eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenado a cadena perpetua líder islamista bangladesí por crímenes de guerra

- PUBLICIDAD -
Condenado a cadena perpetua un líder islamista bangladesí por crímenes de guerra

Condenado a cadena perpetua un líder islamista bangladesí por crímenes de guerra

Un tribunal especial bangladesí condenó hoy a cadena perpetua en ausencia a otro líder islamista, Abdul Jabbar, por cometer crímenes contra la humanidad durante la guerra que en 1971 independizó a Bangladesh de Pakistán.

Jabbar, de 82 años y exdiputado del Partido Jatiya, fue hallado culpable de genocidio, ordenar asesinatos y realizar conversiones en masa al islam mientras lideraba una fuerza de apoyo a las milicias pro-paquistaníes durante el conflicto, según el diario local Daily Star.

El tribunal lo condenó a cadena perpetua por cuatro de los cinco cargos de los que se le acusaba y le impuso además una pena de 20 años de cárcel por otro.

Jabbar "se merecía la pena de muerte, pero ha evitado la ejecución debido a su avanzada edad", afirmó durante la lectura del veredicto M. Enayetur Rahim, juez del Tribunal Internacional de Crímenes número 1 de Dacca.

El octagenario islamista, que se encuentra fugitivo desde 2009, ordenó el asesinato de al menos 36 personas, entre ellas "dos luchadores por la libertad", la conversión a la religión de Mahoma de 200 hindúes y el incendio de unas 500 casas.

Según el diario local Bdnews24, Jabbar mostró su ideario durante un acto público en 1971, en el que dijo que "no hay lugar para luchadores por la libertad o hindúes" en el entonces Pakistán del Este y que "las propiedades de los hindúes son botín de guerra".

Los juicios por crímenes de guerra son una promesa electoral de la primera ministra, Sheikh Hasina, de la Liga Awami, quien creó un tribunal en 2010 para juzgar a aquellos que colaboraron con Pakistán en el conflicto por la independencia.

Hasta ahora ha habido 17 fallos, cuatro en ausencia, de los cuales 13 fueron sentencias a muerte -una de ellas conmutada con cadena perpetua-, tres a cadena perpetua -una de ellas elevada posteriormente a pena capital por la Corte Suprema- y una a 90 años de prisión.

Los partidos islamistas y la oposición han denunciado que se trata de una estrategia política del Gobierno para eliminar a sus rivales.

Las condenas contra altos cargos por crímenes de guerra han desencadenado protestas islamistas que desde comienzos de 2013 han causado centenares de muertos a manos de las fuerzas de seguridad.

En la guerra que independizó a Bangladesh de Pakistán murieron tres millones de personas y cientos de miles de mujeres fueron violadas, según datos no oficiales, puestos en duda por algunas investigaciones, que sitúan el número de fallecidos entre 300.000 y 500.000.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha