eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Comité del Senado pasa la primera prueba para la reforma migratoria en EE.UU.

- PUBLICIDAD -
Comité del Senado inicia el debate de la reforma migratoria entre fisuras ideológicas

Comité del Senado inicia el debate de la reforma migratoria entre fisuras ideológicas

El Comité Judicial del Senado de EEUU desestimó hoy una propuesta republicana que amenazaba el proyecto de reforma migratoria, al inicio del debate de unas 300 enmiendas para consensuar la iniciativa, uno de los pilares del segundo mandato del presidente Barack Obama.

El Comité, compuesto por diez demócratas y ocho republicanos, rechazó (12-6) una enmienda del republicano por Iowa, Charles Grassley, que suponía retrasar la legalización de los indocumentados hasta que se certificara el control absoluto de la frontera sur (con México) por un período de al menos seis meses.

Ese voto fue la primera gran prueba de cohesión del "Grupo de los ocho" -cuatro demócratas y cuatro republicanos- que elaboró a puerta cerrada la iniciativa de reforma desde enero pasado y la presentó formalmente el pasado 17 de abril.

Desde que comenzó la primera de varias sesiones este mes para debatir y, en su caso, enmendar la iniciativa, tanto demócratas como republicanos reflejaron sus diferencias ideológicas en torno a quiénes y cuántos indocumentados podrían legalizarse.

El debate de hoy se ha centrado en el capítulo sobre el reforzamiento de la vigilancia fronteriza, que los republicanos han puesto como condición para la legalización de los indocumentados.

Grassley afirmó que la propuesta "se queda corta" y advirtió de que el Congreso debe evitar "los errores" de la amnistía de 1986, mientras que el demócrata Charles Schumer insistió en que se trata de una iniciativa "justa" que mejorará "drásticamente" la economía estadounidense.

Además Grassley, el republicano de mayor rango en el Comité y autor de otras 76 enmiendas, tampoco quiere que los indocumentados en proceso de deportación puedan solicitar la residencia permanente.

Antes del mediodía, el Comité aprobó a viva voz una veintena de enmiendas, entre éstas seis de la oposición, una de las cuales exige una rendición de cuentas de la estrategia para la seguridad fronteriza.

El Comité aprobó una enmienda de su presidente, Patrick Leahy, que prohíbe el cobro de tasas para quienes cruzan legalmente la frontera hacia EEUU por tierra o en vehículo, y otra de la senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, que exige establecer "condiciones humanas" para los niños indocumentados bajo custodia federal.

El proyecto de ley incluye capítulos que incorporan una vía para la legalización y eventual ciudadanía de los once millones de indocumentados que se calcula viven en EEUU en un plazo de 13 años; el reforzamiento de la seguridad fronteriza; sanciones para empresas que contraten a indocumentados, y cambios en el sistema de visados.

Aunque no todas las 301 enmiendas serán sometidas a voto, los activistas pro-inmigrantes esperan que el Comité tome en cuenta solo las que mejoren la iniciativa.

"Veremos otro esfuerzo de algunos conservadores por descarrilar la reforma, como lo hicieron en 2006 y 2007", dijo a Efe Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza para los Derechos Humanos.

"El tema de la seguridad fronteriza lo han usado siempre como gancho político y lo irónico es que no se aprobó la reforma pero (los conservadores) consiguieron que se aumentara la vigilancia en la frontera, con más muros, más agentes y el despliegue de la Guardia Nacional", agregó.

A juicio de García, "algunos republicanos no tienen interés en mejorar la propuesta sino en descarrilarla. Hay dos cosas que pueden reventar esta reforma: enmiendas para militarizar la frontera y para hacer más largo, costoso y limitado el proceso de legalización de los indocumentados".

Hoy, un grupo de activistas se manifestaron primero frente al Senado y después frente a la Casa Blanca, para exigir una reforma que permita la reunificación de las familias y el cese de las deportaciones.

El Comité prevé seguir debatiendo las enmiendas el 14 y 16 de mayo, aunque podría añadir otras fechas. El objetivo de Leahy es tener lista la norma para su voto en el Comité antes de finales de mes.

María Peña

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha