eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

DIRECTO Hacia el 21D

Cifuentes cree que el PSOE es igual a Podemos porque se plegará para gobernar

- PUBLICIDAD -
Cifuentes cree que el PSOE es igual a Podemos porque se plegará para gobernar

Cifuentes cree que el PSOE es igual a Podemos porque se plegará para gobernar

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha advertido hoy de que el PSOE "es igual a Podemos" porque "se va a plegar a todas las exigencias" del partido encabezado por Pablo Iglesias si con ello puede alcanzar el Gobierno, lo que a su juicio causaría una "terrible vuelta atrás".

Durante su intervención en EFE Fórum Elecciones, que cuenta con la colaboración de la Universidad Internacional de La Rioja (Unir) y Proeduca, la candidata popular ha equiparado a PSOE y Podemos, porque si estas fuerzas pactan tras las elecciones el Gobierno resultante "va a ser la suma de Partido Socialista con Podemos".

En su opinión, por mucho que los dirigentes de la formación de Pablo Iglesias declaren que han pasado en seis meses "de ser chavistas a ser socialdemócratas", un gobierno con presencia de Podemos sería "verdaderamente terrible" y una "vuelta atrás" en muchísimos logros conseguidos en empleo, sanidad y educación.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid ha avisado a los madrileños de que si Podemos gobierna subirá los impuestos "de una manera brutal", no permitirá elegir colegio y enviará a Madrid "a la cola de España en destrucción de empleo" como consecuencia de una política que consiste en "gastar el dinero público sin parar".

Sobre los pactos postelectorales, la cabeza de cartel del PP a la Comunidad de Madrid ha considerado una "equivocación" e incluso un posible "fraude a los electores" que Ciudadanos apoyase de forma constante al PSOE en los pactos postelectorales.

Ha argumentado que Ciudadanos es un partido nuevo que surge en torno a un liderazgo "muy fuerte" y se ha ido nutriendo "de unos partidos y de otros", lo que va a suponer una "directriz difícil" desde la dirección de Ciudadanos.

Aunque ha reconocido que el pacto en Andalucía es "natural" porque el líder andaluz de Ciudadanos es una persona que estuvo gobernando con el PSOE en una etapa anterior, ha destacado que le parecería una "equivocación" y un posible "fraude" a los electores que estos pactos se extendiesen por norma.

Sobre los acuerdos postelectorales, Cifuentes se ha mostrado "partidaria" de llegar a consensos y "acuerdos de mínimos" especialmente en materia sanitaria y educativa.

Pero ha confesado que defiende gobernar en solitario "sobre todo" por el "temor" a verse obligada a "renunciar" a principios importantísimos del programa como la bajada de impuestos o la libertad de elección sanitaria o educativa.

La cabeza de cartel del PP ha defendido su proyecto "meditado" y "cuantificado" para Madrid, que incorpora dos principios que a su juicio son "obligación": eliminar las trabas burocráticas y establecer una política fiscal que sirva para crear empleo.

Ha confesado que ni mira las encuestas porque no le aportan "nada", pero sí ha descartado que en los comicios autonómicos y municipales vaya a haber un "descalabro" del PP como, a su juicio, algunos quieren "augurar".

Según Cifuentes, el resultado de las próximas elecciones del 24 de mayo en Madrid es un "reto fundamental" para el PP en su conjunto que hace que el partido tenga el "foco" puesto en lo que suceda en esa región.

En su opinión, aunque es "más que probable" que al Gobierno le hayan "fallado" o "faltado" determinadas explicaciones sobre la salida de la crisis, los ciudadanos van a elegir a aquel partido o proyecto que "verdaderamente" ha conseguido "sacar" al país de esa situación.

Cifuentes ha asegurado que le da "absoluta vergüenza" haber compartido militancia con el presidente provincial y de la Diputación de Valencia Alfonso Rus, que a su juicio está tardando en presentar la baja del partido y renunciar a sus cargos.

También ha lamentado que "desgraciadamente" el PP de Madrid haya tenido casos que no son "manzanas podridas", sino "melones podridos", en referencia a su ex secretario general Francisco Granados, hoy en prisión por el caso Púnica.

Por ello, ha defendido el decálogo de medidas que deberán seguir los miembros de su Gobierno, si accede a él, así como los diputados regionales, para luchar contra la "clarísima desafección" de los ciudadanos y elevar el "nivel de autoexigencia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha