eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Comisión Electoral pide cambiar la pregunta del referéndum de Escocia

- PUBLICIDAD -
La Comisión Electoral pide cambiar la pregunta del referéndum de Escocia

La Comisión Electoral pide cambiar la pregunta del referéndum de Escocia

La Comisión Electoral escocesa desestimó hoy la formulación propuesta por el ministro principal escocés, Alex Salmond, de la pregunta para el esperado referéndum sobre la independencia de Escocia y propuso otra de apariencia más neutra.

El líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) quería preguntar a los escoceses en la consulta que se celebrará en 2014 si "¿está usted de acuerdo en que Escocia debería ser un país independiente?".

Tras analizar la cuestión, la Comisión Electoral ha decidido que esa pregunta no es del todo imparcial ya que "puede incitar a votar que sí", por lo que propone cambiar la formulación.

Según la Comisión, cuya opinión no es vinculante, tendría que ser: "¿Debería Escocia ser un país independiente?"

"Hemos contrastado rigurosamente la pregunta propuesta, hemos hablado con una gran variedad de personas en Escocia", aseguró hoy el comisionado electoral para la región, John McCormick.

Esas personas le dijeron que el "¿Está usted de acuerdo...?" podía invitar a los votantes a votar afirmativamente, lo que podría percibirse como falta de neutralidad, explicó.

Por otra parte, la Comisión halló que el electorado tiene "una idea clara" de que "un país independiente" significa separarse del Reino Unido, por lo que no es necesario especificar ese aspecto.

El Gobierno escocés, que lidera Salmond, ha remarcado anteriormente que "dará mucho peso" a la opinión de la Comisión Electoral, si bien ha recordado que no es vinculante, ya que la última palabra la tiene el Parlamento autónomo.

"Como, con todos los referendos bajo legislación británica, es el Gobierno quien propone la pregunta, la Comisión Electoral la que la pone a prueba y el Parlamento el que toma la decisión final", dijo ayer la viceministra principal escocesa, Nicola Sturgeon.

"El Gobierno escocés considerará la formulación de la pregunta y otros asuntos relacionados con el desarrollo del referéndum a la luz del asesoramiento de la Comisión y, por supuesto, el Parlamento escocés tendrá la última palabra en su escrutinio de la legislación relativa al referéndum", declaró.

Sturgeon señaló no obstante que "tendría que haber una muy buena razón para desviarse de las recomendaciones de la Comisión".

La Comisión Electoral también estableció hoy los límites de gasto para cada partido durante la campaña para el referéndum, que se basará en la proporción del voto conseguido en las pasadas elecciones, en las que el SNP ganó por mayoría.

Hace unos días, el Parlamento británico aprobó el mandato legislativo que le permitirá ceder al Parlamento de Edimburgo la potestad para organizar en 2014 el referéndum sobre la independencia de Escocia.

El primer ministro británico, David Cameron, y Alex Salmond firmaron en octubre de 2012 el Acuerdo de Edimburgo por el que se fijaba la consulta para otoño de 2014 y otorgaba al Gobierno escocés todos los poderes para organizarla.

La celebración del referéndum ha motivado que varios sectores políticos del Reino Unido hayan puesto en marcha campañas a favor y en contra de la independencia, la primera encabezada por los independentistas de Salmond y la segunda, por el exministro laborista Alistair Darling.

Con la proliferación de los diferentes argumentos, y en especial por las dudas sobre la posibilidad de pertenecer a la Unión Europea de una Escocia independiente, ha ido variando la intención de voto.

Así, la última encuesta difundida el pasado 24 de enero constató que el apoyo a la independencia descendió el año pasado al 23 %, la cifra más baja desde 2010, frente al 32 % que la respaldaba en 2011.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha