eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Duterte seguirá con su acercamiento a China pese a la elección de Trump en EEUU

- PUBLICIDAD -
Duterte seguirá con su acercamiento a China pese a la elección de Trump en EEUU

Duterte seguirá con su acercamiento a China pese a la elección de Trump en EEUU

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó hoy que continuará con su giro hacia China en política exterior pese a la elección como nuevo mandatario de EEUU de Donald Trump, con quien ha adoptado un tono conciliador.

"Voy a seguir con lo que he empezado. Mi colaboración con China y con el resto de ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) continuará", dijo Duterte en Davao, en el sur de Filipinas, al regresar de un viaje oficial de dos días a Malasia, según la emisora local CNN Philippines.

"Yo dirijo el estado de la nación y debe ser impulsado sólo por los intereses propios de la nación", añadió el mandatario filipino, que desde que fuera elegido en los comicios del pasado mes de mayo ha destacado la importancia de una política exterior independiente para su país frente a Estados Unidos.

Las declaraciones de Duterte se producen pese al tono conciliador hacia Washington que ha adoptado el presidente filipino con la elección de Trump, a quien felicitó pocas horas después de conocerse su victoria y con quien dijo tener ciertas similitudes.

"(Trump y yo) compartimos una misma pasión por servir", aseveró hoy el dirigente asiático.

Duterte aseguró que Filipinas cumplirá todos los acuerdos militares firmados con EEUU, entre los que destaca el Pacto Mejorado de Cooperación en Defensa (EDCA, sigla en inglés), el cual permite la presencia de tropas estadounidenses en bases filipinas.

Sin embargo, también expresó su disconformidad con los ejercicios militares que durante años han llevado a cabo de forma periódica las fuerzas armadas de ambos países, a los que está intentando poner fin.

"En todos los ejercicios militares, sólo es EEUU el que aprende mucho. Las tropas filipinas aprenden muy poco", afirmó Duterte, que señaló que espera poner fin a estas actividades antes del término de su mandato en 2022.

"No necesitamos a nadie que entrene a los soldados filipinos. Son guerreros capaces de participar en guerras convencionales", añadió.

Las tradicionales buenas relaciones de EEUU y Filipinas atraviesan un momento delicado bajo la presidencia de Duterte, que empezó su mandato el 30 de junio pasado para un periodo de seis años.

La causa del cambio radica en las críticas hacia la campaña nacional contra las drogas de Duterte, que ha causado 4.726 muertos, 1.725 en operaciones policiales y el resto a manos de grupos civiles autodenominados "vigilantes".

Duterte, conocido por sus salidas de tono y el uso constante de palabras malsonantes, no ha acogido bien las críticas y, entre otras respuestas, ha calificado de "hipócrita" al Gobierno del presidente Barack Obama y ha amenazado con sacar a Filipinas de la ONU.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha