Focos

"La campaña del PP del 'Tamayazo' la pagó en parte Fundescam y no el PP de Madrid"

El máximo imputado de la Gürtel, Francisco Correa, afirma que la fundación del PP en Madrid financió la campaña electoral de 2003 que llevó a Esperanza Aguirre a la presidencia madrileña tras el 'Tamayazo'

Correa da cuenta de su relación con municipios como Boadilla del Monte, Pozuelo de Alarcón, Arganda del Rey y Majadahonda

La confesión recuerda "las comisiones que le pagaba Easy Concept a Alberto López Viejo (exconsejero de Deportes y viceconsejero de Presidencia de Esperanza Aguirre) por los actos diarios que se hacían para la Comunidad de Madrid"

- PUBLICIDAD -
ELECCIONES AUTONOMICAS. VICTORIA DEL PP:MADRID. 26-10-2003.- La candidata del Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, es abrazada por el secretario general del PP, Mariano Rajoy, mientras el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, saluda a los seguidores del partido que se reunieron esta noche en la calle Génova para celebrar el triunfo de Aguirre en las elecciones autonómicas celebradas hoy en la región. EFE/GUSTAVO CUEVAS

Esperanza Aguirre es abrazada por Mariano Rajoy mientras Rodrigo Rato saluda a los seguidores del PP en la calle Génova en la celebración del triunfo de Aguirre en las autonómicas, repetidas por el 'Tamayazo', en octubre de 2003. / Efe / Gustavo Cuevas

"La segunda campaña del PP, la del Tamayazo, la pagó en parte Fundescam, y no el PP de Madrid". Así de tajante se muestra el máximo imputado de la trama Gürtel, Francisco Correa, en su confesión reproducida por eldiario.es.

La Gürtel organizó todos los actos de campaña de la lideresa en 2003, el año del Tamayazo, y su interlocutor directo era Beltrán Gutiérrez Moliner, gerente del PP de Madrid en aquella época, tal y como publicaron en exclusiva Ignacio Escolar y Alicia Gutiérrez en noviembre de 2010.

Beltrán Gutiérrez pagó la campaña y se ocupó de cobrar. Su firma aparece en todos los recibos de Fundescam, esa opaca fundación del PP de Madrid que recaudó cerca de un millón de euros  entre empresarios amigos de Aguirre, como Arturo Fernández o Gerardo Díaz Ferrán. Gutiérrez era también el apoderado de la fundación: quien recogía el dinero y entregaba a cambio el recibí.

Esos fondos de Fundescam –que también se llevó sus buenas subvenciones de Caja Madrid– después se gastaron en pagar actos electorales del PP, una práctica completamente prohibida por la ley y que quedó impune porque el delito ya había prescrito cuando la justicia investigó. Fundescam no podía pagar actos de campaña y menos aún el PP podía recibir donativos de empresarios que contrataban con la Administración. Estos filántropos donaron cerca de un millón de euros; pero después se llevaron más de 300 millones de euros en adjudicaciones de la Comunidad de Madrid.

"No hay mucho sustancial que aportar" sobre la Comunidad de Madrid, sostiene Correa: "Se trata de las comisiones que le pagaba Easy Concept a Alberto López Viejo [exconsejero de Deportes y viceconsejero de Presidencia de Esperanza Aguirre] por los actos diarios que se hacían para la Comunidad de Madrid". López Viejo cobró de Gürtel 488.00 euros en comisiones, según Hacienda. "También algunos actos que nos dio Carlos Clemente [exviceconsejero de Inmigración y Cooperación], a quien se le pagó únicamente un evento familiar (la comunión o cumpleaños de su hijo)".

Boadilla del Monte

"Lo que puedo aportar sustancial de este capítulo es que en una o dos ocasiones realicé labor de intermediación entre [la inmobiliaria] Teconsa (José Luis Martínez Núñez) y el alcalde [Arturo González Panero] y [Tomás] Martín Morales [ex cargo del Ayuntamiento] para que adjudicasen a Teconsa la construcción de obras públicas".

"También hice labores de intermediación en agilizar el PAU municipal con Jesús Calvo [empresario relacionado con Gürtel], Pedro Pérez [expresidente de Via Digital], Ramón Blanco Balín [empresario] y Enrique Arnaiz porque estaba bloqueado por la Comunidad de Madrid", relata Correa. "A cambio, en el plan se nos adjudicaron unas parcelas a través de una sociedad que creó Ramón Blanco Balín, que se iban a desarrollar entre todos los participantes junto con Arturo González Panero".

"Todo lo demás que se dice en la instrucción sobre el apartado Boadilla es cierto", reconoce Correa.

Pozuelo de Alarcón

"En contra de lo que se pueda creer", sostiene Correa, "no tuve ninguna adjudicación en Pozuelo, dado que tuve una gran bronca con Jesús Sepúlveda [exalcalde la localidad y exmarido de Ana Mato] que me llevó a romper mi relación con él, como consecuencia de que le compré un Range Rover (15 millones de pesetas, 90.000 euros) y no me lo pagó, y además no quiso dar ninguna operación para poder recuperar el dinero que me costó el vehículo. En Pozuelo no intervine", insiste Correa, "me quieran creer o no. Ahora bien, si quieren que lo asuma, pues lo asumo".

Arganda del Rey

"Es una operación de intermediación", relata Correa, "en la que entro porque Pedro Pérez, que es amigo de Fernando Martín [expresidente de Martinsa, inmobiliaria ahora en proceso de liquidación, y del Real Madrid], y conocía mi amistad con Ginés López, alcalde de Arganda, entiende que puedo favorecer que se adjudique a Martinsa el proyecto de desarrollo urbanístico, como así fue".

Majadahonda

"Quiero contar que el origen de toda esta causa", señala Correa, "está en Majadahonda, porque Ricardo Romero de Tejada [exsecretario general del PP de Madrid entre 1996 y 2004], anterior alcalde [entre 1989 y 2001], junto con Narciso de Foxá [alcalde desde 2005], querían ceder a Pammasa, empresa municipal de la vivienda, de la que era gerente Narciso de Foxá, dos parcelas, las dos mejores de Majadahonda, propiedad del Ayuntamiento, por la suma de 750 millones de pesetas [4,5 millones de euros]".

Y prosigue: "Obviamente Guillero Ortega [alcalde de Majadahonda entre 2001 y 2005] se niega y se enfrenta a su amigo Romero de Tejada, a Narciso de Foxá y al arquitecto municipal (no me acuerdo de su nombre), porque era una aberración ya que esas parcelas saliendo a concurso tenían un valor de 16.000 millones de pesetas [96 millones de euros]".

¿Por qué querían ceder esas parcelas a Pammasa? "Era un montaje, porque luego promovería vivienda pública a cambio de comisiones de los constructores adjudicatarios. No se llegó a realizar porque lo paró Guillermo Ortega. La mecánica habitual era ceder parcelas a Pammasa, porque se sacaban de la órbita municipal. A través de Pammasa se defraudaron miles de millones".

"Después", explica Correa, "Guillermo sacó el concurso público y, de acuerdo con Pepe Peñas (concejal de Urbanismo) se lo querían adjudicar a Martinsa. Yo intermedié en esto, pero no salió porque al parecer lo paró Francisco Granados [hoy en prisión por su implicación en la Púnica]. Como resultado de lo anterior resultan expulsados del PP Juan José Moreno [exedil de Majadahonda] y Pepe Peñas, y dimite Guillermo Ortega obligado. La consecuencia es que entra como alcalde Narciso de Foxá y después del escándalo ya no la pueden ceder a Pammasa y lo sacan a concurso, pero ya no para adjudicarlo a Martinsa, y se adjudica a Vallehermoso por 20.000 millones [120 millones de euros]".

"Juan José Moreno y Pepe Peñas resultan expulsados, por lo que empiezo a pagarles 3.500 euros a cada uno todos los meses, incluyendo dos extras de julio y Navidad, y rompo mi amistad con Guillermo Ortega por haber dimitido", detalla Correa. "Estuve pagando tres años a Pepe Peñas, le monté una oficina en Majadahonda (Corporación Majadahonda, ordenadores, secretaria, etc.) y mi compromiso con él era hasta las municipales siguientes, pero sólo obtuvieron 82 votos [ en realidad fueron 183, un 0,58%]. Les cerré el grifo y entonces Pepe Peñas empezó a preparar su venganza contra mí, grabándome en mi casa. Comiendo y cenando en casa, mientras mi hija en mis rodillas le llamaba "tío" porque era tal la relación que teníamos".

"Empezó a pedirme más dinero (10 millones de pesetas [60.000 euros] a través de Pablo Crespo) a lo que me negué porque era un chantaje", asegura Correa: "Pepe Peñas le dijo a Isabel Jordán [una de las empleadas de Correa] y a Juan José Moreno que o vivía el resto de su vida a mi costa o me hundía".

"Al margen de esto", prosigue Correa, "con Guillermo Ortega me adjudicaron algunos pequeños trabajos legales (un vídeo y una pequeña exposición)".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha