eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Da igual lo que publiquen los periodistas, a los políticos no les quita el sueño"

"¿El bueno, el feo y el malo? El bueno es cada funcionario. El feo es el ciudadano; el malo es el que mueve las reformas y, encima, no da la cara para recibir las hostias, llámese Soraya Sáenz de Santamaría o Mariano Rajoy"

Eva Belmonte, autora de El BOE nuestro de cada día, responde a todos los lectores que dejaron sus preguntas en el Pregúntame, encuentro digital que organizan eldiario.es y Menéame

- PUBLICIDAD -
Eva Belmonte, autora de "El BOE nuestro de cada día" en la redacción de eldiario.es \ Foto: Alejandro Navarro

Eva Belmonte, autora de "El BOE nuestro de cada día" en la redacción de eldiario.es \ Foto: Alejandro Navarro

profesor_falken: Hola Eva, bienvenida.

Imagino por tu descripción que te ha tocado leer de principio a fin muchos BOE así que pregunto ¿Qué ha sido lo más raro o divertido que has encontrado entre sus páginas?

Eva Belmonte: Hola! Muchas gracias! La verdad es que, cuando empecé a leerlo a diario en 2012, me sorprendió mucho que se publicaran algo así como avisos de ausencia. Me explico: un señor está desaparecido mucho tiempo y se publica en el BOE para que, si nadie dice nada (vamos, si el señor no aparece) se le de oficialmente por desaparecido. A partir de ahí, la familia puede declararlo como situación legal. ES algo así como: "te fuiste a comprar tabaco, pero andas por ahí". También me sorprendió mucho que, cuando se encuentran cosas en alta mar, se avise por si alguien las quiere reclamar: barquitos, materiales de obra...

(En respuesta a la primera pregunta) Divorciado: Ya te lo digo yo, meter la gilipollez de Dios en el mismo. 

Eva Belmonte:  En realidad, no. Sé que es muy chocante y que llama mucho la atención ver eso en el BOE, pero la verdad es que a veces confundimos el medio con el mensaje. La descripción de la asignatura de religión, que era casi exactamente igual en años anteriores y por tanto se publicó en BOEs anteriores, la define la Iglesia. Y la Iglesia marca el currículo educativo. ESA es la clave. El BOE solo publica lo que recibe. 

difusion: ¿Cuál es tu opinión sobre lo siguiente? boe.es/robots.txt

También:

España, el país de las 100.000 leyes

¿Hay derecho?, se han despachado a gusto en un libro de muy reciente aparición en donde ponen en tela de juicio el actual ordenamiento jurídico español al que acusan de estar gordo como consecuencia de que en la actualidad existen en nuestro país más de cien mil normas vigentes, lo que "completa un tapiz jurídico grueso, extensísimo, racionalmente inabarcable... y por ello imperfecto y potencialmente peligroso para la economía, la sociedad y el indefenso ciudadano".

www.meneame.net/story/espana-pais-100-000-leyes

Simplificar la legislación española

Los sucesivos gobiernos centrales, autonómicos y municipales han creado de la nada cientos de miles de páginas de leyes, reglamentos, normas y regulaciones que todos tenemos que cumplir. Según tengo entendido, en España los diarios oficiales de las CCAA publican más de 800.000 páginas al año; el BOE, más de 250.000. Han leído bien: un millón de páginas. Al año. Este principio tenía más sentido y era más justo cuando el número de normas era más reducido y cuando además dichas normas no reñían con el sentido común.

www.meneame.net/story/simplificar-legislacion-espanola

Es el macabro y kafkiano estado cleptócrata y totalitario del PPSOE que con su legislación ambigua y abotargada tiene tutelada a la sociedad en todos los aspectos de su vida, en donde no hay libertad económica ni personal, en donde la corrupción y las redes clientelares son el motor económico del país.

Eva Belmonte: ¡Muchas preguntas y muy interesantes! El tema del robots.txt del BOE es muy interesante. Lo trataré más a fondo en algún artículo seguramente. Pero es verdad que a mí, que trabajo directamente con el buscador y no vía Google, o desde Civio, que extraemos la información de forma automática, no nos afecta. Creo que la desindexación se usa de forma abusiva, muchas veces sin tener en cuenta otros criterios como el derecho a la información, pero además no es tan útil como parece.

Coincido en que en muchas ocasiones la legislación es demasiado compleja, sobre todo teniendo en cuenta que el ciudadano tiene que entenderla (porque su desconocimiento no exime de su cumplimiento), pero no sé si es tanto una cuestión de número, me da la sensación de que es algo mucho más complejo. Lo que sí sé y me preocupa es que en demasiadísimas ocasiones no se cumple la ley, o se esquiva, como pasa con la ley de conflictos de interés. O la de publicidad institucional, que prohíbe el autobombo. Y luego tenemos leyes del siglo XIX dando vueltas como la del indulto...

Don_Gato: El año pasado le hicieron un homenaje a Una Noche en la Opera de los Hermanos Marx con lo de la parte contratante de la contraparte...

Extracto del BOE

Extracto del BOE

Eva Belmonte: De estas hay cada día. Es el lenguaje administrativo, que a veces se hace bola. Pero lo importante es lo que dice y, en ese caso, no había tema detrás, más allá de la gracia.

Sade: Hola Eva, gracias por pasar por aquí.

Quería preguntarte. ¿Alguna vez te han presionado desde Gobierno para retirar (o simplemente presionado) noticias publicadas? En caso afirmativo, ¿Puedes decir desde que Gobierno?

Eva Belmonte: No, nunca. Y me gustaría decir que me habría hecho casi ilusión, la verdad Porque, en parte, da la sensación de que da igual lo que publiquen los periodistas de este país, a los políticos no les quita el sueño. Ni dimiten, ni creen que afecte de forma esencial en el electorado. Y lo peor es que a veces tienen razón. Es una sensación bastante descorazonadora.

Sí hemos recibido algún intento -bastante burdo, la verdad- de alguna empresa o expolítico metido a empresario. Pero lo bueno de documentar tan al milímetro todo lo que haces es que cuando te llegan este tipo de presiones no te afecta lo más mínimo. Duermo la mar de bien.

nilien: Hola, gracias por ofrecerte a responder.

Cuando alguien no familiarizado con el tipo de lenguaje que puebla los BOEs y otros documentos de la administración tiene que bucear en ellos, lo habitual es que se pierda en sus vericuetos, y se le escape lo importante, o algo relevante. Desde tu experiencia acumulada, ¿hay algún truco o consejo que pueda hacer más sencilla o asequible la tarea de entender lo que realmente se dice en este tipo de documentos? ¿O se trata, más bien, de hacer callo y leer y leer hasta que se le va cogiendo el tranquillo?

Eva Belmonte: En mi caso al menos, solo cuenta el callo. Ni soy abogada, ni economista ni me he presentado nunca a unas oposiciones, aunque es cierto que si tuviera que volver a empezar nunca estudiaría solo periodismo. ¡Ojalá tuviera más formación! Lo que he ido aprendiendo ha sido, básicamente, a base de equivocarme, pedir ayuda y estudiar leyes hasta que se me quemaron las pestañas. Eso sí, hay un truco que es básico: nunca te quedes en la superficie de un texto administrativo, porque muchas veces no dice lo que parece.

radurdin: Siempre me ha llamado la atención que los medios se enteren de las adjudicaciones "raras" muy tarde. Sí estás un poco metido, ves anomalías por doquier. En muchas ocasiones simplemente leyendo el BOE esas cosas saltan a la vista. ¿Por qué no se hace en prensa de forma sistemática?¿O se hace y no se sabe interpretar?

Eva Belmonte: ¡Es que es muy complicado! Las anomalías no saltan a la vista tanto como puede parecer. Hay que escarbar en los pliegos, que a veces no están disponibles o no contienen toda la información necesaria para encontrar el pufo, entender la ley... Y, aún así, se te pueden escapar muchísimas cosas. Cada día, miro los pliegos de todos los contratos que salen en el BOE y me llaman la atención, y estoy segura de que se me escapan muchísimas cosas. A veces, por ejemplo, es muy difícil saber quién está detrás de determinada empresa que se lleva una adjudicación. No es nada fácil, te lo aseguro.

angelitoMagno: Hola Eva. Teniendo en cuenta que la labor de Civio es controlar lo que hacen las instituciones públicas, ¿como veríais que desde el gobierno os dieran una subvención para apoyar vuestra labor? ¿La aceptaríais o pensaríais que va contra los objetivos de Civio?

Eva Belmonte: Eso sería ciencia ficción La verdad es que no hemos tenido que enfrentarnos a esa situación y creo que dependería mucho del tipo de subvención. No aceptaría nunca una subvención que creyera que otras personas podrían aprovechar mejor o cuyos objetivos fueran absurdos (montar conferencias entre los mismos de siempre sin conseguir ningún cambio, por ejemplo, que es un clásico). Eso sí, si la subvención se ajustara a algo que creyera que podemos hacer bien y que fuera útil, creo que la aceptaría. Siempre que no afectara a nuestro trabajo, algo que ya te digo que NO va a pasar, no creo que habría problema.

angelitoMagno: ¿Qué opinas sobre el TTIP? Me interesa tu opinión desde el punto de vista de transparencia, como se está llevando la negociación y el desarrollo legislativo del tratado, más que sobre el fondo legal del mismo (que si también lo quieres contar, perfecto)

Eva Belmonte: La verdad es que no conozco mucho el fondo, pero he leído artículos estupendos que intentan aclarar su contenido. Sobre la forma, me parece una barbaridad absoluta negociar cualquier tipo de acuerdo a espaldas del escrutinio público. No solo porque gobiernan para nosotros, sino porque la ciudadanía tiene mucho que aportar. En este caso creo que la opacidad del proceso ha levantado sospechas entre todos. Y con razón. Más allá del contenido final, cuando alguien esconde algo detrás de la espalda, desconfío. Y me pongo de mala leche, para qué te voy a engañar


cathan: ¿Por qué crees que la profesión de periodista se ha ido desprestigiando en los últimos años casi al mismo ritmo que la de político?

Eva Belmonte: mmm... No sé si se ha desprestigiado, quizás sí, en parte, y muchas veces con razón. Durante muchos años el periodista era un ser que publicada en el templo de la información, ese sagrado periódico en papel, y al que había que creer a pies juntillas. Mucha gente lo hacía y mucha gente lo sigue haciendo, pero siempre fiel a una cabecera. Pero una de las cosas estupendas que ha traído la tecnología es que cualquier lector puede detectar un error o una mentira y destaparla. Es importantísimo. Eso hace que muchos crean que el periodismo es peor, pero yo en realidad creo que ahora se pilla a los malos Y los buenos son cada vez más exigentes consigo mismos, porque saben que están vigilados. Y esa es una de las mejores cosas que le puede pasar al periodismo. En el blog, algunos lectores expertos me han corregido errores de bulto cometidos por ignorancia sobre un tema específico. Y les doy gracias infinitas.

SergioS: Hola, bienvenida.  Dices: Con la tontería, me he acabado especializando en investigación, análisis y tratamiento de datos, así como en legislación, normativa y funcionamiento de las administraciones públicas.

¿Cómo ha sido ese proceso de especialización? ¿Has cursado estudios oficiales relacionados con la materia o ha sido una formación autodidacta?

Eva Belmonte: Hablando en plata, ha sido una especialización forzosa. No estudié nada, más allá de periodismo (ojalá lo hubiera hecho!), pero cuando me quedé en la calle decidí meterme de cabeza en el BOE porque quería seguir publicando y era un área que creí que podría controlar sin estar en una redacción. Fue una locura! Las primeras semanas pasaba doce horas al día enganchada al boletín, pero no tanto buscando temas como intentando entender cómo funcionaba todo. Y también he preguntado mucho a los que saben, claro.

Verbenero: Hola Eva:  supongo que eres una persona muy alegre, porque con los tostones que te tragas cada día para mí sería fácil caer en la depresión, el alcoholismo o el aero-modelaje. ¿Es difícil de aguantar tanto lenguaje administrativo? ¿Para cuando un BOE con fotos?

Eva Belmonte: ¡Gracias! A veces le pillo manía, a veces me enfado como una mula, a veces lo mandaría todo al garete... Y, cuando estoy agotada, me paso jueguillos chorras para vaciar el cerebro. Al final, soy menos alegre que hace unos años, pero cuando encuentro algo importante y veo que se expande y llega a mucha gente gracias a mi hallazgo, se me pasa todo lo feo. Es verdad que, si no estás concentrado, ese tipo de lenguaje es muy difícil de entender. Por eso es imposible leerlo de resaca Y ¡ojo! A veces sí hay fotos. Muy pocas, pero hay. Por ejemplo, cuando se publicó cómo serían los nuevos escudos del rey Felipe.

CartDestr: Hola, bienvenida.  ¿Quienes crees que son el bueno, el feo y el malo en el gobierno español?

La tortilla de patatas, ¿Con o sin cebolla?

Eva Belmonte: El bueno es cada funcionario que, pese a las trabas, intenta hacer su trabajo de cara al servicio público pase lo que le pase. El feo es el ciudadano, porque por mucho que se vendan palabras como transparencia y participación, el Gobierno nunca baila con él cuando suena la música. Y todos los gobiernos tienen su malo, elegido para recibir los palos. En este gobierno fue Gallardón, luego Wert. Y se plantea su rol como si ellos solos decidieran plantear una ley del aborto o reformas educatvas retrógradas. Como si fuera cosa de ellos, que lo hacen en casa de forma particular, nada que ver con el resto del Gobierno. El malo es el que mueve estas reformas y, encima, no da la cara para recibir las hostias, llámese Soraya Sáenz de Santamaría o Mariano Rajoy.

No concibo la tortilla sin. Nunca. Jamás. Antes muerta.

fperez: Hola Eva. ¿Estás de acuerdo con la idea de que sería mejor utilizar un lenguaje claro y accesible en lugar del enrevesado y poco inteligible que se usa actualmente en el BOE?

Eva Belmonte: El lenguaje administrativo tiene que ser riguroso, para no llevar a equívocos. Eso, a veces, lo hace enrevesado, es cierto. Creo que no es tanto cosa del BOE como de la forma de explicar las cosas. Por un lado, el Gobierno tiene que explicar qué normas aprueba y en qué nos afectan. Pero de verdad, no publicitando una parte y escondiendo otra. Por otro lado, creo que los preámbulos de normas y decretos podrían cumplir esa función clarificadora, pero por desgracia se usan cada vez más para dar autobombo al gobierno de turno.

ojetelimon: ¿Qué tal tu experiencia en el Mundo? ¿Sufriste alguna presión?

Eva Belmonte: Fue una experiencia de locos, hice de todo y aprendí muchísimo. Entré como becaria y fue una época divertidísima, con todo nuevo: primera portada, primera gran entrevista... Estaba loca de contenta, sobre todo al principio. Y tuve colegas estupendos. Con el tiempo acabé bastante desencantada, en parte por culpa de la idea romántica que tenía de una redacción. Había presiones, sí, alguna vez, pero no era lo habitual en mi caso. Y era muy peleona, discutía mucho, ya desde becaria. Igual por eso me echaron La verdad es que fue difícil, pero ahora creo que me hicieron un favorazo cuando me despidieron. Lo que sí mantengo es la misma idea romántica sobre el periodismo que tenía cuando empecé.

cathan: De tantos y tantos BOE's que hayas podido leer, ¿cual ha sido el artículo de BOE que más te ha dejado con la boca abierta de estupor?

Eva Belmonte: Con la boca abierta de mala leche, sobre todo ciertos indultos. Pero es verdad que lo que más me llama la atención es el sistemático cumplimiento de la ley. Antes de empezar con esto, pensaba que había leyes injustas, pero que la administración pública las cumplía. La realidad es bastante peor. Me pongo muy pesada con esto pero es que es un tema que me parece muy buen ejemplo. La ley de publicidad institucional no permite el autobombo. NO. Imagina cuántas campañas de publicidad institucional ilegales me encuentro cada mes en el BOE...

hiltion: Hola Eva, gracias por responder nuestras preguntas y compartir tu visión sobre lo publicado en el Boe.

-Te quería preguntar sobre la influencia que percibes de los grupos de presión(lobbies) de compañías de energía, bancos, o importantes bufetes de abogados a la hora de redactar o plantear proyectos de ley.

Como persona ajena al mundo del derecho, en alguna ocasión se escucha en medios de comunicación que algunas leyes estan elaboradas a medida de estos lobbies. Y que incluso se utilizan los documentos que estos elaboran como base en algún caso, y me parece inconcebible. ¿Esta creencia es totalmente errónea, o hay algo de cierto en ello? ¿Y en caso de ser posible, consideras normal este trabajo codo a codo con los grandes bufetes de abogados?

En caso afirmativo, como ciudadanos, ¿qué manera crees que es la más eficaz para contrarrestar esto, o al menos presionar a nuestros representantes elegidos, para tratar que las leyes que elaboran sean lo más justas posibles?

-Tengo otra pregunta, ¿de las leyes que has visto publicadas, cuál te ha parecido más escandalosa o injusta y de la que no se ha hablado suficiente?

Gracias

Eva Belmonte: El tema de los lobbies es la madre del cordero. Mucha gente habla de la transparencia como si fuera saber el sueldo del alcalde, y ya. Pero va mucho más allá. Y la opacidad en el proceso de aprobación de leyes y decretos es muchísimo más importante que eso. Si queremos medirlo en euros, pensemos por ejemplo en el dinero que supone una u otra reforma eléctrica. ¿No es más importante saber qué documentos se tienen en cuenta y con quién se reúne el ministro y el secretario de Estado para aprobarla? Creo que la influencia de los grupos de presión es importante. Y es lo normal. Mientras les dejen influir, influirán. Cuando yo me reúno con un alto cargo para intentar exigir más transparencia, lo hago para conseguir todo lo posible. El problema es que no hay reglas. Es la ley del más fuerte, el que tiene más contactos o la consultoría con más amigos y familiares de altos cargos. Porque es IMPOSIBLE vigilarlo a fondo. Es una locura. No conocemos agendas ni huella legislativa al detalle (qué pasos se recorren, con qué documentos, antes de llegar al redactado final) y eso impide dos cosas: primero, vigilar que no nos cuelen documentos redactados directamente, por ejemplo, por una eléctrica; segundo, tener datos para exigir que otros actores puedan participar en ese proceso y reunirse con los altos cargos. Tenemos que hacer lobby.

Es difícil hablar de la más escandalosa, me cuesta elegir. Son unas cuantas, la verdad. Pero creo que se habla poco de todas las normativas que se han ido aprobando durante esta legislatura que perjudican a quienes viven solos. Si no tienes familia, no cuentas tanto para este Gobierno. Recuerdo cuando Gallardón dijo que más gente podría acceder a la justicia gratuita. Y era verdad, pero solo para gente con familias. Esa reforma hizo que, para las personas que viven solas, sea más difícil el acceso. Me enfadé muchísimo porque, además, cuando se presentó la medida se ocultó este punto.

cantarranas: ¿Vives de tu trabajo en la Fundación Civio o es una actividad complementaria (o voluntaria)? ¿Qué opinas de las ONGs profesionalizadas VS voluntarias?

Eva Belmonte: Vivo! Trabajo de forma fija con contrato indefinido y muy cuidada.

zoezoe: Bienvenida:

> Eso sí, hablando sobre Western soy infinitamente más feliz que hablando del BOE

Pues hablemos de westerns...

Two mules for sister sara
The ballad of Cable Hogue
Jeremiah Johnson
Butch Cassidy and the Sundance kid.
Pat Garret & Billy the kid
Rio Bravo
Django

Eva Belmonte: ¡Todas maravillosas! Pat Garret es una obra maestra, aunque es verdad que todo lo que haga Peckinpah me vuelve loca. Rio Bravo es un clasico que no puedo dejar de leer y cantar "Cindy, Cindy" y Django me soprendió para bien. Para una freak del western como yo, es difícil aceptar una versión moderna. Pero salí feliz del cine Mi lista, aunque me dejo muchas que me flipan:

Pale Rider
Hasta que llegó su hora
Grupo Salvaje
La trilogía del dólar (haciendo trampillas porque son tres)
La Diligencia

Ays, ahora me acuerdo de Los Siete Magníficos y suspiro
Mil gracias a todos por las preguntas, ¡me lo he pasado pipa! Tengo que ir cerrando el chiringuito... Hasta pronto!

(ando en Twitter, por si alguien tiene ganas de más charleta class="mce"> @evabelmonte)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha