo de nuevas formaciones de este tipo.

En su iniciativa, que recoge Europa Press, CiU alerta de que, después de acoger a adeptos a estas ideologías durante el franquismo, ahora España "se está convirtiendo en el refugio de la ideología fascista con partidos propios y permitiendo la importación de partidos fascistas como filiales en su territorio".

Cita, a modo de ejemplo, el caso de la filial española de la formación neonazi griega Amanecer Dorado, cuya matriz logró el 6,3% de los votos y 17 diputados en las elecciones que tuvieron lugar el pasado 25 de enero, pese a que toda su cúpula está encarcelada y va a ser juzgada por un delito de pertenencia a organización criminal.

Según los datos del registro de partidos de España aportados por CiU, el presidente de la filial española de Amanecer Dorado es Antonio Vicedo, quien en las elecciones de 2008 encabezó la candidatura por Alicante de Alianza Nacional, una formación que se autodeclara como heredera ideológica de los fascismos europeos.

EN OTROS PAÍSES SE LES PERSIGUE

Precisamente Alianza Nacional era uno de los partidos a los que pertenecían los individuos que atacaron la sede cultural de la Generalitat catalana en Madrid, la librería Blanquerna, durante la celebración del acto de celebración de la Diada de 2013. En ese ataque también participaron miembros de La Falange y La España en Marcha.

Para los nacionalistas catalanes, que formaciones que defienden postulados que en otros países europeos son considerados delito, sean legales en España provoca "vergüenza y repulsa", además de "una clara y plena vulneración de los derechos humanos" y "ataca a los principios fundamentales y objetivos de los sistemas democráticos y de derecho".

Así, subrayan que la única manera de subsanar esta situación es "la exclusión de esta ideología de los medios democráticos" y, por ello, proponen la exclusión automática del registro de partidos políticos de las formaciones que "actúen, tengan actividad o inciten a actividades de carácter fascista o totalitario o expresen opiniones en actos públicos de esta índole".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha